viernes, 6 de noviembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Querido Sr. Gamble


5 de noviembre de 2009

Hace un par de días recibí un e-mail del CEOP (Estoy en su lista de correo) en relación con la, campaña “Un Minuto por Madeleine”. El e-mail implora, “Por favor dedique un minuto de su tiempo a Madeleine McCann y ayuda a difundir este mensaje especial alrededor del mundo.”

Debajo encontrarán la respuesta que envié al CEOP

Querido Sr. Gamble,

En relación a “Un minuto por Madeleine,” con el debido respeto, me gustaría apuntar que me he pasado dos años y medios buscando la verdad por Madeleine, que es más de lo que puede decirse de los padres quienes traicionaron su amor y confianza, cada noche en lo que bastante engañosamente se dice eran unas “vacaciones familiares”.

Lamentablemente, mis técnicas de búsqueda no estaban exactamente a la altura del Sr. y la Sra. McCann, ya que soy un poco mayor para salir a correr mientras otros buscan, ni tengo un flujo constante de amigos que necesitan ser recogidos de aeropuertos portugueses. Es a mi pesar que no tengo cuotas de hipotecas que puedan ser pagadas con un fondo al que constantemente se refieren erróneamente como una organización benéfica. Ni tengo un peluche favorito de una hija desaparecida para lavar tan pronto como se convierte en un objeto de interés por aquellos que han abandonado su propia vida familiar para encontrar respuestas del por qué una pequeña niña británica desapareció repentinamente sin dejar una sola prueba que sugiera la implicación de una persona o personas desconocidas para Madeleine McCann.



En cambio, me he dedicado a hacer ese tipo de preguntas y suscitando ese tipo de temas que los medios británicos son –y seguirán siendo- reacios a preguntar. El tipo de preguntas y asuntos que serían suscitados en cualquier otra parte pero que son estrictamente tabú en Reino Unido.

Sinceramente espero que Madeleine sea encontrada y puesta bajo el cuidado de un familia responsable que se encargue de su seguridad y bienestar – algo que más bien excluye a los McCann, cuya idea de la seguridad y bienestar de los niños parece consistir en el empleo de la canguro más joven del mundo para cuidar de unos gemelos aun más pequeños - incluso si se las arreglan para dormir profundamente, con una habitación llena de extraños danzando por allí. Tal vez esté igual de bien que la médico retirada Kate McCann nunca haya llevado a cabo su promesa tan publicitada por los medios de comunicación amigos, de renunciar a su carrera a tiempo parcial para centrarse en cuestiones de bienestar infantil.

Dado que los McCann no consiguieron garantizar la seguridad de sus hijos, la frase, “La pesadilla de cualquier padre” se ha convertido en un cliché sobre utilizado. Es lamentable que los mismos medios que utilizaron la frase tan gratuitamente, no se detengan a pensar que el que te dejen llorando solo cada noche en un entorno extraño, en un país distinto al tuyo, sería la peor pesadilla de cualquier niño.

Ahora que la CEOP ha creado un precedente, ¿sería acertado pensar que los padres de todos los niños británicos desaparecidos, sin importar la raza, el origen o las cualidades fotogénicas de la criatura, recibirán la misma exposición y respaldo que han recibido constantemente los McCann? ¿O es un caso de “disponible solo para solicitantes aprobados. Aplicación de términos y condiciones. Para más información por favor contacte con su club de veteranos más cercano”?

También deseo sinceramente que independientemente de quién pudieran ser, aquellos que siempre han sabido las respuestas que permitirían que una pequeña niña vulnerable tuviera justicia y dignidad, se den cuenta de que nunca es demasiado tarde para hablar. Ha habido demasiadas personas poco dispuestas a ofrecer respuestas a las preguntas sobre la pequeña Madeleine -

Incluida la propia madre de la pequeña niña.

Publicado por Mike Hitchen

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí