martes, 22 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann - Matéria de Facto


19 de diciembre de 2009

Exigencias y justicia

Sócrates, el filósofo, decía: “un indicio es un indicio; dos indicios son dos indicios; tres indicios son prueba”. La frase encierra una exigencia en la valoración de la prueba indicial. No basta un mero indicio es necesario algo más.

Hace unos días conocía a un joven portugués, condenado a cadena perpetua por un tribunal inglés, basándose en un único y falso indicio. La aparente facilidad con que se condena a un extranjero en Reino Unido contrasta con las exigencias socráticas y algunos archivos de procesos-penales en Portugal.

La conclusión es simple en Portugal, al contrario que en Reino Unido, se exige más. O mejor dicho, se teme al sospechoso extranjero y si es poderoso el archivo es siempre una escapatoria legal y un bálsamo para almas temerosas. El abandono por parte del Gobierno portugués, del que ese ciudadano fue objeto, demuestra el desprecio al que estamos sujetos cuando se entra en colisión con el sistema policial y de justicia de una gran potencia.

Los intereses del Estado portugués no abarcan la defensa de sus ciudadanos, dejándolos solos y desamparados. Sin el apoyo que se exigía, el joven portugués consiguió probar su inocencia y hoy lucha por la indemnización por los daños que sufrió con el tiempo que pasó en una cárcel británica. Sigue sin apoyo del Gobierno.

Gonçalo Amaral, Ex-Coordinador de la PJ

Traducción de Mercedes



17'30" - Dice el abogado Marcos García Montes: Indicio, más indicio, más indicio es una prueba, una prueba indicial.

Para hacer comentarios: Aquí