miércoles, 16 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Gonçalo Amaral “Nada debo a los McCann”


Entrevista

por Pedro Sales Dias,
16 de diciembre de 2009

Investigador y ex coordinador de la Judiciaria en la desaparición de Maddie habla sobre su libro “La Mordaza Inglesa”. Polémico



El investigador y ex coordinador de la PJ en el caso de la desaparición de Maddie presenta un nuevo libro donde dice estar silenciado por la “mordaza inglesa”. En la entrevista a i, habla del 25 de abril y revela que su futuro pasa por la abogacía y habla sobre el libro recién publicado: “La Mordaza Inglesa.

Ya dijo que nunca había pensando escribir este libro. ¿Cuáles son las razones para ese sentimiento?

El 25 de abril yo tenía 14 años. De hecho, pensé que 35 años después del 25 de abril no existían actos de censura ni limitaciones a la libertad de expresión. Pueden pensar que yo andaba un poco equivocado o que era un poco ingenuo, pero consideré que esas cosas ya estaban superadas y que nada de eso volvería a este país. Por lo que parece volvió con mi caso.

¿Se sintió censurado y amordazado cuando “Maddie: La Verdad de la Mentira” fue retirado del mercado (en septiembre) después de haber sido objeto de una providencia cautelar solicitada por la familia McCann?

Me sentí censurado y amordazado, de ahí el título del libro. Es una mordaza que es inglesa porque es un matrimonio inglés quien solita esa mordaza. De hecho, nos mandan callar y creemos que estamos dando una opinión técnica y fundamentada, estamos utilizando la libertad de expresión de forma responsable, nos cuesta mucho aceptar que nos manden callar y que sigamos callados. Respetaré la providencia cautelar hasta el día en que mi defensa tuviera que violarla. Hasta el momento aun no ha sido necesario, aunque si fuese necesario violaré la providencia cautelar.

¿Cuándo y por qué sería necesario?

Sería necesario… Vivimos un momento de campaña por parte de los demandantes de la providencia cautelar cuyo objetivo es desacreditar mi persona. Al desacreditarme no solo me destruyen a mí, sino también a mi familia. Esto ha ido creciendo. Desde septiembre han salido noticias muy bien orquestadas y bien planeadas que proceden de investigar mi vida privada. Vamos a avanzar contra quien hizo esa propaganda de cosas menos positivas de la vida, como es el caso de las deudas que tengo. Ya fui de vacaciones con mis tres hijas, con deudas. Cuando volví traía a mis hijas y también las deudas. Todos tenemos deudas. Hay una campaña oficial y otra que paralela. Un día vamos a intentar averiguar si están o no interrelacionadas. Cuestionan mi buen nombre, el hecho de ser o no buen padre, un buen marido y las deudas. Es necesario cuestión el nombre y callar a este señor… Eso no lo acepto y si fuese necesario violaría la providencia cautelar.

¿Qué podemos esperar de este libro, algunas novedades, aclarar la verdad?

Hace algún tiempo decía que es una protesta contra esta providencia cautelar. Un viaje condensado –y pequeño, se lee fácilmente- sobre estos problemas de la libertad de expresión. Creo que sirve como documento de apoyo y de esclarecimiento, incluso para jóvenes que no vivieron esa época y que pertenece apenas a lo imaginario… En este momento se viven situaciones concretas y creo que la juventud tiene una oportunidad histórica para percibir como eran las cosas en la práctica, cómo eran las cosas de alguna manera. No son iguales a aquel tiempo, aunque son muy parecidas. Callar a la gente, retirar libros del mercado, o aprehender libros, embargar el patrimonio son cosas de antes, de antes del 25 de abril. Me está sucediendo de esta forma, quieren asfixiarme económicamente.

¿Hay alguna novedad en el libro?

No debería tener que escribir sobre los casos. En este caso ni siquiera puedo. Si pudiera lo habría hecho. Los abogados que me dieron apoyo discutieron sobre ello para limar las aristas de si debería hablar o no del trabajo de los detectives privados, de la tesis del rapto y aclarar que eso es un trabajo desastroso. Esos señores me acusan de ser la culpa de todos los males, de no haber encontrado a la niña desaparecida. Ellos mismos se olvidan de lo que se hizo hasta el momento – no estoy hablando de su responsabilidad en nada – y del trabajo de los detectives.

La tesis sobre la desaparición de Maddie no es solo una tesis es una investigación basada en hechos…

No puedo hablar sobre eso. Puedo decirle que lo que está en el libro está en el proceso, o sea, relata una investigación apoyada también por el mismo proceso. Ambas cosas son lo mismo. Es solo el trabajo desde mayo a octubre, mientras estuve al frente de la investigación. Después el trabajo continuó. Ya hemos presentado prueba documental y testimonial de que lo que está en el proceso está en el libro. Es factual. Ahí no hay difamación alguna. Lo que se encuentra ahí es una opinión técnica y fundamentada de informes de lo que sucedió…

El proceso es público…

Aunque debería haber sido censurado. Si dicen que este libro, que está basado en el proceso, difama, entonces el propio proceso también difama. ¿Por qué no se censura el proceso? Circula por ahí… Fue distribuido a todos los periodistas.

¿Cuál es la verdad sobre el caso Maddie?

En este momento me han prohibido hablar sobre verdades y mentiras, por lo tanto tengo que estar callado sobre eso. Ni siquiera puedo dar a conocer lo que pienso, tal como está previsto en la providencia. Fíjese bien a lo que hemos llegado…

Los padres de Madeleine, desaparecida el 3 de mayo de 2007 en Praia da Luz, el Algarve, consideran insostenible la tesis de Gonçalo Amaral defiende en el libro, de que ambos están implicados en la desaparición de su hija…

Puedo decirle que aun no he visto escrito en ninguna parte algo que rebata aquello que está escrito en el libro. Se dice que el libro difama, aunque no se fijan en una parte del libro para decir que lo que está escrito es mentira y no está en proceso. Esta sí que es una gran pregunta. No cuestionaron página a página lo que está en el libro. Nadie dice porqué difama. La justicia se hace en silencio cuando discurre normalmente. Yo ya estaba en silencio, estaba escribiendo otro libro sobre la policía. Cuando surgió esto, tuve que dejarlo de lado para dar una respuesta pública.

Como ex coordinador de la Policía Judiciaria, en uno de los más recientes y mediáticos casos de investigación en Portugal, ¿qué es prioritario para usted en la escala de valores jurídicos: una providencia cautelar impuesta por un matrimonio inglés o el derecho a la liberta de expresión?

Hay límites. Hay una jerarquía de valores. El uso de la libertad de expresión responsable siempre estará por encima de la vida privada. Si se fija en la Constitución de la República importa más la libertad de expresión.

¿Qué va a hacer en el futuro?

En enero comenzaré la práctica jurídica… Voy a ser abogado.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí