domingo, 21 de febrero de 2010

Caso Madeleine McCann - ¡Despierta y Huele el Café!


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

By Dr Martin Roberts
18 Febrero 2010

¡DESPIERTA Y HUELE EL CAFÉ!


¿Qué hace cualquier empresa, incluso cualquier familia, ante una recesión económica y diminución de ingresos? Recortan sus gastos.

El Fondo Madeleine: Leaving No Stone Unturned Ltd. es una empresa registrada; un negocio que sufre una dramática caída de ingresos año a año. Sin embargo, su programa de gastos es tan limitado, que incluso un contable nobel no tendría ninguna dificultad en identificar las áreas objeto de recortes: ¿Honorarios del Director? (¡Por favor, no!) ¿Gastos legales? (Me temo que esto no es negociable). ¿Gastos asociados con la búsqueda? (¡Ahora hablamos!)


Acontecimientos recientes han aportado una mayor comprensión de la programación de los litigantes, envueltos, como siempre, en nubes de tonterías engañosas. Sin embargo, sopla el humo y la astucia a largo plazo se hace repentinamente más clara.

Para empezar, algunas de las tonterías no tan disparatadas.

Pisándole los talones a la sugerencia de Carter Ruck de que Madeleine podría haber sido secuestrada, Gerry McCann es citado por el Daily Express (11-2-10) así:

“En una crítica velada a la investigación policial portuguesa, el Sr. McCann añadió:

“Todas las posibilidades deben ser consideradas pero una teoría fue perseguida mucho más agresivamente que cualquier otra.” (posibilidad=teoría).

La Sra. McCann añadió: “Yo creo que esto realmente ayudará la búsqueda de Madeleine y ese es el motivo por el que hemos pasado por ello. No ha sido fácil pero si ayuda pasaremos por cualquier cosa.” (Cualquier cosa excepto una reconstrucción requerida por las autoridades que investigan. Fuego y azufre, tal vez. Sin duda, el descontento de unas cuantas “verdades caseras” siendo hechas públicas con motivo de la audiencia de la medida cautelar.

Por lo tanto, Gerry suavemente dirige el viento con Carter-Ruck y Kate explica cómo cualquier indignidad es un precio que vale la pena pagar si ayuda “la búsqueda”.

Sugiere Clarence Mitchell

Su portavoz dijo que ellos estaban “decididos a detener a Amaral de repetir su basura.” (Daily Star 11-2-10)

Hablando en directo con Jon Gaunt (9-1-2008) el Gran Panjadrum dijo esto:

“Incluso si envías un cheque o cualquier cosa en un sobre a “Kate y Gerry en Rothley llegará. Gente de todo el mundo lo está haciendo y estamos muy, muy agradecidos por cada penique y mantendremos el uso de ese dinero, totalmente, para encontrar a Madeleine, traerla de vuelta a casa que es donde pertenece.”

¿Qué tal eso como basura? Igualado, si no superado, por sus comentarios citados en el Daily Mail (12-2-10):

“La tragedia de este caso, que una vez más ha sido destacado por esto, es qué poco fue hecho para encontrar a Madeleine.

“Kate y Gerry tendrán que hacerlo ellos mismos tal como lo han estado haciendo. Son los únicos que la están buscando.”

Instintivamente uno está tentado a criticar estos comentarios. Cualquiera que camine derecho y coma con cuchillo y tenedor se habrá dado cuenta que las única personas por las que se están preocupando los McCann son ellos mismos (Kate McCann, por ejemplo, habla de una “niña desaparecida” no “su hija desaparecida”). Pero demos un paso atrás en el caldo, e incluye entre los ingredientes las consideraciones de su abogada portuguesa, Isabel Duarte que, según Vanessa Allen del Daily Mail, dijo que ellos (la PJ) no había investigado ninguna pista desde que el caso fue oficialmente archivado, en julio de 2008, cuando los McCann fueron exonerados como sospechosos oficiales de la investigación (12-2-10).

Bien, los McCann, tal como sabemos, no fueron “exonerados” y si un caso resulta aletargado por una autoridad judicial, entonces solo puede ser despertado por esa misma autoridad. No es la policía portuguesa, quien de repente depende de ellos mismos darse unos “días libres” por toda Europa en relación con una asunto “pendiente”. La indignación de la Sra. Duarte, cabe señalar, proviene de un período que comienza más de un año después de la desaparición de Madeleine. Este asunto en sí mismo tiene la capacidad de distraernos, al igual que muchos otros que surgen, pero en lugar de pensar en ello todavía, haríamos mejor en relacionarlo con el aparentemente inesperada concesión por parte de Gerry McCann que el caso podría ser reabierto.

Las reacciones a esta postura han bordeado el asombro. No es de extrañar, dado el intervalo de tiempo durante el cual los McCann mismos pudieron haber revitalizado el proceso pero eran singularmente renuentes a hacerlo, prefiriendo en su lugar financiar a una multitud de “estafadores” e incompetentes. Así que ¿por qué ahora, repentinamente, podrían aprobar la idea, no solo debatida públicamente por Gonçalo Amaral, sino por su (de ellos) propio abogado durante las etapas finales de la reciente apelación judicial? No, no eran los McCann cediendo a lo inevitable, o intentando no parece fuera de fase con su representación legal. Mire otra vez la posición de la Sra. Duarte, citado por el Algarve Residente (11-2-10)

Isabel Duarte, representando a los McCann, que estaban en Lisboa durante la audiencia, dijo que había “pruebas que podría comprometer la investigación de la Policía Judiciaria” en Portimão y allanar el camino para “la reapertura del Caso Madeleine”.

¿Qué prueba es esa exactamente? Sabemos, porque nos lo han dicho: La PJ no había investigado ninguna pista desde que el caso fue oficialmente archivado, en julio de 2008.

Por lo tanto, si el caso tuviera que ser reabierto, el portafolio de pistas inexploradas de Ricardo Paiva podría salir de un segundo plano inmediatamente. ¿Y de cuándo data este atraso de “pistas”? Julio de 2008. Después de que la investigación original fue archivada y el estatus como arguido de los McCann levantado. Lo que cualquier persona de bien agradecería es la reapertura de la investigación de la desaparición de Madeleine McCann. Lo que los McCann están pescando es la reapertura de una investigación sobre su paradero. Todo lo que tenemos que hacer ahora es unir los puntos.

Recuerde la declaración de Gerry: “Todas las posibilidades deben ser consideradas pero una teoría fue perseguido mucho más agresivamente que cualquier otra posibilidad.”

La implicación aquí es que, uno teoría que ha sido perseguida sin éxito (de momento), esta teoría debería ser puesta de lado para permitir perseguir una o más alternativas.

Y el comentario de Clarence (a quien podrían suministrar mañana una cuba de Malvasía):

“Kate y Gerry tendrán que hacerlo ellos mismos tal como lo han estado haciendo. Son los únicos que la están buscando.”

“Qué podría ser más perfecto para los “exonerados” McCann que retirarse de la escena pública, continuar acumulando “información”, así como dinero (pasando solo lo primero a los portugueses cómo, cuándo y si lo hacen) mientras los portugueses, por su parte, gastan el resto de sus días (y su dinero), “buscando a Madeleine”. Es tan bueno como operar un banco. Mantienes todo el beneficio – ninguna pérdida. Y durante un período indefinido en el negocio.

No por nada los británicos en el extranjero son cautivados por la novedad aromática de una “desayuno continental”. Estando más acostumbrados a un café de verdad por las mañanas, la PJ y sus antiguos compañeros habrán, espero, olido esta chicory (achicoria) (o debería decir chicanery (triquiñuela)) venir.

Y ahora que el resultado de la audiencia es conocido, uno se siente obligado a cuestionar, una vez más, si la jueza estaba en realidad escuchando las pruebas; si, de hecho, se molestó en leer el libro en el centro de esta justa jurídica, o se tomó el tiempo de ver el DVD que fue admitido como prueba al principio del procedimiento. Como deja absolutamente claro Anna Andress, la presunta difamación está ahí mismo, en el archivo policial, literalmente. Si Gonçalo Amaral ha reaccionado contra los McCann, solo ha podido hacerlo repitiendo el sumario difamante de la investigación conjunta portuguesa-británica. Así que ¿qué viene ahora? ¿Carter-Ruck demandando a la PJ y Policía de Leicestershire en nombre de los McCann?

En términos absolutos los McCann no estaban siendo juzgados en Lisboa; solo un libro que presenta “serias dudas a la sugerencia de que Madeleine McCann podría haber sido secuestrada” (dando gracias a Carter-Ruck por elegir las palabras adecuadas aquí), y que difama a sus padres haciendo referencia, al igual que había hecho con anterioridad el informe original de la policía, a la muerte de Madeleine. Bueno, la ambiciosa ave puede presumir de ser un cisne tanto como quiera. Si se mueve como un pato, grazna como un pato y defeca como un pato entonces cisne no es. Por lo tanto, aunque el proceso legal está preparado para navegar alrededor de lo obvio, lo obvia es, para la mayoría de nosotros en todo caso, ineludible.

La National Police Improvement Agency, a través de su experto asociado, el profiler Lee Rainbow, dio como su opinión que, “La familia es una línea que debe seguirse. Las contradicciones en las declaraciones de Gerry McCann podrían conducirnos a sospechar de un homicidio.”

Toscamente clasificados, la secuencia que se desarrolla entonces es:

La PJ es advertida que debería estar preparada para encontrar un cuerpo. Por consejo de su capacitado colega británico Mark Harrison introducen perros especializados en la investigación. He aquí, que los perros indican: Primero, la presencia transitoria de un cadáver. Segundo, la presencia histórica de un cuerpo en tránsito. Bien, bien.

Por lo tanto mucho de lo que los McCann y sus portavoces presentan a los medios de comunicación es deliberada y escandalosamente engañoso. Sin embargo, a la luz de las últimas informaciones concernientes a la eficacia del perro Cadáver adscrito a la investigación McCann, lo pasarían mal sin duda intentando convencer a alguien que un animal con un registro de éxitos del 100%, antes y desde entonces, podría haberse equivocado en varias ocasiones mientras estaba en Portugal.

La aparición de una repentina “muesca” en el gráfico de comportamiento llama la atención de inmediato a que podría deberse a algo distinto que factores de actuación; error del experimentador tal vez, o error de interpretación. Bien, el perro fue encomendado a controlar varios vehículos y varios apartamentos. Que todos y cada uno de los errores del experimentador predispongan en una única dirección sería sin duda destacable (solo objetos relacionados con los McCann fueron “señalados”). Por lo tanto el “descenso” de rendimiento más bien podría deberse a un error de interpretación. Pero ¿de quién? Del personaje con inclinación a opinar sobre asuntos para los que está menos cualificado para abordar. Tal vez, con el caso reabierto (no “revisado”, ya que nuestro Donal ya lo hizo), aun podríamos saber algo más sobre los asuntos en Portugal del 3 de mayo de 2007, con respecto a los que nuestro protagonista está más que cualificado para hablar.

Traducción de Mercedes