sábado, 9 de mayo de 2009

Caso Madeleine McCann – Los McCann ya han pagado suficiente por su error

News Star

Opinión - Anne Pickles

Hace dos años desde que la hija de Kate y Gerry McCann desapareció del apartamento turístico de Praia da Luz, Portugal.

Desde entonces la pareja ha estado angustiada por la pérdida, la frustración de no haber sido capaces de resolver el misterio de su desaparición y el constante flujo de historias y hallazgos que han rodeado el caso que ha cautivado el mundo.

Los McCann nunca se han mostrado como una pareja muy enamorada de los medios de comunicación. Teniendo que cooperar con la prensa y equipos informativos con el objeto de mantener la búsqueda de la desaparecida Maddie activa seguramente habrá sido doloroso con el aspecto privado familiar.

Pero la cooperación ha sido un imperativo – y sigue siéndolo, ya que luchan para volver a centrar millones de mentes en la búsqueda de su pequeña hija.

Madeleine Estaba Aquí (C4) es parte de esa incómoda relación.

¿Pero cuan agonizante ha debido ser esto para Kate y Gerry?

Viendo a Gerry regresar a Portugal con un equipo de cámaras siguiéndole y dos de los amigos que estaban con los McCann en el tapas bar la noche que Madeleine desapareció, lo hizo difícil de visionar.

No solo tuvo que revivir el horror de esa aciaga noche sino que también tuvo que enfrentarse públicamente otra vez a alguna realidad ineludible. Si Maddie y sus hermanos gemelos no hubiesen estado solos aquella noche, nada de esto hubiese ocurrido. (Inciso: Las palabras TEXTUALES de Gerry: “... si hubiésemos estado aquí esto QUIZÁS esto no hubiese ocurrido” ¿Alguien ve algún reconocimiento de culpa en sus palabras?)

This documentary attempted not only to reacquaint us with now all too familiar facts but also to give insight into McCann family life in the weeks leading up to the anniversary.

Este documental intenta no solo nos han dado a conocer todo sobre los hechos familiar sino también para ofrecer una visión de la vida cotidiana de los McCann durante las semanas anteriores al aniversario.

Kate ha dejado su trabajo como médico de familia para cuidar del hermano y hermana de Madeleine, Sean y Amelie – y poder concentrarse así en la campaña Find Madeleine. Gerry ha regresado a su trabajo como cardiólogo.

“Estamos lejos de la normalidad, pero estamos más cerca de ella de lo que hemos estado en algún momento”, dice Kate.

La tristeza, culpa y desesperación nunca están lejos. Kate y Gerry McCann viven con una pérdida que puede no ser resuelta nunca salvo que y hasta que Maddie vuelva a casa.

“O bien está ahí fuera o no – y no hay nada que diga que no esté ahí fuera,” insiste Gerry. “Ella se encuentra ahí fuera hasta que se pruebe lo contrario.”

La esperanza es que vuelva con su familia más bien pronto que mucho después. Estos angustiados padres han pagado suficiente por sus errores de una noche de verano en Portugal.

Traducción de Mercedes

Comentario de Mercedes: Si mañana un ciudadano anónimo va conduciendo borracho y atropellara a uno de los gemelos causándole la muerte, me gustaría saber si a esta misma periodista le parecería bien que en lugar de aplicarle al conductor borracho y asesino un código penal para que pague su culpa ante la justicia se le aplicase este pseudo código ético y moral que se auto aplican los McCann. Estoy segura que a la pareja de Rothley no le gustaría, ni un poquito, que el conductor borracho pudiera sacarse de la manga a un político rastrero que evitara que se sentase ante un juez en un tribunal. ¿Les serviría a ellos que el conductor les dijera “Lo siento mucho. Viviré el resto de mi vida con la pena de haber atropellado y matado a vuestro hijo. ¿No le parece a usted suficiente sufrimiento?” y a partir de ahí se le viera disfrutando todos los días... de la vida.

Ya vale de estupideces por favor.


Para hacer comentarios: Aquí