miércoles, 12 de noviembre de 2008

12 de Noviembre de 2008

---

El País

Un 'orfanato del terror' poco cruento

La policía afirma que ningún crimen fue cometido en el hospicio Haut de la Garenne

ELPAÍS.com/ AGENCIAS - Madrid-Londres - 12/11/2008

Ni cuerpos, ni niños asesinados, ni orfanato del terror. La policía de la isla de Jersey (Reino Unido), ha descartado que se hayan cometido atrocidades en el centro de Haut de la Garenne, un hospicio en el que supuestamente se habían asesinado y enterrado a cinco menores de entre cuatro y once años.

"Nuestra valoración, tomada a partir de las pruebas forenses, no indica que se haya cometido asesinatos de menores o de otras personas en Haut de la Garenne", ha señalado en rueda de prensa David Warcup, el subjefe de la policía y nuevo jefe de la investigación. "Tampoco creemos que la evidencia encontrada indique que cuerpos hayan sido escondidos o enterrados", ha agregado.

Warcup ha criticado -entre líneas- a su predecesor en la investigación, Lenny Harper, que abandonó el caso criticando el sistema judicial de Jersey y acusando a las autoridades de entorpecer las indagaciones. "Es desafortunado y en verdad lamento mucho la información revelada en su día por la policía", ha señalado Warcup.

En 2006, unas 100 personas comenzaron a presentar denuncias sobre supuestos abusos cometidos en el hospicio, clausurado en 1986 y convertido en un hostal en 2004. Tras el aluvión de quejas -algunas de ellas datando de la década de los cincuenta- fueron el inicio de una investigación policial.

En febrero de este año fuentes policiales señalaron que en el lugar habían sido hallados varios restos de cuerpos de menores, entre ellos 60 piezas dentales y pedazos de osamenta, hallados en el sótano del centro. Por ello en marzo se comenzó una investigación que aclarara los hechos. Hasta ahora tres personas han sido acusadas de abuso sexual a menores.

Artículos relacionados:



Ideal.es

'Caso Maddie'

El próximo viernes, día 14, el 'Aula de Cultura' de IDEAL y la CGE, que dirige Melchor Sáiz-Pardo, se acogerá a la hospitalidad de Caja Granada para celebrar, en su gran salón de actos, una nueva conferencia, esta vez sobre un doloroso tema de máxima actualidad: las desapariciones de niños. 'La verdad de la mentira del caso Maddie', título de la nueva disertación, aborda la aún no aclarada oficialmente desaparición de la niña inglesa Madeleine Mc Cann. 'Maddie' veraneaba con sus padres en una localidad turística de Portugal el pasado mayo. Una noche desapareció del apartamento de sus padres. Nunca se ha sabido más de ella. El inspector de la Policía Judiciaria portuguesa Gonçalo Amaral fue encargado de la investigación del caso. Las conclusiones a que llegó tuvieron como imprevisible consecuencia ser apartado de la dirección de este asunto criminal y destinado a otros quehaceres.

Gonçalo Amaral prefirió dejar la policía judicial y dedicarse a escribir un libro-denuncia sobre 'Maddie'. Ha vendido en Portugal más de 200.000 ejemplares.



---
Traducción de Mercedes
---

TvMais - Edición impresa

Los McCann tenían un informador en la PJ

Un inspector de la PJ habría facilitado información confidencial a Método 3 sobre los movimientos que la Judiciaria y los policías británicos realizaban sobre el terreno en la búsqueda de Maddie.

La acusación es hecha por uno de los investigadores de Método 3, la agencia española de detectives que los McCann contrataron, y fue realizada durante una entrevista que el periodista Duarte Levy grabó para la televisión belga. Según ese investigador de Método 3, la información privilegiada que los McCann tenían siempre fue dada por un inspector que “goza de una cierta protección en la Judiciaria de Faro” y por informadores ligados a la Embajada británica.

Los movimientos más confidenciales de los investigadores de la PJ estuvieron siempre monitorizados por los McCann o por su entorno. La información les llegaba a través de un informador de la propia PJ de Faro.

El hombre de Método 3 llega a afirmar que innumerables iniciativas de los hombres de Amaral fueron conocidas antes de tiempo gracias al supuesto informador. “Fue esa información la que nos permitía saber con anterioridad lo que el inspector Amaral y sus colegas querían hacer”, dice el detective privado español. La entrevista fue grabada en vídeo hace días en España y formará parte de un documental que ese periodista está preparando a propósito de la desaparición de Maddie. En Bélgica, el caso continúa estando vigente y comentado.

En esa entrevista, el investigador de Método 3 identifica al hombre de la PJ de Faro. El detective español afirma que siempre supo que la investigación estaba condenada. Y explica que siempre supo que la investigación estaba condenada. Explica que siempre supo con anticipación los objetivos de las acciones y diligencias del equipo de Gonçalo Amaral. El detective dice que intentó hablar con el coordinador de la investigación de la PJ (Gonçalo Amaral), pero que éste le respondió que, fuese lo que fuese lo que tuviera que declarar o denunciar, debía hacerlo de forma oficial.

El detective explica durante la entrevista que no fue contratado para buscar a Maddie y que nunca lo hizo. Esa, cuento, no era su misión. Su misión, dice, era realizar acciones que dirigieran a las autoridades responsables de la investigación que buscaban a Maddie hacia Marruecos o España. Y eso dice que lo hizo. El detective adelanta que el matrimonio McCann nunca le pidió que mintiera, pero que no puede decir lo mismo del equipo de los McCann o de Método 3. Contactado por tvmais, Gonçalo Amaral dice que sabe de lo que estamos hablando, pero que entiende que no es el momento para aclaraciones. El antiguo coordinador de la PJ sobre la investigación de Maddie dice que aun está esperando la demanda con la que los McCann lo amenazaron y que en ese momento tendría mucho que decir o revelar. Más de un libro…

Por Hernâni Carvalho


---
Traducción de Mila
---

SOS Maddie

Portugal: Marinho Pinto y el Colegio de Abogados en un grave conflicto de intereses

Signo de un evidente malestar de la justicia portuguesa, la decisión del Colegio de Abogados de constituirse, por segunda vez en su historia, como asistente en un nuevo juicio contra inspectores de la Policía Judicial (PJ) es ahora vista como un grave conflicto de intereses. La decisión tomada por el presidente Marinho Pinto es vista por algunos con un cierto recelo porque podría haber intereses privados ya que , en este nuevo juicio -que comienza el miércoles ante el Tribunal de Lisboa- la presunta víctima es defendida por Jerónimo Martins, Vice-Presidente del Colegio, y por la hija del presidente, Bárbara Marinho Pinto.

El Colegio de Abogados dirigida por Marinho Pinto ya se había hecho notar al convertirse en asistente en el juicio, en curso en el tribunal de Faro, contra otros cinco inspectores de la PJ acusados de actos de tortura en la persona de Leonor Cipriano, entre ellos, Gonçalo Amaral.

Curiosamente, la decisión tomada por el Colegio de Abogados (CA) también podría ser vista como un conflicto de intereses si se tiene en cuenta el papel de Marinho Pinto en la divulgación de las fotografías de los supuestos resultados físicos de la agresión a la madre de Joana, antes de que éste se convirtiera en presidente.

Teniendo en cuenta que en el actual juicio en el tribunal de Faro donde el CA es asistente, Gonçalo Amaral, antiguo coordinador de la PJ en la investigación de la desaparición de Madeleine McCann, es uno de los acusados, el asunto podría llegar a ser incluso más embarazoso, porque Bárbara Marinho Pinto, hija del actual presidente, trabaja para el bufete de Rogério Alves, el antiguo presidente y abogado de Kate y Gerry McCann.

La situación, por otra parte, fue hoy denunciada en declaraciones al diario portugués Correio da Manhã, por Antonio Pires de Lima, un antiguo presidente del CA. Según este abogado, existe una evidente y grave "incompatibilidad moral" entre los intereses privados de Marinho Pinto y los del Colegio de Abogados de la cual, es el rostro ante el público. En este sentido, António Pires de Lima no descarta la posibilidad de la existencia de una "incompatibilidad legal".

En este nuevo juicio, un funcionario de la CP - el equivalente de la SNCF en Francia (Nota de Mila: RENFE en España) - acusa a cinco inspectores de agresión durante un interrogatorio, aunque sólo reconoce a tres. Los hechos se remontan a marzo del 2000.

El juicio forma parte de un conflicto abierto entre la PJ y el MP.

El juicio en curso ante el Tribunal de Faro, entre los fallos de memoria de Leonor Cipriano y la persecución de su abogado contra Gonçalo Amaral, sólo sería un episodio más en el conflicto entre los magistrados del Ministerio Público (MP) y la Policía Judicial (PJ). Esta es la conclusión que se desprende del análisis de los registros y otros documentos del juicio donde el antiguo coordinador del Departamento de Investigación Criminal (DIC) de la Policía Judicial (PJ) en Portimão aparece en el banquillo de los acusados acompañado por otros cuatro inspectores.

Seguirá…

Duarte Levy