martes, 24 de marzo de 2009

Caso Leonor Cipriano -Especialista concluye que las lesiones fueron hechas en tres momentos distintos

SOL

El juicio de la supuesta agresión a la demandante Leonor Cipriano por los inspectores de la Judiciaria vuelve hoy al Tribunal de Faro con la audición de una especialista en Medicina Legal, que concluyó que las heridas habrían ocurrido en tres momentos diferentes

En la 12ª sesión del juicio, cuyo inicio está marcado para las 9h30, deberá ser oída Teresa Magalhães, especialista del Instituto Nacional de Medicina Legal, que realizó un informe, requerido por el Tribunal de Faro, sobre las fotografías donde Leonor Cipriano aparece con lesiones en varios sitios de la cara y cuerpo.

Una fuente ligada al proceso adelantó a la Agencia Lusa que la especialista concluyó en el informe que las heridas habían sido efectuadas en “tres episodios traumáticos” diferentes, habiendo hematomas de tres a cuatro día, otros con ocho o nueve días y otros aun con 21 días.

La especialista, que nunca vio personalmente las supuestas lesiones de Leonor Cipriano, excluye además, en el informe, la posibilidad de una caída por las escaleras como causa de las lesiones.

La defensa de los actuales y ex inspectores de la Policía Judiciaria (PJ) argumenta, que la tesis de la caída por las escaleras no puede ser excluida, por causa del “mecanismo traumático”.

Una especialista en Medicina Legal ya había dicho en otra sesión en el Tribunal de faro que las lesiones que Leonor Cipriano presenta en las fotografías habrían sido hechas en dos momentos distintos y que podían ser consecuencia tanto de una caída por las escaleras o de una agresión.

En la sesión del juicio del martes, el abogado de Leonor Cipriano, Marcos Aragão Correia, no debe comparecer.

Marcos Aragão pidió en febrero la destitución del juez presidente de este juicio argumentando que el comportamiento del magistrado indiciaba parcialidad. A pesar de todo, el Tribunal de Apelaciones de Évora desestimó la petición de destitución del juez presidente.

Aragão Correia fue notificado el pasado jueves la decisión del Tribunal de Apelaciones de Évora y ante la misma, que no admite recurso, adelantó a Lusa que no iba a estar presente en las próximas sesiones del juicio, aunque continua representando a Leonor Cipriano por escrito.

El “Caso Joana” remonta al 12 de septiembre de 2004, día en que la niña, de ocho años, desapareció de la aldea de Figueira, ayuntamiento de Portimão, el Algarve, y cuya madre, Leonor Cipriano, y su tío João Cipriano (ambos hermanos), están condenados por el Tribunal Supremo a 16 años de prisión por los delitos de homicidio y ocultación del cadáver de la niña.

Antes de estar cumpliendo pena en la prisión de Odemira, la madre de Joana estuvo en prisión preventiva y fue interrogada en diversas ocasiones por los inspectores en la Directoria de Faro de la PJ.

Las acusaciones del Ministerio Público contra los actuales y ex inspectores de la Judiciaria surgieron en el marco de los interrogatorios en la PJ de Faro. Tres están acusados por un delito de tortura, uno de no haber prestado auxilio y omisión de denuncia y un quinto es acusado de falsificación de documento público.

Lusa/SOL

Traducción de Mercedes