lunes, 28 de julio de 2008

28 de Julio de 2008

--

Traducción de Mila

2008 LUSA - la Agencia de Noticias de Portugal, SA


Madeleine: La actuación de la GNR durante la investigación fue "ejemplar" - Ministro del Interior


2008-07-28 20:43:59


Faro, 28 de julio (Lusa) - El Ministro de Asuntos Interiores, Rui Pereira, afirmo hoy en Faro, que la GNR actuó " ejemplarmente " durante la investigación de la desaparición de Madeleine McCann y "en estrecha colaboración" con la Policía Judicial.

Refutando las críticas según las cuales los militares del GNR habrían "contaminado" el lugar del crimen antes de la investigación de la Policía Judicial (PJ), un miembro del Gobierno garantizó que hubo coordinación entre esa fuerza y la policía a la que competía la investigación criminal.

En su libro "Maddie - La Verdad de la Mentira", el ex inspector de la PJ Gonçalo Amaral critica el comportamiento de la Guardia Nacional Republicana (GNR) durante la investigación en Praia da Luz, donde la niña inglesa desapareció en mayo del 2007, acusando a los militares de perturbar el trabajo de los investigadores.

El ex coordinador de la investigación de la desaparición de Madeleine McCann en el Algarve sostiene que la niña inglesa murió en el apartamento donde pasaba las vacaciones con sus padres, que dice son sospechosos de ocultar el cadáver después de un "trágico accidente".

La conclusión esta en el libro "Maddie - La Verdad de la Mentira", escrito por el antiguo inspector de la PJ Gonçalo Amaral, que fue lanzado el 24 de este mes en Lisboa.

A lo largo de cerca de 200 páginas, el investigador que dirigió el departamento de Portimão de la PJ , que abarca Vila da Luz, Lagos, donde desapareció hace un año y dos meses, la niña, de casi cuatro años en ese momento, presenta su versión sobre el caso, recientemente archivado por el Ministerio Publico.

Alejado del proceso mientras aun duraba la investigación, que sería no concluyente y dictada para archivo, Gonçalo Amaral, 48 años, sostiene todavía que hubo una simulación de rapto de la niña y cree que hay indicios de negligencia en la custodia y seguridad de los niños por parte de los padres, Kate y Gerald McCann, que dejaron solos en el apartamento a Madeleine y los dos hermanos gemelos en ese momento de unos dos años.

Madeleine McCann desapareció el 03 de Mayo del 2007 cuando dormía en una habitación de un complejo hotelero en Praia da Luz, Algarve, mientras los padres cenaban con los amigos en un restaurante próximo.

JMP/AMN. JMP / AMN.

Lusa/Fim Lusa / Fin


Traducción de Mercedes



El “secreto de sumario” y las “mentiras de la prensa
¿Quién mintió en el “caso Maddie”? La respuesta está en lo que cuenta el ex inspector Gonçalo Amaral. Todas las tesis fantasiosas y jamás probadas que cierta prensa dijo estaban en su libro. Y continúan sin ninguna prueba que las sustente.
Gonçalo Amaral debe de ser un hombre vanidoso. Fue el responsable de una investigación calamitosa el “caso Maddie”, pero, según el balance que él mismo hace, todos tuvieron la culpa excepto él.
Según Gonçalo, la culpa es por el hecho de que el apartamento de los McCann no hubiera sido sellado, de la policía británica que no dio toda su colaboración, de los periodistas que andaban estorbando, del Gobierno de Su Majestad que presionó, del Gobierno portugués que se dejó presionar, de los procuradores, de los dirigentes de la PJ, de la conspiración de los poderosos y –si le dejan seguir desbarrando- ha de sobrar para la CIA, la Masonería, el Opus Dei, la Trilateral, el Bilderberg, y el Papa, sospechosos habituales de las teorías conspirativas que circulan por Internet.
El mismo inspector no deber ser tímido (para no hablar de tener vergüenza), porque después de las sospechas que caen sobre él por el modo en que condujo el “caso Joana” (otra niña desaparecida, cuya madre, condenada por su muerte, acusa a la PJ de haberla torturado) y al desastre del “caso Maddie” se enviste de héroe nacional y detentador de la verdad, contra todo y contra todos, y mantiene una teoría absurda que resiste a un análisis mínimamente estructurado.
Amaral tampoco deber haber pensado que no le quedaba bien hablar y escribir pormenorizadamente sobre un proceso que –a pesar de violado abundantemente- aun está bajo secreto de sumario. O que no le queda bien ser juez en causa propia.
Pero lo más interesante del libro del ex inspector es que hemos sabido donde nacen las célebres “mentiras” de la comunicación social, de las que todos hablan. Finalmente, se verifica que las tesis más descabelladas salieron de ese cerebro iluminado. Y que ciertos periódicos, a falta de nada mejor, se las publicaron sin oposición, sin investigación, sin lógica y sin pruebas.
Pero Gonçalo continúa afirmando que su “convicción” es que Maddie murió en el apartamento. Debe haber heredado de la justicia medieval esta idea de que la “convicción” sin prueba: o de Alicia, de Carrol, la idea de que primero se corta la cabeza y después de hace el juicio; o de “El Extranjero”, de Camus, la fijación sobre la importancia de la “hipocresía” del criminal o del hecho de si se llora o no delante del muerto.
El Estado de Derecho se basa en la prueba, para las dudas. La idea de que la inocencia prevalece sobre la culpa –cuando no hay pruebas en contra- separa a la civilización de la barbarie.
Infelizmente, tenemos restos de barbarie entre nosotros. Hasta hace bien poco lideraba la PJ de Portimao. Espero que fuera el último.



--

Policía irrita a Kate por no ofrecer café
Diario de Kate – A la madre de Madeleine no le gustó ser interrogada
Los informes del primer día sin Maddie hablan del malestar demostrado cuando se encontraron ante los investigadores que estaban buscando a su hija
A Kate McCann no le gustó la Policía Judicial. El primer día sin Maddie, solo unas pocas horas después de haber visto a su hija por última vez, en el apartamento que ocupaban en PDL, la madre de la niña no escondió su malestar ante los investigadores.
En el diario, que fue requisado meses después por la misma PJ, Kate se quejaba sobre el trabamiento que le habían dado durante su primer interrogatorio: “Nadie nos ofreció comida ni bebida. Los policías estaban vestidos informalmente y fumaban. No demostraron ninguna empatía (…). El oficial de policía que no condujo hasta la PJ me hacía preguntas y después las transcribía. Despacio”, dice Kate, a quien tampoco le gusto el hecho de que tuviera que volver a la comisaría poco después.
“Recibimos una llamada de la PJ diciendo que teníamos que volver. Nos dimos la vuela y regresamos a 200 por hora. Asustados una vez más”, Kate continua diciendo, que no tenían críticas sobre el resto de la fuerzas policiales. “”La GNR apareció sin estar muy seguros de cuál era su papel –parecía que no estaban haciendo nada”, subrayó.
Igualmente a Kate no le gustó hablar con Yvone, la empleada de los servicios sociales británicos que trabajaba para el departamento de protección de menores y quien más tarde dijo a la policía de Leicester que habían encontrado la conducta de los padres y de uno de los amigos muy extraño. “Yvone también. Un poco aburrida, preocupada, porque no sabía quién era”, informó Kate.
En los mismos textos, y todavía recordando el 4 de mayo (el diario se comenzó a escribir más tarde, supuestamente por prescripción médica), Kate McCann reconoce que el Embajador británico le ofreció ayuda. Y que también había técnicos del consulado en el lugar, la madre de Madeleine recuerda una conversación con Roberto Murat, durante la cual él le habló sobre su propia hija y las similitudes con Maddie.

Una mujer británica quería ayudar a la pareja
Yvone estaba de vacaciones en el Algarve cuando se enteró que Maddie había desaparecido. La técnico, que es experta en casos de niños en peligro, se apresuró a ofrecer su ayuda, pero más adelante aseguró a la policía que ella no había sido bien recibida. Yvone también dijo que David Payne, uno de los amigos, había aconsejado a los McCann que no hablasen con ella. Ella encontró el comportamiento de los padres muy extraño.
Kate admite la muerte de su hija
A pesar de haberlo admitido públicamente solo en agosto, Kate asumió la posibilidad de que su hija pudiera estar muerta desde el día de la desaparición. “¿Está muerta? Se preguntó a si misma en su diario, la entrada está fecha el 4 de mayo, después de haber sido interrogada por la PJ en Portimao. La hipótesis de que la desaparición de su hija pudiera estar relacionada con la pedofilia también le atormentaba: “Pensar en los pedófilos hace que quiera arrancar la piel”.
Fuerzas policiales en el Algarve
Durante los primeros días después de la desaparición de Madeleine McCann, la PJ solo admitió públicamente la teoría del secuestro de la niña, movilizando una extraordinaria cantidad de medios en el Algarve. La comisaría de Faro, que está dirigida por Guilhermino Encarnaçao, trabajaba junto con las brigadas de Lisboa y elementos de la Comisaría Central de Banditism Combat (DCCB), incluyendo su director, Luis Neves.
Con la investigación centrada en la teoría del secuestro y con una extraordinaria cantidad de medios movilizados, se enviaron avisos a las fronteras, aeropuertos, y a las autoridades españolas.
La PJ incluso apeló a la cooperación ciudadana para encontrar a Maddie, y un día más tarde, Guilhermino Encarnaçao aseguró que él ya tenía un retrato del secuestrador de la niña, que no podía ser publicado.
PDL y sus alrededores fueron patrulladas por los hombres de la GNR, se establecieron controles de vehículos en las carreteras en la salida del Algarve y se investigó la recogida de basura.
A total of approximately one hundred men from the Polícia Judiciária were moved into the Algarve as early as in the first few hours after the disappearance of Madeleine McCann, which happened on the evening of the 3rd of May.
Un total de aproximadamente 100 hombres de la PJ fueron movilizados en el Algarve durante las primeras horas después de la desaparición de Madeleine McCann, que ocurrió durante la noche del 3 de mayo.
Mañana: La relación de los McCann con los sospechosos
source: Correio da Manhã, 28.07.2008 – paper edition