martes, 15 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann - La desaparición de Maddie: el libro prohibido

El Blog de Georges Moréas

Hoy, la única persona procesada por la justicia en el caso de la desaparición de la pequeña Madeleine McCann es el policía que llevó a cabo la investigación. Le reclaman 1,2 millones de euros por su libro “A verdade da mentira” (“L’enquête interdite”, en Bourin Editeur). Apartado del caso, obligado a dimitir, el comisario Gonçalo Amaral (incluso si faltó a su deber de reserva) solo ha tomado punto por punto las distintas fases de la investigación. Pero sobre todo puso de relieve ciertas deficiencias, debidas en gran parte a la debilidad de las autoridades portuguesas frente a la presión del gobierno de su Británica Majestad.

Al final de su libro, ofrece las conclusiones de su trabajo y del de su equipo. Pueden resumirse como sigue:

1 - Maddie murió en el interior del apartamento vacacional en la noche del 3 de mayo 2007;
2 - Hubo simulación de secuestro;
3 - Los padres están probablemente implicados en el ocultación del cuerpo;
4 - La muerte pudo ocurrir como resultado de un trágico accidente;
5 - Hay probablemente negligencia de los padres en la guarda y seguridad de la niña.

La pareja McCann fue acusada (nombrada arguido) en septiembre de 2007, y finalmente liberada de todas las acusaciones y el caso fue "archivado". Ellos siempre han clamado su inocencia y con el apoyo de una misteriosa… red, se han beneficiado del apoyo de destacadas personalidades del mundo de las finanzas y la política. Incluso han sido recibidos por el Papa. Crearon un fondo que, según dicen, ha cosechado varios millones de euros. Bajo la amenaza de procesos de difamación, han obtenido, según se sigue diciendo, 700,000 euros de varios periódicos de habla inglesa. Y en vez de reabrir la investigación, como lo autoriza el procedimiento portugués, han preferido recurrir a detectives privados, algunos de los cuales no son ciertamente la flor y nata de la profesión. Los últimos hasta la fecha, acaban de publicar, por otra parte, el retrato-robot de una mujer que, tres días después de la desaparición de Maddie, se habría acercado a dos hombres en Barcelona para decirles: "¿La tienes? ¿Tienes a mi nueva hija? Luego, dándose cuenta de que se equivocaba de interlocutores, se fue precipitadamente.

A día de hoy, la pareja McCann ha conseguido una medida cautelar contra la venta y difusión del libro y DVD, debiendo retirarse todos los ejemplares existentes aun en librerías y almacenes. Ellos pedirían además otros 1,2 millones de euros, "como mínimo" por daños y perjuicios. Casualmente, esta decisión llega justo en el momento en el que debía ser traducido al inglés. Y al otro lado del Canal de la Mancha (nota de Mila: entiéndase UK), la historia de la desaparición de Maddie ha marcado profundamente la opinión pública.

Con dos bandos: aquel para el que los padres McCann eran desgraciadas víctimas del hostigamiento de la policía portuguesa, y el de los que los consideran sospechosos o al menos responsables de falta de vigilancia de la niña.

La pareja McCann, ha justificado su acción contra el policía diciendo (traducción libre): "(...) No hay ninguna prueba de que Kate y yo estemos involucrados (...) Espero que la gente entienda que tenemos que hacer esto que hacemos. "

Oscilamos entre la compasión hacia unos padres que no pueden admitir la muerte de su hija y las numerosas dudas que subsisten tras una investigación timorata desde el principio - y que fue detenida demasiado pronto... Es cierto que en Francia, no sabemos qué ocurrió con Tiphaine, desaparecida el 18 de junio 2009, en pleno centro de Maubeuge. Y ninguna información sobre Antoine, el niño desaparecido de su domicilio en Issoire, hace justo un año.

En este último caso, el fiscal, tan prolífico en el momento de los hechos, simplemente declaró hace unos días en Le Figaro: "La investigación no ha hecho ningún progreso significativo."

Me acuerdo de esos antiguos policías de la policía criminal que cuando querían calmar a un jefe o a un magistrado demasiado impulsivo, solían decir: una investigación que comienza con certezas termina siempre con dudas.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí