sábado, 17 de enero de 2009

Caso Leonor Cipriano: Joana habría muerto a causa de los golpes de su tío

---

SOS Madeleine

El nuevo testimonio fue escrito por Marcos Aragão

El abogado Marcos Aragão Correia revelo ayer a la prensa, al margen del juicio de los cinco inspectores de la Policía Judicial (PJ), un documento firmado por Leonor Cipriano, donde la madre de Joana acusa a su hermano, João Cipriano, de ser el único autor del asesinato de la niña.

En este documento de ocho páginas, escrito por la mano del abogado, Leonor Cipriano explica que su hermano la convenció de vender a Joana, pero que "las personas no tenían el dinero prometido (una suma que Leonor no ha revelado) y João no entrego a la niña. "

(Para leer el documento completo, consulte aquí las fotos o el PDF).

Esta enésima versión seria , según Marcos Aragão, "la verdadera historia", el testimonio de Leonor contando exactamente lo que habría sucedido a su hija Joana, desaparecida en septiembre de 2004.

"Cuando Joana salió de la casa, la intención era la de entregarla a esas personas y simular un secuestro", afirma el abogado, explicando que su tío, João Cipriano, había llevado la ropa de la niña en una bolsa grande.

Según Marcos Aragão, Joana habría escuchado toda la conversación entre João y los compradores, amenazando a su tío de "que iba a contarlo todo" tras lo que " él empezó a golpearla hasta que acabo matándola."

De acuerdo con este nuevo testimonio, escrito por Marcos Aragão, Leonor no estuvo presente en la muerte de Joana pero João Cipriano, le habría confesado su crimen: cuando regresó a casa trató de ocultar el homicidio, pero, ante la insistencia de Leonor, que había visto manchas de sangre en los pantalones de su hermano, João finalmente admitió haber matado a Joana y haber escondido el cuerpo en un lugar cercano de la casa antes de enterrarlo al día siguiente.

La Enésima versión tiene como objetivo al ex coordinador Gonçalo Amaral

Al margen del juicio de los cinco inspectores de la Policía Judicial , Marcos Aragão Correia - el mismo abogado que afirmaba haber tenido una visión de que el cuerpo de Maddie estaba en las aguas profundas de la presa de Arade - eligió presentar el documento a la prensa destacando que Leonor " decidió olvidar y decir que no sabía nada" por "la amenazas de su hermano", pero que la confesión de su participación en la muerte de Joana fue hecha " bajo la tortura” cuando ella fue escuchada por los inspectores de la PJ.

La nueva versión de los hechos que rodearon la muerte de Joana por otra parte sería utilizada por el abogado de Leonor para apuntar al antiguo inspector y coordinador Gonçalo Amaral, responsable durante la desaparición y muerte de Joana en 2004 y de Madeleine McCann en 2007.

En el documento que el abogado ha escrito y que Leonor ha firmado, el antiguo inspector está acusado de conocer la verdad: "Si el Sr. Gonçalo lo sabe, entonces ¿por qué pidió que me pegaran? ¿Por qué?".

En declaraciones a la prensa portuguesa, el antiguo coordinador del DIC de la PJ en Portimão, se ha limitado a decir que Leonor Cipriano, ya ha sido considerada como psicópata (ver vídeo del psicólogo Paulo Sargento) y que ella miente, subrayando que la madre de Joana, así como su hermano Joao fueron juzgados y condenados por la muerte de Joana, todo " el resto son mentiras que circulan".

El abogado de Gonçalo Amaral, Antonio Cabrita, va más allá, y después de haber considerado que el documento presentado por Marcos Aragão no tiene ninguna relevancia para el juicio en curso contra los cinco inspectores, afirma no creer que se trate de una declaración de Leonor, sino más bien la obra de otra persona: "una evidente manipulación de la detenida con otros fines, principalmente el de manchar la imagen de Gonçalo Amaral.

La revisión de la condena de Leonor debe esperar el final del juicio de Amaral

La solicitud de la revisión del juicio de Leonor y Joao Cipriano quedara esperando el resultado final del juicio de los cinco inspectores de la PJ, acusados de haber cometido actos de tortura durante un interrogatorio, el día después de la confesión de Leonor en presencia de su abogado en ese momento.

En noviembre de 2005, los dos hermanos fueron condenados respectivamente a 20 años y cuatro meses de cárcel y a 19 años y dos meses, pero en mayo de 2008, la Corte Suprema de Justicia redujo las condenas a 16 años y ocho meses de cárcel.

Publicado por Duarte Levy

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí