domingo, 7 de marzo de 2010


Actualización 5 Marzo 2010:

Los sucesos de esta semana nuevamente han sido incompresibles y particularmente dolorosos.

El martes, el Ministerio Público en Portugal hizo público un gran número de documentos (relacionados con la investigación para encontrar a nuestra hija Madeleine) a los medios de comunicación británicos, tras su solicitud de acceso. Revelar tal información públicamente obstaculiza enormemente la búsqueda de Madeleine y pone a testigos y miembros inocentes de púbico en riesgo (causándoles también una gran ansiedad). La liberación y publicación de la información de esta manera también compromete potencialmente futuras investigaciones. Es difícil ver cómo alguien puede beneficiarse con sucedido esta semana.



Es imperativo que las Autoridades se responsabilicen de la información delicada y confidencial. Nosotros, junto al público en general, necesitamos garantías de que no se permita que esto vuelva a suceder otra vez. Igualmente, necesitamos garantía absoluta de que toda información creíble y pistas seran investigadas.

También instamos a todas las personas que trabajan en los medios de comunicación que tengan en cuenta su propia responsabilidad personal – dejando de lado ocasionalmente los intereses comerciales y teniendo en cuenta las consecuencias potenciales de sus actos, especialmente cuando la vida y bienestar de la gente está en peligro.

Nuestros propios investigadores han actuado con profesionalidad y con total integridad. Estamos deseosos de alentar a cualquier persona que tenga información que pudiera estar relacionada con el secuestro de Madeleine a que contacte con nuestros equipo de investigación directamente llamando por teléfono (800 814 028), por email (http://www.investigation@findmadeleine.com/) o a través de las direcciones postales facilitadas en la página Web. La información puede ser dada de forma anónima por cualquiera de las vías.

Estamos increíblemente agradecidos a todos aquellos que siguen apoyándonos en nuestra búsqueda por Madeleine. Durante semanas como estas, no tiene precio saber que no nos enfrentamos a este difícil viaje solos.

Traducción de Mercedes