martes, 10 de mayo de 2011

Los padres de Madeleine McCann: ¿La Verdadera Pareja Real?

Freindly Fire Zone


Los padres de Madeleine McCann: ¿La Verdadera Pareja Real?

Cuatro años después de la desaparición de una niña británica, hay más preguntas que respuestas.
 
Publicado por: CHRIS FREIND

10 mayo 2011

Abril fue un mes muy ocupado para la Pareja Real.

Los preparativos han estado en marcha desde hace meses para enfrentarse con toda la publicidad que con toda seguridad llegaría. Se establecieron páginas en Facebook, se crearon objetos de marketing, se escribió un libro y se organizaron entrevistas escritas cuidadosamente mientras, trabajaban los publicistas y asesores a contrarreloj para el famoso dúo británico. Ningún detalle es demasiado pequeño cuando se planifica un evento tan transcendental, entretanto, los medios de comunicación mundiales, una vez más, centraban el foco en... dos de las personas más interesantes de Reino Unido.

Lo más sorprendente, es que todo esto se logró a pesar de las distracciones causadas por la boda del Príncipe William y Kate Middleton.

El 3 de mayo marcó el cuarto aniversario de la desaparición de Madeleine McCann, entonces de 3 años, que desapareció de un resort en el sur de Portugal porque sus padres eligieron dejarla a ella –y sus dos hermanos gemelos más pequeños- solos en un apartamento sin cerrar con llave mientras ellos pasaban la noche fuera comiendo y bebiendo con unos amigos.

Pero cuando eres Gerry y Kate McCann, no le cedes el asiento delantero a nadie y sin duda ninguna boda va a eclipsar tu “aniversario”. Y así, al modo típico McCann, pusieron en marcha una nueva ofensiva en la actual “búsqueda” – no tanto por su hija desaparecida, sino por los titulares de auto promoción.



¿Quién puede culparles? Jugar en la defensa no es divertido, no recauda dinero ni genera publicidad. Y lo mejor de todo, culpar a todo el mundo excepto a ti mismo por una tragedia eminentemente prevenible permite a los McCann ignorar la realidad sobre el horrible destino de la pequeña niña.

*****

Para aquellos que necesitan refrescar la memoria, puede leer aquí. Los McCann, ambos médicos de Rothley, Leicestershire, en Inglaterra, dejaron a sus tres hijos – con una edad ENTRE TODOS de siete años – solos, noche tras noche, en su apartamento turístico de planta baja. A pesar de los considerables recursos financieros, eligieron no contratar a una cuidadora y se negaron a utilizar el servicio de canguro del resort.

En cambio, consideraron que era más seguro para los niños arreglárselas solos, confiando a Madeleine ponerse a buen recaudo a ella misma y a los gemelos en caso de un incendio – razón alegada para dejar la puerta sin cerrar con llave. ¡Oye, yo estoy a favor de la autosuficiencia, pero, ella tenía 3 años!

La historia perpetuada por los McCann es que Madeleine fue secuestrada, a pesar de que prácticamente no hay ninguna evidencia que apoye tal afirmación. Pero la naturaleza trágica de la desaparición de una niña captó la atención internacional y la búsqueda estaba en marcha. Bueno, por lo menos por la gente que en realidad estaba ahí fuera buscando a Madeleine.

Gerry y Kate dieron un enfoque diferente. En vez de empantanarse en el duro trabajo de buscar a su hija en lugares que en realidad podría estar, los padres decidieron que convertirse en celebridades trotamundos internacionales era mucho más divertido. Poniendo sangre, sudor y lágrimas en encontrar a una niña desaparecida es duro, pero salir con celebridades y dignatarios es, bueno, cool.

Así que organizaron una audiencia privada con el Papa, viajaron a los Estados Unidos para reunirse con los principales líderes americanos, mantuvieron diarios en la Web sobre las salidas diarias de Gerry para hacer footing y eventos fastuosos. Por supuesto, si Madeleine realmente hubiese sido secuestrada, no estaría en América, en eventos de copete o en el Vaticano.

Si solo hubiesen pensado en convertir la campaña “Find Madeleine” en una máquina de hacer dinero. Oh espera, lo hicieron. Al son de los millones. ¿Y el resultado? A día de hoy, muchas más preguntas que respuestas.

A pesar de haber sido nombrados sospechoso por la policía portuguesa basándose en pruebas que levantaron cejas – inconsistencias en las hitorias de G y K; perros de élite, entrenados para identificar la muerte, dando respuestas positivas en el dormitorio de los padres de Madeleine; informes de sangre de Madeleine encontrada en el maletero del coche de los McCann alquilado 25 días DESPUÉS de su desaparición; más sangre descubierta detrás del sofá en el apartamento, por nombre solo algunas – el caso se suspendió finalmente sin ninguna detención. Y por eso, podemos dar las gracias al gobierno británico que ejerció una enorme presión sobre los portugueses.

Con la complicidad de los medios de comunicación británicos, todo el mundo excepto los padres fue culpado por la desaparición de Madeleine. Los detectives portugueses fastidiaron la investigación, la seguridad del resort era demasiado relajada, las pistas no se siguieron de manera oportuna. Y tal como descubrieron numerosas publicaciones, cualquiera que osara cuestionar el papel de los McCann era abofeteado con una demanda por libelo por los abogados más poderosos de Inglaterra. Y no olvide que el principal investigador portugués fue prohibido judicialmente de dar entrevistas y publicar su libro por cortesía del Team McCann (aquella prohibición fue anulada con posterioridad) y fue demandado por millones en concepto de “daños”.

El libro de Kate sobre el asunto, (para el que según algunos rumores esparcidos se afirma recibió la ayuda de la mundialmente famosa autora de Harry Potter, J.K. Rowling) será lanzado esta semana. En él, culpó al restaurante del resort por hacer una reseña en su libro de reservas de que los McCann querían una mesa a la vista del apartamento, ya que los niños estarían solos.

El libro (de reservas) era por definición accesible a todo el personal y, aunque de manera involuntaria, a los huéspedes y visitantes, también.. Para mi horror, lo vi, sin duda con toda la inocencia, el recepcionistas había añadido que queríamos cenar cerca de nuestros apartamentos ya que dejábamos a nuestros hijos solos allí y los comprobábamos de forma intermitente.

Buen intento, Kate. Pero de alguna manera, se te olvidó mencionar el “horror” que debió de sentir tu hija después de ser abandonada por sus padres noche tras noche, dejada sola en un entorno desconocido en un país extranjero. Y también omitiste convenientemente el hecho de que, de todas formas, no podías ver el apartamento desde la mesa, debido al muro de seis pies que obstruía la visión. Traducción: los tapas eran más importantes que tus tres hijos, dos de los cuales, curiosamente, no fueron “secuestrados”.

¿Así que se supone que debemos creer que un secuestrador de niños estaba cenando casualmente en el restaurante del resort aquella noche, por la remota posibilidad de que la disposición de los cuidados de los niños (o falta de ella) de unas parejas británicas, sería registrada en el libro de reservas del restaurante? El cual, por cierto, normalmente se guarda detrás del mostrador, no a la vista del público.

O bien eso, o alguien del personal de cocina, esperando entre bastidores a que uno de los McCann volviera de su presunto “control” a los niños. ¡Tal vez ese el motivo por el que tardaban tanto en servir a los tapas!

Sinceramente, estoy sorprendido que Osama bin Laden secuestrando a Madeleine no estuviera en el libro como teoría potencial. O que el diabólico Voldemort de Harry Potter no era de alguna manera responsable.

Lo cual nos lleva de vuelta a Rowling.

Después de cientos de artículos afirmando que Rowling estaba ayudando a Kate a escribir el libro, el portavoz de la familia apareció finalmente para afirmar que Rowling no era cierto, de hecho, no tenía NINGÚN papel en el libro.

Al igual que con la mayoría de las cosas de los McCann, los hechos aquí son flojos y la verdad incompleta. Pero como dicen ellos, “¡Cualquier publicidad es buena publicidad!” Y el Team McCann sigue rodando, cosechando titulares y amasando dinero.

*****

Tal vez lo más irónico es la razón que esgrimió Kate para hacer el libro:

“Mi razón... es simple, para dar una versión de la verdad.”

Con la ayuda de Rowling o no, para descubrir la verdadera historia detrás de la desaparición de la pequeña Madeleine McCann se necesitarán más que magos y magia. Lástima que no tengamos la bola recordadora (Remembralls) de Harry Potter, esa que como recordarán los fans es la esfera transparente que contenía humo que se vuelve rojo cuando detecta que el usuario ha olvidado algo.

En el caso de Gerry y Kate McCann, apuesto que el Remembrall estaría estaría al rojo vivo, ya que parece que han olvidado la única cosa que puede ayudar a Maddie.

La verdad real.



Chris Freind es un columnista independiente, comentarista de televisión y reportero de investigación que dirige su propio bureau de noticias, www.FreindlyFireZone.com

Su extensa colección de columnas criticando duramente a los McCann por su negligencia pueden ser encontradas en los archivos de su página Web. Los lectores de su columna, “Freindly Fire”, provienen de seis continentes, treinta países y los cincuenta estados. Su trabajo ha sido referenciado en numerosas publicaciones incluido The Wall Street Journal, National Review Online, periódicos extranjeros, y en el reciente bestseller de Dick Morris “Catastrophe”. Freind, cuya columna aparece regularmente en Philadelphia Magazine y nacionalmente en Newsmax, también sirve frecuentemente como comentarista invitado en entrevistas radiofónicas y televisión estatal/nacional/internacional. Puedes contactar con él en CF@FreindlyFireZone.com.


COMENTAR