sábado, 4 de julio de 2009

¿Para qué una alerta secuestro?

Correio da Manhã

Matéria de Facto

Esta semana hemos visto al aun ministro de Justicia, feliz y contento, firmando un protocolo que crea un sistema de alerta secuestro de menores. Utilizando sus palabras, un instrumento “nuevo” y “poderoso” que permitirá salvar vidas. ¿Será que debe sentirse orgulloso de tal sistema? ¿Será que la divulgación masiva de fotografías del secuestrado y descripciones del secuestrador no pone en peligro la vida de la víctima?

Un secuestro puede tener varios fines aunque los mentores parecen no haber pensado en esto. En los casos de secuestro para la pedofilia, dicen las estadísticas que, en su mayoría, los niños mueren durante las primeras horas. En el caso de petición de rescate, es nefasta la divulgación pública. Mirando los procedimientos, todos ellos fueron aplicados en casos recientes sin que aportasen nada nuevo. Hablo de desapariciones porque esta es la realidad portuguesa. Desde aquí pregunto: ¿cuántos secuestros con fines pedófilos o con petición de rescate tenemos confirmados en nuestro país?

Sería mejor haber avanzado con reglas y procedimientos en cuanto a las citadas desapariciones, concretizando la Resolución de la Asamblea de la República, de 2008, en cuanto a la creación de un sistema nacional de alerta y protección de niños desaparecidos. Estúdiese el fenómeno y después créese el sistema de protección.

Gonçalo Amaral, Ex-coordinador de la PJ

Traducción de Mercedes