miércoles, 18 de mayo de 2011

Caso Madeleine McCann – Libros incautados: Gonçalo Amaral denuncia a los McCann y su abogada


17 mayo 2011

Gonçalo Amaral, el ex coordinador de la Policía Judiciaria que lideró la investigación sobre la desaparición de Madeleine McCann, ha denunciado a los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, así como a su abogada, Isabel Duarte, por un posible delito “desacato a la autoridad”, con motivo de su falta de cumplimiento en la devolución de los ejemplares incautados de “Maddie: La Verdad de la Mentira”.

En una carta formal al DIAP, departamento del Ministerio Público de investigación penal y judicial, en Lisboa, Gonçalo Amaral recuerda que los McCann, a través de su abogada Isabel Duarte, fueron nombrados como tenedores legales de 7.500 copias del libro, con “la obligación judicial de preservarlos y devolverlos intactos” si la medida cautelar solicitada por ellos no fuese confirmada por una instancia judicial superior.

Después de que dicha medida cautelar fue revocada por el Tribunal de Apelaciones, Kate y Gerry McCann e Isabel Duarte se siguieron negando a devolver los ejemplares incautados de “Maddie: La Verdad de la Mentira”. En su denuncia, Gonçalo Amaral afirma que sospecha que “los ejemplares de su libro “Maddie: La Verdad de la Mentira” han sido destruidos”, basándose en el hecho de que dicha destrucción estaba incluida en la petición inicial de la pareja cuando solicitaron la medida cautelar contra el libro – una petición que fue denegada por el juez que dictó la medida cautelar.

El ex coordinador de la PJ afirma que Isabel Duarte, la abogada que representa a los McCann en su demanda civil contra Gonçalo Amaral, “sabe que tendría que haber devuelto” los ejemplares que fueron puesto bajo su custodia, pero no lo ha hecho, él sospecha que “porque ya no existen”.

Gonçalo Amaral también menciona que el 23 de mayo, Kate McCann se dispone a lanzar la versión portuguesa de su propia versión de los “trágicos acontecimientos que tuvieron lugar el 3 de mayo de 2007, en Praia da Luz”, en el marco “del uso de su libertad de expresión”.



Sin embargo, según el ex coordinador de la PJ, la libertad de expresión de Kate McCann “está basada en mentiras y en ofender a la justicia portuguesa, la Policía Judiciaria, aquellos que han buscado a su hija, el pueblo portugués en general y a los habitantes del Algarve en particular”, al “lanzar mentiras sobre la seguridad, el turismo en el Algarve y la actuación de la institución policial, sugiriendo que la policía en el Algarve encubre abusos sexuales de niños ingleses, algo que es completamente falso.”

Gonçalo Amaral también reconoce que no depende de él denunciar estos actos, sino que es más bien un trabajo para aquellos que están al frente de esas áreas, quienes “deben responder de acuerdo con lo que les dicte su conciencia.”

Por el contrario, su denuncia se centra en los “delitos contra la libertad de expresión y desobediencia cualificada” si se confirma la destrucción o pérdida de los 7.500 ejemplares incautados de “Maddie: La Verdad de la Mentira” por parte de sus custodios legales.

El delito de pérdida o destrucción de activos bajo custodia pública, tal como se describe en el artículo 355 del Código Penal portugués, en caso de confirmarse, es punible con una sentencia de prisión de hasta 5 años.

Publicado por Astro

Traducción de Mercedes

Ver tambien: