domingo, 13 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Kate McCann: Tengo que estar cerca de Maddie


13 de diciembre de 2009

By James Murray in Lisbon

La VALIENTE Kate McCann contó ayer cómo se sentía “más cerca” de su hija desaparecida Madeleine después de realizar un emotivo viaje al resort de donde fue secuestrada (presuntamente)

Kate, 41, admitió que aunque su dolor era más agudo en Praia da Luz, Portugal, también se sentía más en paz.

Describió cómo ella y su marido Gerry consiguieron confort de la visita a la iglesia local realizada ayer.

Kate dijo: “A primera hora de esta mañana fuimos a la encantadora pequeña iglesia de Nossa Senhora da Luz. Estaba tan tranquilo y pacífico – un verdadero santuario.

Aunque nuestro dolor parece mucho más intenso aquí, es reconfortante a la vez ya que nos sentimos más cerca de Madeleine. (Inciso: Al final resulta que ha tenido que hacer un “gran esfuerzo” para no volver en más de dos años).



“Cuando caminamos hasta las rocas de la playa con sus olas batientes y esa sensación de amplitud y libertad –otro lugar donde siempre me he sentido capaz de de alcanzar a Madeleine y encontrar un poco de consuelo. (Inciso: ¿Por qué este lugar? Que sepamos solamente estuvieron media hora en la playa con Madeleine)


ACCIÓN LEGAL: Gerry y Kate McCann a la puerta del tribunal en Lisboa

Kate contó cómo había añorado volver al resort durante dos años por razones personales y emocionales. Dijo: “No tenemos ninguna razón para estar desilusionados. Para nosotros era importante estar allí, especialmente por Madeleine.”

Kate y su marido Gerry abandonaron apresuradamente Praia da Luz el 8 de septiembre de 2007, volando de regreso a Reino Unido después de que fueron erróneamente nombrados sospechosos de la desaparición de Madeleine. (Inciso: ¿Erróneamente? Si el proceso fuese reabierto ellos recuperarían inmediatamente su estatus de arguido. Esto significa que: Los McCann siguen siendo sospechosos, aunque la investigación, en ese momento, no había conseguido pruebas suficientes para acusarlos formalmente. Esto no significa que esas pruebas no existan o aparezcan. También podrían aparecer pruebas que los exoneraran de verdad, pero esto resulta muy difícil, ya que los McCann y sus amigos SE NIEGAN a colaborar con los investigadores OFICIALES. En su lugar, se dedican a pagar a detectives que de momento han demostrado no saber ni donde tienen su mano derecha. Como dicen los McCann... Por favor, no distorsionen la verdad).

El viernes, 824 días desde aquel día, la médico de familia realizó un descorazonador viaje de regreso con Gerry para intentar encontrar alguna paz en su tormento y descubrir qué le ocurrió realmente a Madeleine.

En una entrevista exclusiva para el Sunday Express la abogada de los McCann Isabel Duarte dijo: “Está deseosa de ir al lugar donde lo dejó todo. Me dijo que era muy importante para ella estar en el lugar donde Madeleine había desaparecido. (Inciso: ¿Entonces por qué ha tardado 824 días en volver? Pudo haberlo hecho el año pasado para ayudar a los investigadores con la reconstitución de los hechos cuando se lo pidieron, pero parece que sus amigos “estaban demasiado ocupados para asistir”)



“Era una parte muy importante de su vida. Psicológica y emocionalmente ella necesita estar allí, ella tiene que estar en ese lugar otra vez.

“Ella quería privacidad, no quería causar un alboroto o un disturbio pero lloraba mientras hablaba conmigo sobre esto.” (Inciso: ¿Por qué lloraba, por ella o por su hija? Isabel, que sepamos tú tienes un título en Derecho, vamos a dejar la parte de la psicología a los profesionales).

La pareja, de Rothley, Leics, había deseado realizar un visita privada al Ocean Club de Mark Warner y al apartamento 5A de donde Madeleine fue secuestrada (presuntamente) el 3 de mayo de 2007, solo unos días de su cuarto cumpleaños.

Sin embargo, los detalles de su viaje emergieron pronto y decenas de periodistas aparecieron en el resort, obligándoles a poner su visita en espera.

La Sra. Duarte dijo: “La Sra. McCann confía más en encontrar a Madeleine. Tiene un vigor renovado, una nueva fuerza. Añadió: “Me gusta mucho. Como madre que soy, no puedo comprender por lo que está pasando.” (Inciso: Sra. Duarte, como madre que soy, no puedo entender porqué tanto interés en no cooperar con la policía ni porque tardó 824 días en volver a ese lugar “tan añorado”).

El camino de 150 millas que recorriendo los McCann fue la continuación de un día de gran dramatismo en Lisboa el viernes cuando tuvieron un encuentro fugaz en un tribunal civil con el ex jefe de policía Gonçalo Amaral. Él intentaba levantar la prohibición impuesta a su libro La Verdad de la Mentira que sugiere que Madeleine está muerta. (Inciso: ¿Algún pasaje del libro que los McCann consideran demostradamente falso?)

El Sr. Amaral, que fue destituido del caso Madeleine, ha sido demandado por 1 millón de Libras por los McCann que dicen que su teoría es incierta y obstaculiza su búsqueda de Madeleine. (Inciso: Por favor, ¿alguna PRUEBA de la comisión de un secuestro?)

Cuando el caso fue pospuesto hasta enero, el Sr. Amaral se quedó en Lisboa para lanzar su segundo libro, llamado La Mordaza Inglesa, que él afirma “explica el proceso legal y mi opinión sobre la libertad de expresión en Portugal.”

Entre el público que estaba comprando una copia del libro estaba la Sra. Duarte, que consiguió una medida cautelar prohibiendo la venta de su primer libro (Inciso: Medida cautelar provisional dictada sin oír al demandado... Muy democrático).

Dijo: “Solo quería analizar y ver si hay algo que hacer, si hay algo que viola los derechos de mis clientes.” (Inciso: Sra. Duarte, según sus clientes, la simple existencia del Sr. Amaral viola sus derechos. Su derecho a MENTIR. ¿Ha pensado usted alguna vez en los DERECHOS DE MADELEINE BETH MCCANN?).

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí