viernes, 16 de enero de 2009

Caso Leonor Cipriano - La defensa de Leonor Cipriano quiere que el MP investigue la pista de la venta de Joana

---

Publico.PT

“Confesión” de la madre llegó hoy al Ministerio Público

16.01.2009 - 17h23 Idálio Revez

El abogado de Leonor Cipriano pretende que el Ministerio Público (MP) investigue qué supuesto matrimonio “extranjero” pretendía “comprar a Joana”, la niña desaparecida en el pueblo de Figueira, en septiembre de 2004. Para sustenta esta pista, el abogado hizo llegar hoy al MP una “confesión”, firmada por la madre de la niña en la prisión de Odemira, en cuyo documento asume que pactó con su hermano, João Cipriano, una operación que se destinaba a vender a su hija a cambio de “una ayuda económica para poder criar bien” a su otros dos hijos, Lara y Rubén.

La transacción no se llegó a efectuar porque los supuestos interesados “no tenían el dinero” que habían prometido. El intermediario habría sido su hermano, João Cipriano, que “se descontroló” cuando la niña “empezó a decir que iba a contarlo todo”. Ante esta situación le pegó y la “pequeña murió”, revelando que el “cuerpo estuvo escondido para deshacerse de él más tarde”. Ya en la fase del juicio sobre la desaparición de la niña, que discurrió en el Tribunal de Portimão, ambos cómplices optaron por el silencio. El tribunal con jurado les impuso una pena de 16 años y ochos meses, pero el cuerpo nunca llegó a aparecer.

Leonor Cipriano finaliza la información al MP, con un “perdóname” a su hija. Quien la mató, enfatiza, “fue el monstruo de mi hermano, João Cipriano”. A la entrada del Tribunal de Faro, el ex inspector de la PJ, Gonçalo Amaral, acusado de los delitos de omisión de denuncia y falso testimonio, interpelado a comentar la nueva versión de la historia contada por Leonor Cipriano, observó: “Es una mentira más de las que andan por ahí”. Por otra parte, el padrastro de la niña, Leandro, fue oído ayer por el Ministerio Público, por la supuesta agresión que habría sufrido en la PJ de Faro, durante la investigación dirigida por Gonçalo Amral.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí