miércoles, 19 de noviembre de 2008

Caso Leonor Cipriano - Médico afirma que las fotos no corresponden a las lesiones

---


SOS Madeleine

Caso Leonor Cipriano: el sonido no va con la imagen

Según el médico del Centro de Salud de Odemira, donde Leonor Cipriano fue observada unas horas después de las presuntas agresiones de los inspectores de la Policía Judicial (PJ), las trazas que constato en el momento de la consulta no coinciden con los moretones que pueden observarse en las fotos presentadas al tribunal de Faro.

La reanudación del juicio de los cinco inspectores de la PJ, acusados de actos de tortura contra Leonor Cipriano, condenada a 16 años de prisión por la muerte de su hija Joana, estuvo así marcada por un nuevo testimonio que pone en tela de juicio la autenticidad de las fotos.

"Lo que vi fue una solo golpe, muy fuerte, en el lado derecho", indico el médico que subraya que sería imposible que los moretones del lado izquierdo de la cara hubieran sido hechos antes de la consulta. Según las explicaciones dadas por Leonor al médico, las lesiones presentes en su rostro en el momento de la consulta habían sido causadas por una caída voluntaria en las escaleras después de su interrogatorio.

Esta no es la primera vez que la autenticidad de las fotos, tomadas en la cárcel, es puesta en tela de juicio porque muestran una Leonor Cipriano con moretones en ambos lados de la cara, especialmente en los ojos.

Un análisis numérico, realizado por expertos legales, a petición de la defensa de los inspectores, ya había subrayado la falta de fiabilidad de las fotos. Su baja resolución, la ausencia de la fecha o de la hora, han hecho imposible un análisis más complejo.

Leonor fue golpeada en la cárcel y no por la PJ

Un antigua compañera de detención de Leonor Cipriano, en declaraciones exclusivas a este blog, ya había confirmado que Leonor Cipriano había sido agredida en la cárcel después de su regreso de los interrogatorios en la PJ.

"Los moretones en la cara de Leonor Cipriano no los hicieron los inspectores (de la PJ)... la zurraron bien en la cárcel después de su llegada, en la cárcel nadie quiere a los asesinos de niños", confirmó esta antigua compañera de detención de la madre de Joana.

Hizo hincapié en que tras la agresión dentro de la prisión, nunca hubo tantos moretones en la cara o en el cuerpo de Leonor, llevando así la contraria a la autenticidad de las fotos. Leer el artículo

Un antiguo jefe de los guardianes de la prisión vino al tribunal a denunciar el comportamiento anormal de la directora de la prisión, Ana Maria Calado, al margen de una extraña relación con Leonor. La responsable de la prisión le habría sugerido cambiar un informe escrito acerca de algunas marcas rojas en la cara de Leonor en el momento en que ella regresó de su interrogatorio en la PJ. En el mismo informe, el jefe de los guardianes también daba cuenta de las explicaciones de la madre de Joana acerca de sus lesiones: según ella las marcas rojas eran el resultado de una caída por las escaleras después de su interrogatorio.

Una carta de una compañera de detención dirigida a las autoridades después de las acusaciones formuladas contra los inspectores, refuerza esta versión: según esta testigo, la madre de Joana había admitido ante sus compañeras de prisión que cayó por las escaleras, pero que después de una reunión con la directora de la prisión, ella cambió su versión alegando que había sido torturada y que esperaba recibir una indemnización.

Un proceso que apunta más a Gonçalo Amaral, que a otros

Marcos Aragão Correia, el abogado de Leonor Cipriano, ahora pretende que el Ministerio Público (MP) autorice la apertura de un proceso autónomo contra el antiguo inspector Gonçalo Amaral. Según el abogado, el antiguo coordinador de la investigación en la desaparición de Madeleine McCann sería "el principal responsable" de las presuntas agresiones a su clienta. En declaraciones a los periodistas a la salida del tribunal, el abogado, conocido por su relación con el caso de Madeleine McCann, dijo que la acusación estaba incompleta mientras Amaral no fuera juzgado como principal responsable y castigado por los presuntos actos de tortura.

Ante el Tribunal de Faro son juzgados cinco inspectores de la PJ acusados por el Ministerio Público (MP), de diversos crímenes: Gonçalo Amaral, antiguo coordinador del Departamento de Investigación Criminal (DIC) de Portimão, está acusado de no haber denunciado la presunta agresión, Leonel Lopes, Pereira Cristóvão y Marques Bonne están acusados de haber torturado a Leonor Cipriano para obtener su confesión, mientras que el inspector Nunes Cardoso está acusado de falsificación de documentos.

Marcos Aragão Correia, quien ya había admitido haber entrado en el caso de Leonor Cipriano a petición de los detectives españoles al servicio de Kate y Gerry McCann – lo que Método 3 ha negado - continua apuntando especialmente a Gonçalo Amaral, en un juicio donde nadie comprende exactamente cuál sería el papel del antiguo coordinador de la investigación en la desaparición de Madeleine McCann.

Las presuntas agresiones tuvieron lugar en 2004, pero fue en febrero de 2008 cuando el tribunal decidió que Gonçalo Amaral, también sería juzgado junto a los otros cuatro inspectores, y ello a pesar del hecho de que Leonor Cipriano siempre había afirmado que el antiguo responsable de la PJ no estaba presente en el momento de los hechos.

Traducción de Mila

0 comentarios :

Publicar un comentario

.
Política de comentarios
Nos gusta escuchar lo que tienes que decir y agradecemos vuestros comentarios. Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que consideremos como spam así como cualquier contribución que resulte ofensiva o inapropiada para el discurso civilizado. Tampoco toleraremos ataques personales, bien sea contra las autoras u otros participantes de este blog. Gracias por participar!