martes, 14 de julio de 2009

Caso Madeleine McCann - Los Servicios Sociales de Leicestershire muestran preocupación por el estado de los McCann

The Madeleine Foundation

By Tony Bennett

Esta es una copia del e-mail, enviado hoy, a los Servicios Sociales de Leicestershire y reproducido con la autorización de su autor

Estimado Sr./Sra.

Estoy seguro que son ustedes conocedores del caso Madeleine McCann. Como residentes de Leicestershire, creo que son ustedes responsables de monitorizar a los gemelos, Sean y Amelie. Me siento obligado a escribirles hoy después de leer un artículo en el Sunday Mirror de ayer (12 de julio de 2009). El artículo escrito por TOM WORDEN alega que unos documentos judiciales presentados por el Sr. y Sra. McCann revelan que Kate McCann, madre de Madeleine y los gemelos Sean y Amelie sufre una “profunda y grave depresión”. Además de esto, tanto ella como su marido y padre de los gemelos, Gerry McCann, sufren de “ansiedad permanente, insomnio, falta de apetito, irritabilidad y un temor indefinible”.

Podrían por favor monitorizar la situación y asegurarse que Sean y Amelie están bien. Demasiados niños han sido defraudados por los Servicios Sociales de este país durante los últimos años y sería una parodia si estos niños sufren algún daño como resultado de los actos de sus principales cuidadores. Guardaré este e-mail solo por si fuese necesario revelar su contenido en el futuro.

Además, Debbie Butler, Presidenta de la Madeleine Foundation, ha hablado hoy con un trabajador social de los Servicios Sociales de Leicestershire y le he leído el artículo del Sunday Mirror completo. No solo escuchó sino que dijo que la información era “muy preocupante” y que se aseguraría de que fuese trasladada a la persona adecuada dentro de la organización.

Por lo tanto, no hay ningún modo de que el Director de los Servicios Sociales de Leicestershire pueda negar ser conocedor del estado de extrema inestabilidad y depresión de ambos médicos McCann tal como ha descrito el artículo del Sunday Mirror.

Debería tenerse en cuenta que los niños en riesgo emocional, físico u otras formas de abuso son incluidos en lo que es denominado Registro de Protección a la Infancia. Los Servicios Sociales nunca hacen público si un niño concreto está incluido en dicho registro o no. En los casos más serios, niños considerados en riesgo grave serán entregados a otros familiares o, si esa posibilidad no existe, puestos bajo custodia, o, utilizando la jerga, “acomodados”.

Traducción de Mercedes

Con nuestro agradecimiento a McCannfiles