viernes, 8 de mayo de 2009

Caso Madeleine McCann - Cutting Edge Madeleine Estaba Aquí

Times Online



Existe un baile muy macabro alrededor de Madeleine McCann, mientras conmemoramos el segundo aniversario de su desaparición. No hay ninguna fuerza policial en el caso. En su lugar, junto a Kate, madre de Madeleine, dos detectives jubilados están rastreando el archivo policial portugués hecho público recientemente. El documental puntero emitido anoche se titula Madeleine Estaba Aquí y –para mantener la pre-retransmisión de ayer cubierta por las portadas- hicieron público un sospechoso de las profundidades del sumario; un hombre que estaba, según los testigos, vigilando el apartamento de los McCann en Praia da Luz.

Gerry volvió al bloque de apartamentos y se grabaron algunas reconstrucciones. La semana pasada, los McCann aparecieron en el Show de Oprah Winfrey con una imagen generada por ordenador de cómo sería su hija ahora.

Para mantener las posibilidades de encontrarla viva, los McCann tienen que mantener la historia viva, Cutting Edge grabó a los McCann en su casa: emergió una imagen de decidida afabilidad doméstica. Pero la familia no se encuentra a gusto embarrancada entre el deseo de privacidad y el deseo de tanta publicidad como sea posible para encontrar a Madeleine.

Esto presenta un problema para ellos, y para los realizadores del documental y periodistas. El goteo de información (como la del nuevo sospechoso) y acceso a los McCann está controlado por la familia y su asesor de prensa Clarence Mitchell. El periodismo del documental Cutting Edge (puntero) fue de este modo adaptado a cualquiera que fuese la agenda de los McCann. Fue duro ver el material que Cutting Edge había descubierto por si mismo: simplemente parecía grabar lo que los McCann querían que viéramos.

Oprah bastante responsablemente les preguntó cómo había sobrevivido su matrimonio a los dos últimos terribles años. El documental, a pesar del acceso e ilusión de la intimidad de familia, no se atrevió a preguntar cosas semejantes. Cuando yo le pregunté a Mitchell y al realizador la misma pregunta durante la emisión el miércoles, recibí una seca negativa: esa no era la intención de Madeleine Estaba Aquí, aparentemente.

Pero eso no significa que mi pregunta, o sin duda cualquier pregunta sea inválida solo porque no encaja con la agenda McCann/Mitchell, especialmente cuando las cámaras de televisión han sido invitadas a su casa para mostrar cuan jovialmente bueno es todo bajo estas circunstancias.

Kate y Gerry McCann bien podrían sentir que su privacidad ha sido invadida, pero sin embargo quieren que los medios de comunicación hagan su petición bajo sus términos. Es un lió –uno muy infeliz y trágico. Los McCann necesitan a los medios de comunicación y los medios de comunicación necesitan a los McCann, pero es una situación superficial y comprometedora por ambas partes. Esperemos que produzca el resultado deseado.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí