jueves, 22 de enero de 2009

Caso Joana: Cristóvão dice que solo una revelación de Leonor debería conducir a la búsqueda

---

Correio da Manhã

“Que diga donde está el cuerpo”

Paulo Pereira Cristóvão, ex inspector de la Policía Judiciaria que investigó la muerte de Joana en 2004, quiere que el abogado de Leonor Cipriano, madre de la niña condenada por su homicidio, junto con su hermano João, “recorra el resto del camino” y consiga la revelación de lugar exacto donde está el cadáver de la niña.

“A todo el mundo le gustaría que Joana tuviera un entierro digno”, dice el ex inspector a CM. Cristóvão lanzó esta idea en el marco de la confesión de Leonor, revelada el pasado viernes, en el Tribunal de Faro, por su abogado, Marcos Aragão Correia. Según Leonor, su hija fue enterrada “allá en la cima de los montes de Figueira”, después de haber fallado su venta por João Cipriano, tío de la niña de ocho años.

“No vamos a iniciar una cruzada con un sacho por las tierras del norte de Figueira”, dice el ex inspector. “Pero, si apuntaran un lugar que todavía no haya sido objeto de rastreo, las entidades competentes deben actuar”, concluye. En este sentido, el abogado pide a Leonor que complete la confesión, asegurando que “Ella sabe donde está el cuerpo.” Aragão Correia responde: “Si ella lo supiera, ya lo habría dicho. Es João quien lo sabe”. Y critica a los inspectores por no haber seguido las pistas sobre la venta de la niña.

Gonçalo Amaral, coordinador de la investigación (ya jubilado de la PJ), dice que “el cuerpo no existe” y que João lo admitió durante la investigación

Pereira Cristóvão y Amaral, entre otros policías, están acusados por Leonor por un caso de tortura. Hoy hay una sesión del juicio y, según pudo saber CM, los arguidos van a romper el silencio.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí