martes, 14 de julio de 2009

Caso Madeleine McCann: La Carrera por el Millón de Libras de los McCann

i On Global Trends - Mike Hitchen Online –

Los desacreditados padres Kate y Gerry McCann, que con la ayuda de un equipo de alto perfil enrolado casi instantáneamente, han creado la única industria británica en crecimiento de la negligencia y supuesta desaparición de la niña de tres años Madeleine, (que fue dejada sola al cuidado de sus hermanos gemelos más pequeños cada noche de las vacaciones “familiares”), añaden al ex detective Gonçalo Amaral a su creciente lista de personas a las que han sacado o intentado sacar dinero.

Según The Mirror, uno de los abanderados de la prensa amarilla británica más notorio, Kate y Gerry McCann han demandado al ex jefe de policía por 1 millón de libras.

Un documento de 36 páginas “muestra al desnudo con detallado dolor cómo las acusaciones de Gonçalo Amaral los ha dejado “totalmente destruidos” y les ha causado un “daño” irreparable añadiendo, “la pareja sufre de ansiedad permanente, insomnio, falta de apetito e irritabilidad”. También dice que Kate McCann, estrella del Show de Oprah Winfrey y asesora auto-nombrada de la UE sobre niños desaparecidos, sufre “una profunda y grave depresión”.

A la luz de los siempre cambiantes testimonios de los Tapas Nueve, quizás deberían introducir también la amnesia.

En cuanto a ser irritable, Gerry McCann es bien conocido por ser fácilmente irritable tal como se demostró con su consejo a un compañero de viaje al principio de las aciagas vacaciones, que “te den *** ****”, consejo que él dio con alegría ante la cámara y sus propios hijos así como los hijos de los demás. El bueno viejo Gerry es un hombre de muchas caras.

Sin embargo en el momento en que desapareció Madeleine sin una sola prueba que apuntara hacia un secuestro, es de dominio público (incluido el propio blog de Gerry McCann) que los McCann dormían bien, cenando con un incesante flujo de amigos que recogían en el aeropuerto, y haciendo jogging.

Parece que se enfrentan mejor a la pérdida de una hija querida que dejaron llorando la noche anterior a que Madeleine se convirtiera en Marca Madeleine de lo que lo hacen, a lo que el Team McCann alega son falsedades sobre su participación – a pesar de que Amaral estaba al frente de la investigación. Una investigación durante la cual, Kate McCann, ahora médica retirada, se negó en redondo a contestar 48 preguntas que le plantearon los oficiales que estaban investigando – una investigación marcada por la falta de voluntad de los McCann de cooperar con las autoridades portuguesas.

Los McCann son siempre rápidos quejándose sobre el tratamiento que reciben, y cómo las acciones de los demás supuestamente afectan a sus vidas. Sin embargo, no son tan rápidos pidiendo disculpas o compensando a los muchos que se han convertido en víctimas del Team McCann y su caótico grupo de dudosos investigadores privados sin un historial probado o demostrado en la localización de personas desaparecidas.

Inocentes mamás, papás, abuelas y niños han quedado traumatizados por las tácticas de matón de investigadores no autorizados, los medios de comunicación británicos y el Team McCann, cuando sin darse cuenta encontraron ellos mismos a los principales sospechosos de la misteriosa desaparición de Madeleine. Sus vidas e intimidad se convirtieron en “pruebas” endebles y declaraciones de supuestos testigos oculares poco fiables y dudosos.

Si los McCann tienen éxito, sin duda cualquier compensación recibida será ingresada en el fondo del cual ellos, miembros de su familia y amigos son los directores, y utilizaron para pagar a sus últimos investigadores “Rent-A-Plod”, cuya única estrategia parece estar basada en un concepto muy conocido entre la policía británica, “Trinca al Tonto Más Cercano”.

Hay muchos misterios que rodean los hechos del 3 de mayo de 2007, pero una cosa es conocida y probada. Aquella noche, al igual que todas las demás de sus vacaciones –los hijos de los McCann de tres años y más pequeños, fueron dejados solos mientras mamaíta y papaíto seguían su rutina nocturna estrechando vínculos con siete amigos en el bar local.

Como el nombre de Madeleine está en la demanda, y ellos mismos pusieron a Madeleine bajo tutela judicial poco después de su supuesta desaparición – ¿quizás podrían demandarse a sí mismos en nombre de Madeleine? Sería la primera cosa positiva que hubieran hecho por su hija durante esta obscena y bizarra mascarada

Published by Mike Hitchen,

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí