jueves, 24 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann - Los padres intentan convencer a los locales que su hija está viva

Guardian.co.uk

Los McCann regresan a Portugal en busca de Madeleine – y para demandar al jefe de policía (Inciso: Titular modificado, en su primera versión la coletilla era “y de una compensación”… Viva la ¿auto?censura)

La visita también ha servido para ultimar los planes para demandar al jefe de policía

Imagen tomada el 12 de mayo de 2007, 9 días después de la "desaparición" y día del cuarto cumpleaños de Maddie.


Matthew Taylor and Esther Addley

guardian.co.uk, Wednesday 23 September 2009 21.40

Los padres de la niña desaparecida Madeleine McCann han regresado hoy a Portugal para lanzar una ofensiva de encanto fresca destinada a convencer a los locales escépticos que ellos todavía tienen esperanza de encontrarla viva.

El viaje de un día, que también estaba destinado para ultimar los planes para demandar al ex policía Gonçalo Amaral, que ha mostrado abiertamente sus sospechas hacia la pareja, era la primera vez que la madre de Madeleine, Kate McCann, regresaba al país desde que fuera nombrada como sospechosa de su desaparición en mayo de 2007.

Los McCann se reunieron con sus abogados y asesores legales antes de mantener una reunión informativa con los periodistas locales donde Kate dijo que era crucial que tuvieran el apoyo de los portugueses. (Inciso: A buenas horas mangas verdes).

“Este es un día muy importante para nosotros en la búsqueda de Madeleine,” dijo a los periodistas. “Esto podría ser el punto de inflexión en la búsqueda de nuestra hija.”

Las conversaciones con sus abogados portugueses básicamente preocupados por la batalla iniciada con el ex policía Amaral, que dirigió la investigación inicial sobre la desaparición de Madeleine, de tres años.

Están planeando demandar a Amaral por 1,2 millones de euros por las afirmaciones que realizó en su libro La Verdad de la Mentira, en el cual afirma que Madeleine está muerta y cuestiona la versión de los McCann sobre que fue secuestrada del apartamento turístico del complejo de Praia da Luz en el Algarve mientras ellos cenaban en un restaurante cercano.

La pareja ha asegurado exitosamente una medida cautelar prohibiendo la ulterior venta o publicación del libro, que estaba a punto de ser traducido al inglés, tildando Gerry a principios de mes, estas afirmaciones como “imperdonables” y dijo que las afirmaciones falsas han hecho un daño inmenso a la búsqueda de su hija.

“Hay muchas personas en Portugal, que podrían tener pruebas y que creen que Madeleine está muerta,” dijo. “Si la gente cree eso, no la buscarán y no se presentarán con información.”

Añadió: “Es un hecho que se le ha dicho a la gente que Madeleine está muerta. No hay ninguna prueba que apoye eso y es imperdonable.”

El equipo legal luso de los McCann confirmó que Amaral, que fue destituido de su puesto en la investigación después de una dura crítica sobre su forma de llevar el caso, ha sido demandado en una demanda civil por las afirmaciones realizadas en su libro. “Hemos solicitado 1,2 millones de euros en concepto de daños y perjuicios”, dijo Ed Smethurst, coordinador legal de los McCann.

“Aunque nos hemos reservado el derecho de incrementar esta cifra tan pronto como sepamos con seguridad los beneficios que ha generado la venta de este libro.”

La opinión pública en Portugal, inicialmente favorable, se ha ido convirtiendo paulatinamente en hostilidad hacia la pareja desde que fueron nombrados arguidos, o sospechosos oficiales, en septiembre de 2007, incluso después de que fueran exonerados de cualquier implicación por los investigadores portugueses en mayo del pasado año.

También se ha sabido que la pareja ha contratado una firma portuguesa de Relaciones Públicas para ayudarles a mejorar su imagen entre los locales. “Es muy importante que consigamos extender el mensaje entre los medios de comunicación portugueses y el público que la búsqueda de Madeleine continúa,” dijo el portavoz de la pareja, Clarence Mitchell.

Aunque la búsqueda de los McCann por su hija ha tomado un perfil más bajo, uno de los investigadores privados que lidera ahora la misma, el ex detective Dave Edgar, dijo este mes que estaba seguro que Madeleine estaba viva y retenida a solo 10 millas de donde fue secuestrada.

Edgar añadió que la aparición de otras niñas desaparecidas y que se presumían muertas –como Jaycee Lee Dugard, Natascha Kampusch y Elisabeth Fritzl- apoyan su teoría de que Madeleine todavía está viva. (Inciso: ¿Por qué? Todos estos secuestros FUERON DEMOSTRADOS, el de Madeleine NO.)

“Lo más probable es que Maddie está siendo retenida, posiblemente en un sótano, igual que Natascha o Elisabeth, y podría aparecer en cualquier momento,” dijo a un periódico de Belfast.

En mayo Kate McCann apareció en el programa de Oprah Winfrey y realizó un emotivo llamamiento pidiendo ayuda para encontrar a su hija que fue emitido en 100 países.

El mismo mes hubo una oleada de interés cuando un pedófilo británico que había estado viviendo cerca de Praia da Luz cuando Madeleine desapareció fue localizado e interrogado en Alemania.

Tres meses después Mitchell pidió información sobre una mujer descrita con “un parecido con Victoria Beckham” a quien un testigo describió diciendo que actuaba de forma sospechosa en Barcelona tres días después de la desaparición de Madeleine. Ninguna de las dos pista ha llegado a ninguna parte hasta el momento.

Esta noche Mitchell dijo que el equipo investigador tenía más de 1.000 “fragmentos de información” sobre la mujer vista en Barcelona, que los detectives estaban estudiando.

Añadió que dos nuevas pistas había llevado a los investigadores hasta Portugal durante los últimos meses, y que la campaña tenía actualmente dinero suficiente para continuar la búsqueda hasta la primavera de 2010.

Guerra de Imagen

Desde los primeros días tras la desaparición de su hija en mayo de 2007 Kate y Gerry McCann estuvieron bajo un intenso escrutinio por sus relaciones con los medios de comunicación.

Ayudados en un principio por el portavoz para la prensa de la empresa turística donde estaban alojados, y más tarde por Clarence Mitchell, que entonces trabajaba en nombre del Foreign Office, pronto se vieron obligados a contratar a su propio equipo mediático para lidiar con la gran cantidad de medios de comunicación británicos, portugueses e internacionales que se agolpaban en la puerta de su apartamento en el Algarve pidiendo un comentario a cada paso de la búsqueda de Madeleine.

Aunque la pareja fue cuidadosa al ofrecer información a los medios británicos, periódicos portugueses y emisoras sintieron que no tuvieron el mismo acceso, y mientras aumentaban las críticas hacia la policía portuguesa en los periódicos británicos, ellos a cambio empezaron a filtrar material perjudicial a periodistas locales descontentos.

Hacia finales del verano de 2007 la pareja ya había iniciado una acción legal contra una revista local, Tal e Qual, por alegar falsamente que ellos habían sido los responsables de la muerte de Madeleine. (Inciso: Demanda que fue “convenientemente” retirada hace poco tiempo)

Su apoyo entre la población portuguesa, siempre frágil, se convirtió abiertamente hostil cuando la pareja fue nombrada sospechosa oficial en septiembre –Kate McCann fue abucheada cuando salía de la comisaría, abandonando Portugal pocos días después (Inciso: dos exactamente). La visita de ayer es la primera vez que ella ha regresado desde entonces.

Mitchell abandonó el Foreign Office para trabajar como portavoz personal de la pareja semanas después mientras algunos titulares en UK llegaban a ser igual de críticos. El marzo siguiente los McCann aceptaron una indemnización por daños y perjuicios por 550.000 libras del Grupo Express, por sus afirmaciones “grotescas y gravemente difamantes”, incluido que había vendido a Madeleine y que habían participado en intercambios de parejas. Desde entonces han sido formalmente exonerados de cualquier implicación en el crimen. (Inciso: Mentira, no han sido acusados porque la PJ no consiguió reunir pruebas suficientes que apoyasen su teoría… Algo muy diferente teniendo en cuenta la “pifiada” del FSS y sucedáneos).

No obstante, en Portugal, permanece una gran falta de simpatía y entre muchos, una sospecha abierta hacia la pareja, que ha sido alimentada por la publicación del libro del ex jefe de policía Gonçalo Amaral “La Verdad de la Mentira”, en julio de 2008. La decisión de los McCann de hablar hoy en privado con los locales en vez de con los medios de comunicación británicos puede ser la primera señal de un cambio de estrategia de sus nuevos asesores de imagen lusos.

Esther Addley

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí