sábado, 31 de enero de 2009

Caso Marta del Castillo - La familia de Marta estará en la marcha por Sevilla de esta tarde

---

abcdesevilla.es

ABC/ GLORIA GAMITO.
SEVILLA
Actualizado Sábado, 31-01-09 a las 12:47


Los familiares de Marta del Castillo Casanueva se unirán hoy a la marcha que saldrá esta tarde a partir de las 17,00 horas desde Nervión hasta la vivienda de la joven desaparecida hace ya una semana.

El padre, Antonio del Castillo confirmó que, junto al abuelo materno de la joven, acudirá a la manifestación, en la que se espera una asistencia masiva, ya que la convocatoria fue enviada vía 'Tuenti'. La marcha partirá del centro comercial de Nervión Plaza y continuará por Luis de Morales, Kansas City, Santa Justa, la Avenida Pablo Iglesias y Pueblo Saharaui hasta llegar a la calle del domicilio de la joven en la calle Argantorio, en torno a las 20, 00 horas.

Mientras, la Policía sigue con sus pesquisas. La teoría que la sitúa en la estación de Plaza de Armas es una de las líneas de investigación policial, y uno más de los más de cincuenta testimonios que dicen haber visto a Marta por toda España después de las nueve y media de la noche del sábado, pero ha captado la atención de los investigadores al tratarse del testimonio de un familiar de una amiga de la joven. Esta persona aseguró haberla visto en Plaza de Armas horas después de las nueve y media de la noche, cuando Marta fue vista por una vecina en el portal de su casa. Según este testimonio estaba como llorando y cuando quiso preguntarle qué le pasaba la esquivó y desapareció.

Esta es una de las líneas en las que trabaja la Policía, que no descarta la huida voluntaria de la chica. Agentes procedieron ayer a retirar el ordenador del abuelo de Marta —que también utilizaba la joven— días después de hacer lo propio con el de Marta, para continuar las investigaciones, centradas en los últimos contactos con su círculo de internautas.

Mientras la Policía sigue a la búsqueda de pistas en la red, el jueves procedía a tomar muestras de ADN a los padres de Marta, una prueba rutinaria, aseguran, para no perder tiempo por si las necesitaran en el transcurso de la investigación.

Todo indica pues que la Policía sigue sin descartar ninguna hipótesis a una semana de la desaparición de Marta del Castillo.

Aunque la Policía sigua la línea que conduce a que la desaparición de la chica es voluntaria, el padre de Marta aseguró ayer que su hija no se ha marchado de forma voluntaria de su casa. Antonio del Castillo señaló que todo parece indicar que su hija subió a la casa antes de que una vecina la viera por última vez en el portal del bloque sobre las nueve y media de la noche. Dijo que la niña estuvo en la casa «no mucho tiempo» pero que se dio cuenta de que había subido «porque su bolso estaba allí» y porque el router del Wifi estaba conectado.

La teoría del padre

De nuevo ante los periodistas, que hacen guardia a la espera de noticias a las puertas del bloque, el padre de Marta explicó que la niña siempre lleva el DNI, las llaves y el móvil en el bolsillo del pantalón y de esta forma no los perdía si extraviaba o le robaban el bolso. La teoría del padre es que la niña llegó a la casa y conectó el Wifi y «la llamaron al móvil o al portero algún conocido y bajó a esperarlo». Precisamente, la vecina que vio a Marta la noche de su desaparición en el portal del bloque, dijo que parecía estar esperando a alguien.

En todo momento el padre defendió que su hija no se había ido de casa de forma voluntaria: «Puede que bajara voluntariamente porque había quedado con algún amigo, pero no se fue voluntariamente. Pongo en juego mis dos brazos».

De la misma opinión es el tío de Marta y portavoz familiar, Javier Casanueva, que sostiene la teoría de que «no se ha ido de forma voluntaria».

Antonio del Castillo dijo que su hija era confiada y había dado su contraseña de tuenti a su círculo de amistades. Sobre el ordenador de su suegro que la Policía se llevó ayer para investigar dijo que el castigo que él imponía a su hija era «quitarle el móvil o el ordenador y entonces ella se conectaba en el de su abuelo» que vive en otro piso del mismo bloque. Su mujer, dijo Antonio, es la que peor lo está pasando. Toma muchas pastillas y ellos quieren «que se entere de lo menos posible».

Desde la desaparición de la niña esta familia está en un «sin vivir» y sometida a un estrés emocional extremo. José Antonio Casanueva, el abuelo, dice que no puede parar en su casa, los nervios no lo dejan, y sigue su propia línea de investigación, desplazándose a diversos sitios. Ayer mismo por la tarde fue a San Jerónimo a mirar el río y dice que vio un coche patrulla y una lancha de la Guardia Civil. Hoy quiere ir a Camas «porque dicen que la han visto allí» y lo van a acompañar, para que no vaya solo, miembros de la Asociación de Vecinos Turdetania, Socios de esta entidad ya han ido a Córdoba y Jaén para comprobar las noticias que situaban a la niña en Lucena y Linares. Cuenta que su hijo Javier, el portavoz de la familia, está recién operado de menisco y no ha podido hacer ni el reposo.

De su entrevista ayer con el subdelegado del Gobierno, el jefe superior, y el comisario provincial, dice Javier Casanueva que les pidió que la encontraran: «Como sea pero traerla», porque la espera, la sensación de no saber el paradero es horrible, emocionalmente muy dura «y no se puede pasar página». El subdelegado se comprometió a trabajar en el caso «el tiempo que haga falta hasta que se esclarezca». El subdelegado tranquilizó a la familia: «Nos dijo que confiemos, que está trabajando la élite de la Policía, con agentes que están haciendo horas extras gratis. Toda la Policía está volcada». La familia, mientras, sigue adelante con esperanza y haciendo todo lo posible por encontrar a la niña: «Que no quede nada por hacer».

Para hacer comentarios: Aquí