sábado, 25 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann: Perros detectan olor a cadáver y sangre se recogieron fluidos humanos

Correio da Manhã

La PJ pagó 30 mil euros por los análisis de los vestigios

El Instituto Nacional de Medicina Legal (INML) cobró cerca de 30 mil euros a la Policía Judiciaria (PJ) por la realización de los análisis de los vestigios recogidos en el caso de la desaparición de Madeleine McCann. Al haber sido archivado el proceso, los gastos tendrán que ser asumidos por el Estado y no podrán ser imputados a los arguidos, en forma de costas judiciales.

A su vez, los análisis realizados en Inglaterra fueron a cargo de las autoridades inglesas. No fue remitida ninguna cantidad para pago, conforme llegó a ser admitido.

En ambos casos – los vestigios recogidos en la primera fase de la investigación y los encontrados después de la utilización de los perros-, las conclusiones de los mismos no permitieron a la investigación llegar a ninguna conclusión.

“Es el procedimiento normal. Los análsis que son solicitados por la PJ normalmente son cobrados a la Policía Judiciaria. También es habitual que después los gastos sean enviados al tribunal, para que los arguidos acaben soportando los gastos en forma de costas judiciales. En este caso, como el proceso fue archivado, quien paga es el Estado”, dijo a CM Duarte Nuno Vieira, director del INML, afirmando desconocer la cantidad en cuestión.

Dice, además, que en este caso la prueba científica asumió un carácter fundamental. Fue en base a los exámenes preliminares realizados por las autoridades que la PJ avanzó en la constitución de Kate y Gerry como arguidos.

Los primeros datos daban cuenta de que se trataba del ADN de la niña, aunque los exámenes finales dejaron dudas. Dijeron los ingleses que los vestigios encontrados en el coche podrían haber sido contaminados por los familiares directos de la niña, lo que imposibilitaba el poder decir con certeza que el vestigio correspondía a la niña inglesa.

También en la ventana de la habitación de donde desapareció la niña solo fueron encontradas las huellas de la madre.

Los McCann graban para “Oprah”

El matrimonio McCann grabó ayer, en los Estados Unidos, la entrevista para el programa de Oprah Winfrey que será emitido pasado mañana. Se desconoce cuándo será emitido en Portugal. (Inciso: Todos los datos apuntan a que la emisión en EE.UU será el 4 de mayo)

Según Kate y Gerry, el viaje a los Estados Unidos servirá para dar “un nuevo impulso al intento de encontrar a Maddie” y el programa de entrevistas será el vehículo para mostrar imágenes de cómo sería el aspecto de la niña dos años después de su desaparición. El portavoz de la familia anunció además que “será revelado un nuevo sospechoso de la desaparición de Maddie, que fue visto en Ocean Club, aunque la información fue enterrada en el proceso”.

JUEZ ORDENÓ RETIRAR EL DOSSIER

El juez ordenó retirar el dossier con la información sobre pedófilos ingleses del proceso y se encuentra a cargo del Ministerio Público. El gabinete del fiscal general de la República aseguró que la decisión fue tomada por el magistrado “en armonía con lo dispuesto en el Código Penal”. Asegura además Pinto Monteiro que el proceso se “encuentra bajo custodia del Ministerio Público de Portimão” y que si el MP así lo entiende podría permitir que la PJ lo consultase.

PORMENORES

COCHE

Una de las muestras recogidas, después de la señalización de los perros, estaba en el coche alquilado por el matrimonio. La PJ defendía en un primer momento que el cadáver de la niña había sido transportado en ese automóvil, más de 20 días después.

VENTANA

Kate McCann dice que la ventana estaba abierta cuando Maddie desapareció. Aunque el examen de las huellas digitales indica que fue ella quien abrió la ventana aquella noche. No se encontró ninguna otra huella digital de extraños, lo que apartó la tesis del secuestro.

SOFÁ

Otro de los vestigios recogidos por la PJ estaba detrás del sofá del apartamento. Los investigadores defendieron que era sangre y esperaban probar que pertenecía a Madeleine. Los análisis fueron, mientras tanto, inconcluyentes.

Eduardo Dâmaso / Tânia Laranjo

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí