domingo, 30 de agosto de 2009

Caso Madeleine McCann - Una vez más el lado oscuro del caso McCann

SOS Madeleine


Un nuevo artículo aparecido en una revista británica (ES Magazine) acerca de diferentes detectives y esbirros contratados por los McCann tras la desaparición de Madeleine ha provocado de inmediato un verdadero revuelo por parte del "clan" McCann.

Después de dos años, en los que casi todos los medios de comunicación británicos han tenido que hacerse el avestruz a propósito de la verdadera cara de la campaña de Kate y Gerry McCann - algunos por voluntad propia, otros a la fuerza – habría podido creerse que acababa de aparecer un rayo de esperanza permitiendo así que el público británico pudiese conocer por fin la importancia del caso de Madeleine McCann. Pero no ha sido así, y si las páginas 19 a 24 de la revista ES, fueron censuradas, su autor no ha dejado de ser objeto de presiones y de intimidación.

Desafortunadamente, no es el primero y está muy lejos de ser el último.

Es el caso en el caso, que nos recuerda una vez más el uso de los medios del Estado británico para controlar a los medios de comunicación o bien los contactos establecidos con los directores y editores de los principales medios por parte de los abogados de la pareja inmediatamente después de su huida desde el aeropuerto de Faro, en septiembre de 2007.

A pesar de todas las maniobras - tanto las de los McCann con su portavoz y sus abogados, que las de sus detractores (algunos perturbados por su ceguera y su odio irracional) - la verdad sigue siendo la misma: sólo hay una víctima y su nombre es Maddie.


La entrada continúa con el artículo de Mark Hollingsworth
.