domingo, 21 de junio de 2009

Caso Madeleine McCann – Esposa del sospechoso en el caso Maddie McCann: Nadie puede ofrecerle una coartada

Mirror.co.uk

Exclusive: By Simon Wright


La mujer de Raymond Hewlett sospechoso en el caso Madeleine McCann admitió ayer que NADIE puede ofrecerle una coartada (Inciso: Según los “investigadores” de la afligida pareja este hombre NO es un sospechoso)

La alemana Mariana, 33 años, confesó que la amiga que Hewlett insiste podría ofrecerle una coartada para el día en que Madeleine desapareció no recuerda donde estaba él.

Hewlett, el pedófilo convicto, 64, no dará el nombre de la mujer.

En una entrevista concedida la semana pasada al Sunday Mirror, afirmó que ella estaba con él el día que Madeleine desapareció.

Dijo que ella podría recordarlo porque había grabado un vídeo doméstico de él y su familia en el mercado de Fuzeta, a 30 millas de Praia da Luz, el día 5 de mayo de 2007 – dos días después.

Pero se negó a revelar la identidad de la mujer alemana, diciendo: “No creo que deba implicar a nadie. ¿Por qué debería seguir metiendo a gente en esto?” Pero anoche, mientras el padre de seis hijos se acercaba más a la muerte por un cáncer de garganta, Mariana dijo: “La verdad es, que ella no puede recordar donde estaba Ray. No puede ofrecerle una coartada. Nadie puede.”

El Sunday Mirror también ha sabido que Hewlett entabló amistad con dos familias de gitanos portugueses durante las semanas anteriores a la desaparición de Madeleine. Teorías de que Madeleine fue secuestrada por gitanos han rodeado el caso.

Escalofriantemente, Hewlett contó a un amigo que unos gitanos le habían ofrecido “un buen dinero” por su propia hija rubia de dos años.

El ex guarda escocés Peter Verran, 46, compartió camping en Marruecos con Hewlett entre junio y noviembre de 2007.

Dijo: “Me contó que unos gitanos querían darle un buen dinero por ella y que se había reunido con alguien que comerciaba con niños y los vendía a pedófilos.”

La semana pasada, Hewlett tachó esas afirmaciones de “basura”.

Pero otro antiguo amigo del pueblo portugués de Tavira –donde s familia solía aparcar su camión- reveló cómo, en abril de 2007, había entablado una estrecha amistad con dos familias gitanas.

Leonard Leopoldo

El americano Leonardo Leopoldo, 79, quien ha vivido en Tavira –a 40 millas de Praia da Luz- durante 10 años dijo: “Nadie habló con los gitanos aparte de Ray. Él siempre estaba hablando con ellos.

“Hubo una habladuría en la zona de que ellos vendían a niños a pedófilos. En los días en que Madeleine fue secuestrada (presuntamente), él era muy amigo de ellos.

Leonardo dice que estaba aturdido al conocer las condenas pasadas de Hewlett por abusos a niñas.

Dijo que se había encariñado con él, Mariana y los siete hijos de la pareja después de conocerlos por primera vez durante el verano de 2002.

“Pensé que eran maravillosos”, dijo. “Ahora, todo es diferente.” (Inciso: ¿Por qué? ¿Porque le han dicho que hace más de 30 años cometió un delito?)

El Sunday Mirror localizó a otra amiga cercana de Hewlett –la emigrante británica Jenny Day- a quien los detectives privados de los McCann están ansiosos por entrevistar pero que han sido incapaces de localizar.

Jennifer Day

La divorciada Jenny, que está en sus cincuenta, admitió que no podía ofrecer a Hewlett con una coartada y contó cómo se había estremecido con las revelaciones de su pasado criminal. (Inciso: ¿Debo entender que Mortadelo y Filemón, sagaces sabuesos de los afligidos padres, no han conseguido “rastrear” a la testigo y los periodistas sí?)

Hablando en su apartamento en la costa de Santa Luzia, a 30 millas de Praia da Luz, dijo: “Yo adoraba a Ray, pero ahora no. Lo conocía hace 10 años y pensé que era un padre cariñoso. Averiguar que había cometido esos crímenes fue decepcionante.

“Yo no hice ese vídeo doméstico del que se está hablando y no puedo ofrecer a Ray una coartada para el día en que Madeleine desapareció.” (Inciso: ¿Y quién ha dicho que esta es la mujer que grabó el vídeo?)

La mujer de Hewlett está convencida que él no ha tenido nada que ver con la desaparición de Madeleine.

Hablando desde el minúsculo apartamento de Aachen, Alemania, añadió que las afirmaciones de que él había mentido sobre la furgoneta blanca que supuestamente poseía en el momento estaban “simplemente equivocadas”. (Inciso: Algo que aquellos que tenemos más de media neurona ya nos habíamos dado cuenta)

Un amigo de Hewlett dijo que poseía una furgoneta blanca similar a la que fue vista aparcada cerca del apartamento de los McCann antes de la desaparición de Madeleine. (Inciso: Repito, furgoneta que fue identificada así como su dueño. Las diligencias onstan en el sumario)

Pero Hewlett insiste en que el camión Dodge azul era el único vehículo que poseía en aquel momento.

Admite haberse marchado e Portugal a Marruecos tres semanas después (Inciso: 5 semanas después), pero insistió que si hubiese estado en Praia da Luz en aquel momento, el camión mencionado hubiese destacada a una legua.

Mariana añadió: “Nunca hemos tenido una furgoneta blanca. Tuvimos una furgoneta gris cuando llegamos por primera vez a Portugal en 2002.

“En agosto de 2004, la cambiamos por el camión Dodge que tuvimos hasta marzo de 2008.”

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí