martes, 14 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann - Matrimonio McCann furioso con el documental

24 Horas

El portavoz de los padres de Maddie dice que Amaral insiste en “una mentira”

Carlos Pinto de Abreu, el abogado de Kate y Gerry, dice que aun no ha recibido ninguna orden por parte de sus clientes sobre la obra retransmitida ayer en TVI (Inciso: Ni la recibirá).

Texto – Duarte Levy

“Madeleine nunca fue raptada y murió la noche de la desaparición.” Esta fue la tesis defendida en el documental inspirado por el libro de Gonçalo Amaral, ex inspector de la PJ, sobre el caso Maddie que divulgó ayer TVI y que el abogado del matrimonio McCann, Carlos Pinto de Abreu, confesó no haber visto (Inciso: Mal abogado. Si fuese el mío ya estaría despedido).

“No comento sobre ficción y mucho menos sobre invenciones,” dijo el abogado, reconociendo que no había recibido ninguna instrucción concreta por parte de sus clientes, Kate y Gerry McCann, a propósito del documental de Valentim de Carvalho.

Según una fuente próxima al matrimonio McCann, los padres de Maddie “están furiosos con el hecho de que Gonçalo Amaral siga insistiendo en una mentira,” añadiendo que el documental de TVI nunca será mostrado en Inglaterra por “ser una ficción que no ayuda a la búsqueda de la niña.”

El portavoz del matrimonio, Clarence Mitchell, acusa al antiguo coordinador de la PJ de “querer ganar dinero con el caso.”

En Inglaterra el documental fue seguido con atención a través de Internet y en los cafés y bares portugueses donde TVI sirvió de motivo para justificar reservas de mesa para cenar, en su mayoría clientes británicos que querían ver lo que saben que ningún canal del país retransmitirá.

Presiones e ingerencias

En el documental, Gonçalo Amaral mostró una breve reconstrucción de lo que, según la investigación oficial de la Policía Judiciaria, habría sucedido la noche del 3 de mayo de 2007, apuntando con la fuerza de las imágenes las inconsistencias de las declaraciones de los padres de Maddie y de sus siete amigos.

En el documental se mostraron por primera vez en televisión las imágenes del trabajo de los 2 perros llegados de Inglaterra preparados para buscar únicamente vestigios de sangre y olor a cadáver.

Perros que indicaron el coche que los padres de Maddie utilizaron en el Algarve así como en diversas pertenencias del matrimonio y algunos lugares del apartamento 5A del Ocean Club.

En el documental de TVI fueron levantadas además, en relación al trabajo del laboratorio inglés –el Forensic Science Service (FSS) de Birmingham- cuyos análisis fueron inicialmente considerados suficientes para lanzar las sospechas sobre el matrimonio McCann, pero que acabarían por ser desmentidas por la intervención de un responsable de la policía inglesa.

Durante 50 minutos, tanto Gonçalo Amaral, que lideró la investigación del caso, como otros intervinientes, destacaron las ingerencias de las autoridades inglesas, acabando el antiguo coordinador del Departamento de Investigación Criminal de Portimão (DIC) de la PJ por ser apartado de la investigación.

El propio Gonçalo Amaral reafirmó más de una vez que “la PJ fue presionada para no investigar este caso como otro cualquiera”.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí