domingo, 24 de mayo de 2009

Portugal relanza número de urgencias para niños desaparecidos

Duarte Levy..

10 países de la Unión europea unidos en el Día Internacional de los Niños Desaparecidos.

A partir de mañana, lunes, con la adhesión de Francia, ya serán diez los países europeos que han adoptado y puesto en servicio la Línea Europea para Niños Desaparecidos, el 116 000, un número de teléfono único y gratuito destinado a recibir las llamadas de emergencia en caso de desaparición. Portugal fue el segundo país, después de Hungría, en aplicar una directiva de la UE que data de 2002, pero que todavía no es cumplida por los otros 17 países miembros entre ellos el Reino Unido, el país con el mayor número de desapariciones.

Simultáneamente en los diez países - Portugal, Bélgica, Grecia, Holanda, Hungría, Italia, Polonia, Rumania, Eslovaquia y Francia, comienza mañana una campaña para sensibilizar y dar a conocer las posibilidades de este servicio: a través del 116 000 los padres de un niño desaparecido pueden presentar una denuncia, el público puede proporcionar información más fácilmente y el mismo niño desaparecido puede pedir socorro.

La nueva campaña de sensibilización, que en Portugal está a cargo del Instituto de Apoyo al Niño, coincide con el Día Internacional de los Niños Desaparecidos y es lanzada oficialmente mañana en el Gulbenkian en presencia del Ministro del Interior y del Jefe de la Representación Nacional de la Comisión Europea.

Funcionando 24 horas al día, los siete días de la semana, el número es gratuito y las llamadas son atendidas por expertos profesionales, pertenecientes a organizaciones no gubernamentales - en Portugal, el servicio es prestado por el Instituto de Apoyo a los Niños - que trabajan a nivel nacional e internacional con la policía y las entidades judiciales.

Los más recientes casos de desaparición de niños en Europa – entre ellos el mediático caso de Madeleine McCann - ha llevado a las instituciones europeas a insistir a los 17 otros países miembros para que el servicio sea adoptado lo más rápidamente posible. Basado en la estrategia europea de los Derechos del Niño, la Comisión Europea introdujo en febrero de 2007 el 116 000 como número de teléfono europeo para niños desaparecidos. Una decisión, complementada con una directiva indicando a los Estados miembros las medidas a seguir para que el servicio de urgencia sea adoptado en toda la Unión Europea.

Duarte Levy también en 24horas

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí