jueves, 3 de diciembre de 2009

Caso Typhaine - “Acabó creyendo lo que decía”

20minutes.fr

3/12/2009



Tras casi seis meses de negaciones, Anne-Sophie Faucheur, la madre de Typhaine, admitió hoy que su niña de cinco años había muerto como consecuencia de un castigo demasiado largo, una ducha fría. ¿Cómo explica usted que ella haya podido podía mantener tanto tiempo la tesis de la desaparición?

Marc Ferrero: "Es verdad que es raro que unos padres puedan soportar mucho tiempo un fardo tan pesado. Pero el caso ha tenido tal impacto, que sin duda ha frenado la confesión. De hecho, la madre y su compañero se han encerrado en su historia, una mentira provocando otra. La cobertura mediática del caso no ha arreglado nada, incluso puede llegar a ser fascinante asumir ese papel ante semejante audiencia.

¿Y la sangre fría que todo el mundo ha notado?

Creo que simplemente proviene de la inmadurez. Ella olvidaba voluntariamente la gravedad de los hechos. Probablemente ha llegado a creer lo que decía.

¿Sus otros dos hijos, aparentemente, nunca han sufrido violencias. ¿Por qué Typhaine, si?

Cuando una madre no cría a su hijo (Typhaine fue criada en la familia paterna hasta enero de 2009), no sabe interpretar sus mensajes, y puede multiplicar los castigos. Las madres, diariamente, actúan mucho en reacción. Si además Typhaine simbolizaba a un padre detestado, pudo convertirse en cabeza de turco.

¿Qué futuro tiene Anne-Sophie Faucheur?

Ella debe ser castigada y tiene que llegar a ser consciente de la gravedad de los hechos. Con 23 años, puede reconstruirse.

Por Olivier Aballain

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí