lunes, 18 de enero de 2010

Caso Madeleine McCann - El blog de Gerry


15 de enero de 2010

Nos encontramos actualmente en Lisboa para el juicio que determinará si la orden judicial contra el libro del Sr. Amaral y el DVD deben permanecer en lugar. Este juicio es sobre si el libro es un fiel reflejo el proceso judicial oficial sobre la desaparición de Madeleine y si su contenido daña la búsqueda activa de Madeleine, sus hermanos gemelos y nuestras reputaciones.



El libro del Sr. Amaral y el DVD contienen alguna información del expediente de la PJ pero hay muchas cosas en el proceso que no están en el libro del Sr. Amaral. De ahí que es muy selectivo y por lo tanto parcial. El libro del Sr. Amaral contiene sus opiniones más que los hechos. Sus opiniones difieren de los hallazgos del expediente de la PJ. Las conclusiones de este último son: 1.- no hay pruebas de que Madeleine esté muerta y 2.- no hay pruebas de que Gerry o yo estemos implicados en la desaparición de Madeleine. Esto es muy distinto de las teorías y conclusiones del Sr. Amaral. Es de lógica y sentido común que difundir estas teorías tal como ha hecho el Sr. Amaral (y sigue haciendo) daña la búsqueda para encontrar a nuestra pequeña niña. Si el público en general (y el pueblo portugués en particular) son bombardeados día a día con tales teorías, esto al final “coloreará” su interpretación y juicio – las mentiras e inexactitudes se convierten en hechos. Si la gente cree que Madeleine está muerta y que nosotros estamos implicados en su desaparición entonces no buscarán a Madeleine, no tendrán en cuenta las sospechas sobre otros que pudieran tener y no se presentarán con la información. Consideramos que esto es altamente perjudicial para la búsqueda de Madeleine.

Hay varios puntos que han sido suscitados durante los pasados días que me gustaría abordar específicamente:

Teoría del secuestro: Para nosotros, solo es posible la teoría del secuestro porque no estuvimos implicados en la desaparición de Madeleine y sabemos que Madeleine no salió por su propio pie. Es obvio y correcto que la policía considere otras teorías al principio.

La ventana: Yo describí a los oficiales de policía exactamente lo que encontré aquella noche, tal como fue y es altamente relevante y sabía que cualquier detalle podría ser de ayuda para encontrar a mi hija que es nuestro único objetivo. La ventana que es una venta de un bajo estaba completamente abierta y es suficientemente grande para que una persona pase fácilmente a través de ella. Si había sido abierta con este propósito sigue sin saberse. Por supuesto pudo haber sido abierta por el autor cuando se encontraba en el interior del apartamento como una ruta potencial de huida o dejada abierta como “maniobra de distracción”.

Los perros: Nos damos cuenta que el comportamiento de los perros fue el punto de inflexión en la investigación para la PJ. El uso de perros ha probado ser problemática y poco fiable en casos anteriores

(por favor haga referencia al caso de Jersey “Haut de La Garenne” y otra investigación publicada sobre su uso y fiabilidad). Es vital tener en cuenta que las alertas de estos perros están clasificadas como inteligencia más que pruebas, tal como verificarán los policías familiarizados con su uso. Estas alertas deben estar apoyadas por evidencias forenses para poder ser utilizados como prueba. Los resultados de los exámenes forenses no identificaron sangre o ADN de Madeleine. Utilizar las reacciones de los perros como prueba simplemente está mal y es abusivo.

La reconstrucción propuesta: La sugerencia de una reconstrucción de nuestros movimientos y los de otros testigos clave en la escena del crimen y/o en la zona colindante durante los primeros días tras el secuestro de Madeleine fue rechazada por la PJ como algo “no habitual” en Portugal. Cuando finalmente la PJ solicitó una reconstrucción en 2008, Gerry y yo aun éramos arguidos y como tal hubiéramos asistido para la reconstrucción. Algunos testigos clave (incluidos algunos de nuestros amigos) declinaron asistir a esta reconstrucción planeada ya que no estaban convencidos de los objetivos y utilidad de la misma. En concreto, ya que la reconstrucción no iba a ser mostrada a los medios de comunicación (por lo tanto al público en general), ellos no sintieron que podría ayudar a encontrar a Madeleine. Si la intención hubiera sido mostrarla al público en general, podría haber “refrescado” la memoria y haber animado a la gente a presentarse con información. Debería añadirse que otros testigos clave no fueron invitados a participar.

Nuestro equipo está convencido de que la orden judicial se mantendrá porque ninguno de los testigos hasta el momento ha sido capaz de probar en el tribunal que el derecho del Sr. Amaral de expresar su opinión esté por encima del derecho de nuestra familia a la paz, respeto y protección de la reputación, y por encima de todo, el derecho de continuar la búsqueda de nuestra hija Madeleine de forma efectiva y sin obstáculos. Tal como ha quedado claro esta semana, la “tesis” del Sr. Amaral no está respaldada por ninguna prueba. La búsqueda de Madeleine debe continuar hasta que la encontremos y llevemos a su secuestrador(es) ante la justicia.

Kate McCann 

Traducción de Mercedes

Inciso:

Que la Policía no sea capaz de demostrar en un tribunal con la legislación vigente que una persona es culpable, no lo convierte en inocente. La investigación no ha sido cerrada, solo archivada en espera de mejores pruebas. En caso de reabrirse Gerry, Kate y Murat recuperarían automáticamente su condición de arguido (sospechoso oficial) algo que no ocurriría si se hubiese DEMOSTRADO su inocencia.

La ventana: Según sus propias declaraciones, si alguna vez existió un secuestrador tuvo que haber salido por esa ventana o la puerta principal ya que Gerry estaba hablando delante de la puerta del patio con Jess Wilkins cuando Jane Tanner JURA haber visto al presunto. Estoy segura que dos médicos no hubiesen salido del apartamento dejando solos a tres niños pequeños sin haber comprobado que la puerta principal estaba cerrada con llave. No obstante debemos aclara que la declaración exacta de Kate McCann es que la ventana y persiana “estaban forzadas” a pesar de que no existe ninguna huella más que las suyas en la misma.

Los perros: Que una prueba forense no sea capaz de identificar la identidad de un cadáver no significa que el cadáver no existiera. Esa “investigación” (en singular) a la que se refiere Kate fue realizada en condiciones muy especiales para intentar despistar a los perros, por lo tanto, nada que ver con las condiciones en las que trabajaron Eddie y Keela (ambiente controlado), perros que por otra parte no han dado un falso positivo en más de 200 casos.

La reconstrucción: No sé si he entendido bien, ¿Kate y Gerry propusieron una reconstrucción y la PJ dijo que no era costumbre en Portugal? Los hechos son que todos los Tapas se negaron a participar en la misma, por lo que parece sus conocimientos de investigación criminal superan los conocimientos de la policía judicial, perdiendo una oportunidad única para colaborar con la policía.

Creo que he asistido a una audiencia distinta. La pasada semana TODOS los testigos declararon que la policía no tiene ninguna prueba de la existencia de un secuestrador y que la principal línea de investigación es que Madeleine McCann murió la noche del 3 de mayo en el apartamento 5A.

Kate tienes derecho a volver a Portugal y contestar las 48 preguntas que te hizo la policía y que te negaste a responder, eso tal vez convencería más a la gente para presentarse con pruebas que un juicio por difamación que a todas luces solo busca salvar vuestra propia reputación. Lo que más ha dañado vuestra “investigación privada” son esos mismos detectives a los que presuntamente habéis pagado cantidades ingentes de dinero sin que ninguno de ellos hubiera obtenido absolutamente ningún resultado. Por conseguir ni siquiera han sido capaces de demostrar que ese secuestrador existió alguna vez.