lunes, 23 de junio de 2014

Caso Madeleine McCann: Siete años después y aun no existen pruebas de un secuestrador

CRISTOBELL UNBOUND

Rosalinda Hutton | Escritora, dramatura y periodista
23 Junio 2014

Durante 7 años ahora, los grandes, buenos e influyentes de Reino Unido han promovido a Kate y Gerry McCann como las víctimas de una fuerza policial corrupta de una nación inferior. Han explotado descaradamente los prejuicios “inglesistas” de aquellos que se quedan en los titulares de los tabloides nacionales, para promover una niña perdida mítica y una pareja cuya felicidad depende del amor que les profesa el público.

El secuestro de Madeleine fue un maná del cielo para aquellos que nos quieren hacer creer que los predadores de niños están al acecho en casa equina y que existe un mal omnipresente en el corazón de Internet. La libertad de expresión no mala para nosotros, pero nadie va a comprar eso, así que nos dicen que nuestros niños están en peligro y nosotros cogemos las armas y entregamos nuestro ADN. Ahí reside la conspiración.

La “Mentira” del secuestro funcionó tanto para las autoridades como para los padres. Aquí estaba la prueba tangible de que nuestros jóvenes y más vulnerables están en constante peligro de extraños. El gobierno abusaba desvergonzadamente de nuestro instinto más primario de proteger a nuestros jóvenes por encima de nosotros mismos (fíjese en K & G). Kate y Gerry enarbolando la bandera de la Alerta Amber (y la eventual implantación del microchip) salieron codo con codo con su “búsqueda” de Madeleine. Al igual que lo hizo su entusiasmo por restringir nuestra “libertad” de prensa. Se ofrecieron voluntarios para la Investigación Leveson, escribieron los guiones para los Hacked Off y pusieron sus mejores caras de cordero degollado como “víctimas” de los que puede hacer la libertad de expresión cuando dejas que se desboque.

Pero vamos a empezar desde el principio. El show caso inició una gran oleada de publicidad, como nunca hemos visto antes. Todo el mundo quería ayudar, y quería que se le viera ayudando. Nada como una “buena causa” para impulsar la popularidad de uno. Todo político sagaz, papa, magnate de la prensa y policía poco fiable quería una porción del popular pastel Missing Maddie. Una guapa y angelical niña, robada de la invulnerabilidad de su cama tocó la fibra sensible del público. Todos metemos a nuestros hijos en la cama esperando que estén seguros, indignación del público ante el escenario planteado por los McCann cegó a muchos de lo que había ocurrido en realidad.

Los McCann dejaron a tres niños menores de 4 años solos en su apartamento vacacional cada noche. El Tapas Bar, no era ni parecido a “comer en jardín trasero”, estaba fuera de vista y oído y el peligro para los niños era aun mayor al haber dejado la puerta del patio abierta. Su afirmación de los iban a vigilar cada media hora es cuestionable, una testigo afirma que una de las noches oyó llorar a una criatura durante más de una hora.

Padres normales no hacen eso, y avergüenza a aquellos que afirmaron haberlo hecho. Es poner en peligro a los niños y es cruel bajo los estándares de cualquier nacionalidad, incluyendo la británica. El mayor peligro para los niños dejados a su suerte en un apartamento desconocido es una caída accidental – es millones de veces más probable que un pedófilo al azar se tropiece con una puerta abierta (sin cerrar con llave).

¿Por qué tantos periodistas desestiman el ángulo de la “negligencia” como un “error fácil” y algo que hacemos todos? En sus esfuerzos de no herir los sentimientos de la pareja, el elemento negligente de este caso fue completamente encubierto y con él, la oportunidad de destacar los peligros de dejar a bebés sin atención. Optaron por promover un temor irracional de predadores infantiles para que las familias jóvenes nunca pudieran disfrutar de unas vacaciones relajantes de nuevo.

Durante el curso de la investigación original de la PJ, y por sugerencia de la policía británica, llevaron a los mejores perros rastreadores de sangre y olor a cadáver de Scotland Yard. Estos, dieron la alerta detrás del sofá de la sala de estar, en el armario del dormitorio de los padres, en objetos pertenecientes a Kate, incluido “Cuddlecat” y en el coche de alquiler. Solo dieron la alerta en objetos relacionados con los McCann – en ningún otro lugar. Pero como no encontraron el cuerpo, esto solo se considera como “información”, pero hay que tener mucha imaginación para aceptar el mantra de Gerry de “no hay pruebas de que Madeleine haya sufrido algún daño”.

A pesar de las pruebas de los perros especializados, todo aquello que apuntaba hacia la simulación de un secuestro y la policía portuguesa nombrando a Kate y Gerry arguidos (sospechosos) de la desaparición de su hija, los McCann fueron honrados en Reino Unido como héroes conquistadores de la injusticia del tercer mundo. La palabra de dos arguidos fue creída por encima de aquella de los oficiales de policía portugueses que investigaban de caso, el Poder Judicial portugués y los ladridos de los perros. Los McCann eran oficialmente inocentes a ojos de la clase dirigente británica y la publicidad negativa hacia la policía portuguesa comenzó en serio.

Pero, ¿fastidió la policía portuguesa la primera investigación? Vamos a echar un vistazo a los hechos. Los dos primeros policías que llegaron a la escena en PdL aquella noche (encantadoramente renombrados Tweedledum y Twedledee por Kate en su libro) describieron en sus declaraciones el extraño comportamiento de los padres, y más tarde se informó que habían sospechado de la simulación de un secuestro.

La PJ realizó la mayor búsqueda de la historia en Portugal por un niño perdido, y llevaron a cabo una investigación meticulosa (algo que se confirmó cuando se hizo público el sumario) y nunca se ha encontrado ninguna prueba de un secuestro. Los únicos sospechosos que había al final de la investigación original eran Robert Murat y Kate y Gerry McCann.

Al contrario de lo que afirman los comunicados de prensa del Team McCann, Kate y Gerry nunca han sido exonerados, de hecho el informe final del Ministerio Público portugués afirma que “ellos [los McCann] perdieron la oportunidad de probar su inocencia”

La prensa británica ha retratado a los McCann como padres rotos por el dolor de una hija desaparecida que han hecho todo lo que está en su poder para encontrarla, mientras que cualquiera que simplemente eche un vistazo por curiosidad a los hechos del caso verá que Kate McCann dejó de contestar las preguntas de la policía el 7 de septiembre de 2007. También verán que los McCann y sus amigos se negaron a volver para participar en una reconstrucción de los hechos. En este país tal conducta por parte de un sospechoso sería descrita como no-cooperativa con la policía, pero en el mundo del revés de los McCann, la culpa es de la investigación portuguesa más que de los sospechosos.

Han pasado siete años y ninguna fuerza policial ha sido capaz de aparecer con un secuestrador, y si esas dos fuerzas policiales siguen ignorando aquello que está ante sus narices, pasarán siete años más. La búsqueda de Scotland Yard de un secuestrador ha sido y sigue siendo inútil al igual que las búsquedas de detectives fraudulentos contratados por el Sr. y la Sra. McCann. No puedes encontrar a alguien que no existe, cuantas veces más tiene que demostrárselo a sí misma la policía antes de aceptar que están buscando al hombre invisible – al “hombre del saco” inventado por los McCann para explicar la desaparición de su hija.

No lo encontrarán, porque no existe. Es tan falso como el hombre del saco utilizado por los padres en el pasado para asustar a los niños para que se quedaran en sus habitaciones y se fueran a dormir. Ahora, una de las fuerzas policiales más orgullosas del mundo lo está buscando activamente y el mundo los mira con asombro. Tal vez también encuentren a Peter Pan y la bruja que robó a Hansel y Gretel.

Este caso no necesitaba una inversión de millones de libras, y no necesitaba un equipo de 37 detectives de Scotland Yard para rubricar la investigación portuguesa, o lo que sea que estén haciendo. ¿En qué universo se les permite a los sospechosos una segunda opinión antes de cooperación con la investigación policial?

El caso fue resuelto hace siete años, sin duda algunos podrían decir, el caso fue resuelto la mismísima primera noche. Tal vez deberían haber ahorrado unos cuantos millones de libras y haber tenido una charla con Tweedledum y Tweedledee.

© Traducción de Mercedes

6 comentarios :

  1. Si el caso fue resuelto la noche de los hechos, por qué losd ejaron ir? qué impidio declararlos formalmente argüidos? según se lee en el libro de G Amaral las pruebas no alcanzaron para determinar la responsabilidad indubitable de los padres, pues entiendo que al irse del país con todo y testigos( los tapas) se imposibilitó la circunstancia de investigar a fondo qué pasó esa noche.Pero de cualquier manera la onstrucción británica fue tolerada por la autoridad portuguesa, es así o me equivoco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el caso fue resuelto la noche de los hechos, por qué losd ejaron ir? qué impidio declararlos formalmente argüidos? según se lee en el libro de G Amaral las pruebas no alcanzaron para determinar la responsabilidad indubitable de los padres, pues entiendo que al irse del país con todo y testigos( los tapas) se imposibilitó la circunstancia de investigar a fondo qué pasó esa noche.Pero de cualquier manera la obstrucción británica fue tolerada por la autoridad portuguesa, es así o me equivoco?

      Eliminar
    2. Buenas noches anónimo: Hay una gran diferencia entre tener grandes indicios de lo que ocurrió y poder probarlo en un tribunal.

      Se cometieron errores, en una entrevista que he "medio" traducido estos días, Amaral decía claramente que se dejaron influenciar por las presiones de los primeros días... embajadores desplazandose al lugar de los hechos (inaudíto en cualquie país del mundo), el jefe de monitorizaciones de los medios del primer ministro británico dejando su trabajo para convertirse en el portavoz de la pareja, la prensa británica en pleno desacreditando el trabajo de la policía portuguesa... fueron muchas las cosas que influyenron negativamente en este caso.

      Hoy siete años después, tenemos a una presunta fuerza policial "puntera" y respetada en el mundo demostrando que cree en los peces de colores.

      De momento estamos todos ansiosos por saber en qué se basaron para descartar a los padres como sospechosos. Qué PRUEBAS tiene ellos de la existencia de un secuestrador para haberlos descartado. Esperamos, pero parece que nadie tiene ninguna intención de contestar nuestras preguntas. A cambio nos ofrecen teorías inverosímiles y sospechosos menos creíbles aun.

      Eliminar
  2. .... pues si es una pena, pero a 7años de distancia es lógico pensar que las pruebas del lugar fueron contaminadas, borradas, intencionalmente(?) tergiversadas, y lo que quedó está en el expediente supongo.Cuáles serían las nuevas pruebas con las que cuentan? dónde están? entiendo la secrecía de las autoridades, pero a estas alturas no seria lógico acallar a la prensa que duda de todo eso? no sé. Otra vez lo único real es que hay un hecho impune.

    ResponderEliminar
  3. Copio y pego:

    """"""El caso fue resuelto hace siete años, sin duda algunos podrían decir, el caso fue resuelto la mismísima primera noche. Tal vez deberían haber ahorrado unos cuantos millones de libras y haber tenido una charla con Tweedledum y Tweedledee.""""

    Pues si , el caso fue "vendido" ya a todo el mundo policia incluida con la "solucion" ...

    ResponderEliminar
  4. Muito bom este artigo! parabéns :)

    ResponderEliminar