miércoles, 20 de octubre de 2010

Caso Madeleine McCann: Madeleine McCann la Verdad sobre la Verdad de la Mentira… por SPUDGUN


Martes, 19 Octubre 2010

Madeleine McCann la Verdad sobre la Verdad de la Mentira… por SPUDGUN

No tengo absolutamente ninguna idea de cuál será la importancia de que un Tribunal de Apelaciones portugués haya revocado la prohibición del libro de Amaral “La Verdad de la Mentira”, una prohibición que hizo efectiva una demanda presentada por los siempre litigiosos Kate y Gerry McCann.

Por otra parte, nunca he entendido cómo o por qué se concedió la medida cautelar para empezar. Después de todo, el libro de Amaral efectivamente no era más que un resumen de algunos puntos clave de la investigación llevada a cabo por las autoridades portuguesas, información que ya era, (y todavía es), de dominio público.

En mi propio país, (aquí en Reino Unido), de momento NO hay noticias sobre el levantamiento de la prohibición. Será interesante ver cuánto tiempo tardan los medios de comunicación BRITÁNICOS en informar sobre el asunto, y más interesante aun será ver qué periódico es el primero en calificarlo como una victoria escandalosa para el “desacreditado poli Maddie”.



Esa es la cuestión. Aparentemente, este pequeño procedimiento en un Tribunal portugués es bastante intrascendente en relación con el material que fue objeto de la prohibición en primero lugar. Ya que el libro estaba, y todavía está, disponible de forma gratuita en línea, en mucho idiomas.

Pero es una ENORME victoria, (no solo para Amaral que TAMBIÉN se enfrentaba a las consecuencias de perder su CASA ante otra demanda presentada por los McCann), sino para las autoridades portuguesas, la policía, su prensa, y sobre todo, su PUEBLO.

Puede que lo que le ocurrió a Madeleine McCann en mayo de 2007 siempre sea un misterio. Puede que cualquiera que fuera el crimen cometido nunca sea resuelto. Pero los crímenes que desde entonces se ha perpetrado contra PORTUGAL, el país con quien Reino Unido ha mantenido una de las alianzas más prolongada del mundo, no solo deben ser resueltos, sino expiados. No menos importante, los crímenes perpetrados contra ella por su propio gobierno, o por lo menos facciones del mismo.

Rumores de artimañas políticas e interferencias han circulado en Portugal más o menos desde el momento en que se denunció la desaparición de Madeleine. Decisiones clave, tanto para el caso en sí mismo como en la forma en que se llevó a cabo, pueden remontarse a una interferencia directa de Ministros del Gobierno británico, incluyendo al entonces Primer Ministro, (y su ex colega de Glasgow), Gordon Brown. Informes de espías, inteligencia británica, y la presencia e implicación de oficiales de alto rango especializados han sido registrados en la prensa portuguesa desde los primeros días de la investigación.

Incluso los jueces portugueses que se ocuparon de la investigación y procedimientos judiciales en las primeras etapas parecerían haber actuado totalmente fuera de lugar y aparentemente contra los estatutos legales, procedimientos y prácticas que los rigen, (especialmente cuando permitieron a Kate y Gerry huir de Portugal, 72 horas después de haber afirmado que nunca abandonarían Portugal sin su hija y solo 48 horas después de haber sido constituido arguidos).

Tal influencia e implicación BRITÁNICA NO podría haber tenido lugar sin la complicidad, (y DUPLICIDAD), de al menos algún Cargo portugueses de alto rango.

Cualquiera que fuese el acuerdo al que se llegó, espero que ese Cargo crea que valió la pena.

No sería la primera vez, por supuesto, que una Nación haya sido defraudada por su Gobierno. Sin embargo, tales ocasiones generalmente se benefician de una PRENSA sensata, valiente, precisa y perspicaz, que expone al resto del mundo la injusticia y engaño que está teniendo lugar. Si los portugueses tenían la esperanza de que su viejos aliados, los BRITÁNICOS, utilizarían su prensa para destacar su causa, entonces estaban a punto de decepcionarse.

He publicado en otro lugar un catálogo de revistas, periódicos, documentales de televisión, informativos, Ministros del Gobierno británico, celebridades clase “B”, columnistas de cotilleos y boletines que no solo han perpetrado y propagado la historia del SECUESTRO, sino que han ridiculizado, abusado y vivificado al pueblo portugués en el proceso.


“Up Tours, Señor” (Abreviatura de “mételo por el c***”), “Lentos inútiles” y “mantén tu estúpida boca comedora de sardinas cerrada”, fueron solo alguna de las líneas más dulces escritas por los mejores escribanos de Reino Unido.


“Cerdos” y “Mugrientos”, fue como un tabloide lumbrera describió a la policía portuguesa.

“Paletos” es como se refirió al pueblo portugués de la zona de donde desapareció Madeleine. Es de suponer que se refería a aquellos que cogieron tiempo libre en sus trabajos y vidas normales para buscar in situ, durante HORAS, con sus manos y de rodillas, buscando pistas del paradero de la niña.

Solo por si hay alguna duda sobre la integridad o calibre del pueblo portugués, Piers Merchant, ayudante del Diputado del Parlamento Europeo Roger Knapmann, clarificó la situación con respecto a la perspectiva británica sobre nuestro viejo aliado.

En noviembre de 2007, escribí una carta al ex dirigente y Ministro del Interior británico del Partido Conservador, Michael Howard. En la carta, explicaba que estaba preocupado porque se estaba causando un conflicto y un daño irreparable entre los dos países implicados, Reino Unido y Portugal, mucho del cual parece haber sido causado por la prensa y gobierno de este país. También pregunté sobre el uso del Director de la Unidad de Monitorización de los Medios británico, Clarence Mitchell, no solo como portavoz sino aparentemente como MENTOR de clases; dimitiendo de su trabajo gubernamental y aliándose con los McCann cuando fueron constituidos arguidos. Sugerí que esto era algo sin precedentes e inusual.

También expliqué mi preocupación porque Gordon Brown no solo había intervenido personalmente en caso persuadiendo a las autoridades portuguesas que permitieran a los McCann realizar un llamamiento público pidiendo información sobre el “secuestrador”, tal como fue “presenciado” por Jane Tanner, (a pesar de que los portugueses NO prestaron importancia o, más bien, credibilidad a este avistamiento”), sino porque algunas facciones de la prensa creíble portuguesa estaban sugiriendo que se estaba ejerciendo una presión gubernamental sobre el caso.

Ciertamente, consideré inapropiado e inusual que Gordon Brown hubiese mantenido comunicaciones personales y ofrecido apoyo a los McCann como lo hizo.

Clarence Mitchell en persona ya había confirmado que él, a través del Primer Ministro, había sido fundamental no solo coordinando la visita al Vaticano, sino también las visitas con otros dirigentes dignatarios mundiales. Mi carta concluía que consideraba esencial que el Primer Ministro aclarase su posición e implicación con respecto al caso McCann.

La respuesta que recibí fue una estándar, si no inesperada, indicándome que la carta sería remitida al Primer Ministro para obtener sus comentarios, que me serían comunicados si y cuando los realizara. (Nunca lo hizo).

Publiqué mi carta original en un Foro de Internet, invitando a la gente a o bien utilizarla como plantilla o modificarla para sus propios fines y enviarla a su propio Diputado al Parlamento local. Una mujer de Bristol hizo exactamente eso y la respuesta que suscitó creó titulares, tanto aquí como en Portugal.

Piers Merchant escribió una sorprendente y extensa respuesta que para empezar advertía a la autora que tuviera “cuidado” con lo que escribía, haciendo referencia a las leyes de difamación. Continuó afirmando, algo pomposamente, que: “Uno de los primeros deberes del gobierno británico es apoyar a sus ciudadanos en el extranjero. Es por lo tanto completamente correcto que el gobierno hiciera esto en el caso de Kate y Gerry McCann.”

Después asombrosamente afirmó,

“La policía y sistema judicial portugués es conocido por ser sospechoso. Elementos de la policía son corruptos y de hecho en este caso el detective implicado ha sido acusado de corrupción?”

Continúa:

“El sistema judicial portugués no presume la inocencia antes que la culpabilidad del modo en que lo hace el sistema británico y utiliza un proceso de interrogatorio en el cual la gente es denunciada como sospechoso sin ninguna prueba?”

Merchant explica el porqué de este impactante estado de las cosas es así:

“Es importante darse cuenta que Portugal no tiene una historia real de derechos civiles y libertades o democracia. Desde los años 20 hasta mediados de los 70 Portugal estuvo gobernada por una dictadura fascista, primero bajo Salazar y después Caetano (¿?). Se reprimió la oposición política y se utilizó el sistema policial y judicial para conseguirlo. No llegó a existir una democracia multi-partido estable hasta finales de los 70 y es todavía muy joven. Muchos de los policías fueron entrenados bajo el fascismo y las instituciones todavía sufren el impacto de este largo período de dictadura”.

La carta finaliza afirmando,

“En todo caso es totalmente adecuado que los ciudadanos británicos puedan ser protegidos contra sistemas extranjeros poco fiables. En cualquier caso creo que puede estar tranquila de que la policía y servicios secretos británicos tienen desde hace mucho tiempo un mejor control de los hechos de este caso que la policía portuguesa.”

Después Merchant intentó negar que hubiera escrito esto, protestando que su carta había sido “alterada”. Sin embargo, yo AUN tengo el archivo original, y puedo asegurar que es exactamente como fue creado. Además, declinó una invitación para someter su sistema de e-mail a un examen.

Unos tres años después de esta particular respuesta, aun estoy intrigado de cuánta de esa inexplicable retórica fue obra propia de Merchant y si realmente lo escribió por voluntad propia.


Piers Merchant murió en septiembre de 2009, llevándose la respuesta con él.

Así que hoy, martes 19 de octubre de 2010, ES una victoria para Portugal.

Es una victoria para la Policía Judiciaria, que se comportaron con profesionalidad y determinación, a pesar de las terribles y abusivas etiquetas y acusaciones de incompetencia, (completamente infundadas), que aun les acosan a día de hoy. ¿Su “crimen”? Afirmar que Madeleine McCann está muerta y que sus padres son al menos cómplices en su desaparición. Aparentemente por razones de espacio, los mismos periódicos han sido incapaces de repetir y reservar las mismas críticas a las facciones BRITÁNICAS que compartían la misma opinión:

a) La Policía de Leicestershire que, (según el expediente de la PJ), jugaron un papel decisivo en la propuesta que Maddie había muerto en el apartamento. Es evidente que no consideraron oportuno, tampoco, en arremeter contra ellos:

b) “los perros especialistas en recuperación de víctimas” de la policía de South Yourkshire “, Eddie y Keela, fundamentales en la resolución de DOCENAS de casos cooperando con 17 Fuerzas Policiales de todo Reino Unido, que señalaron olor a cadaverina y otros fluidos corporales, en el apartamento de los McCann y vehículo alquilado por ellos, así como en otros objetos personales que les pertenecían.

c) Así También, el Laboratorio Forense de Birmingham, (que se ha forjado una “reputación mundial por su efectividad en soluciones forenses”), que, según muchas fuentes, incluida SKY NEWS, informaron que el ADN extraído de una muestra tomada del coche de los McCann tenía una CORRESPONDIENTE DEL 100% con Madeleine McCann.

Por las razones que sean, estas tres facetas de la investigación, la Policía de Leicestershire, los perros especializados y los resultados del FSS de Birmingham contribuyeron significativamente a las conclusiones de las autoridades portuguesas con respecto al caso, aunque han evitado hasta ahora la atención despectiva.

PERO sobre todo, es una VICTORIA para el PUEBLO portugués. Aquellos que dieron su tiempo, energía, dinero, recursos y apoyo sincero, amor y buenos deseos a una “agradable” pareja británica en su búsqueda para encontrar a su hija desaparecida. Aquellos cuyas vidas fueron arruinadas, (y algunas aun lo están), y puestas patas arriba por un maremoto de vileza mediática, junto con un gobierno que lo abandonó y se quedó al margen mientras se desplegaba esta difamación a nivel NACIONAL.

Es por ELLOS, esta decisión judicial hará que estén un poco más cerca de restaurar su fe en la Democracia, espíritu y valores tradicionales de su tierra natal.

¿En cuanto a los McCann? ¿Quién sabe? Es posible que consigan revertir, otra vez el estado actual de las cosas. Sin duda se embarcarán en OTRA demanda judicial, contra Amaral y posiblemente contra alguien más, sin duda, varios periódicos, medios de comunicación o cualquier otro que repita las palabras de Libro.

Puede que algunos sugieran que NECESITAN hacerlo.

Por aquellos que han gastado MILLONES de libras en donaciones, promesas y respaldo personal convenciendo al mundo que Madeleine McCann fue secuestrada. Ya sea por una de los infames personajes tal como lo describió Jane Tanner, o por uno de los MUCHOS excéntricos, coloridos y ridículos sospechosos que habitan en varios rincones del globo tal como ha informado ampliamente la prensa británica, (cortesía de la fuerza policial privada de los McCann, Método 3 y Clarence Mitchell).

O por uno de los muchos pedófilos sin rostro, sin nombre y sin vergüenza que aparentemente caminan por las calles de cada pueblo portugués, (aparentemente cortesía de innumerables oficiales de Alto Rango “EX” Oficiales de Policía/Expertos, algunos de los cuales se han beneficiado económicamente bastante del Chollo McCann).

Y ese tipo de “BUSCANDO A MADDIE” no resulta barato.

Pero, como siempre ha sido en la desaparición de Madeleine McCann, hay más PREGUNTAS que respuestas. Y tal como he dicho en más de una ocasión, a menos que se hagan por primera vez esas preguntas, nunca podrán ser respondidas.

Y hoy, en una sala de tribunal en Lisboa, al menos han comenzado las preguntas de nuevo…

Que Dios bendiga a Madeleine Beth McCann, dondequiera que estés.

Publicado por Spudgun

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí