miércoles, 28 de enero de 2009

Caso Rui Pedro - Se habla de archivar el proceso sobre la investigación de Rui Pedro. La madre nos confesó estar perdiendo las fuerzas

---

TV Mais – Edición Impresa

Por Hernâni Carvalho

Estoy perdiendo las fuerzas
A pesar de las noticias sobre el archivo, cree que va a volver a ver a su hijo.
A pesar de todo, en algunos medios de la PJ se cree que el niño está muerto.


“Estoy atónita. Estoy tan sorprendida como el señor. No sé donde nació esa información de que el proceso sobre mi hijo va a ser archivado. El Ministerio Público me ha asegurado que tampoco sabe de dónde ha salido esta noticia. Estos días son muy difíciles. Mi hijo cumple 22 años (el miércoles 28 de enero) y yo sigo sin saber nada de él. Ahora con el archivo del proceso peor. Estoy perdiendo las fuerzas”, nos dijo Filomena Teixeira, madre de Rui Pdro, esta semana.

“Me dijeron hoy mismo que se está realizando una investigación en el extranjero y que consideran muy extraño que alguien hable de un archivo, y me aseguraron que contactarían conmigo en breve. Claro que tengo esperanza de volver a verlo, pero estoy bastante desalentada últimamente. El día en que cumple 22 años, tengo cita en el psicólogo. Me acuerdo de mi hijo pero me faltan las fuerzas. ¡No quiero creer lo que dicen! No creo que quieran archivar el proceso. Aun hay muchas cosas que debían haberse hecho y no lo fueron. Al principio, el proceso fue mal conducido. Ni siquiera tuvieron en cuenta que Rui podía haber sido llevado. Anduvieron buscando el cuerpo del niño y solo después plantearon otras hipótesis. Ese tiempo fue fundamental para todo lo que salió mal. Tengo esperanza, pero no estoy bien.”

Desaparecido

Nos dicen que era un niño alegre, divertido y que quería ser portero (en un equipo de fútbol). Rui Pdro Teixeia Mendonça nació en Lousada (Porto) el 28 de enero de 1987. Tenía 11 años, ojo y cabello castaño cuando desapareció a las 14h00 del día 4 de marzo de 1998. Una foto publicada por “Caras”, hecha junto a un personaje público en Eurodisney, en París, mostraba a un niño que parecía ser Rui Pedro. Filomena vio esa foto y reconoció a su hijo en compañía de un desconocido. Otro avistamiento de Rui fue en Suiza. Estaría integrado en una red de pedofilia. Filomena volvió a reconocer a su hijo, pero la investigación de la PJ concluyó que no era Rui.

En algunos medios de la PJ persiste la convicción de que Rui está muerto. Otros aceptan que fue un rapto por una red de pedofilia. Surge ahora información de que el caso será archivado si no aparecieran nuevos elementos. Sobre la investigación, lo único que tvmais pudo saber es que aun está en curso y que ha sido enviada una carta rogatoria a la policía holandesa que aun no ha obtenido respuesta. Carta sobre la que tvmais dio cuenta a sus lectores hace un año. En la PJ, hay quien asegura que hay nuevos elementos que están siendo investigados y nos explican que se trata de un último intento para evitar el archivo del proceso.

El proceso de Rui no salió de Lousada hacia el Departamento Central de Investigación Acción Penal (DCIAP) hasta ocho años después de haber desaparecido Rui. Y este es apenas uno de los error cometidos por la PJ.

“No hubo ningún empeño”

Hacía más de un año que había desaparecido Rui cuando la periodista Ana Leal, gran reportera de la TVI, informó sobre la investigación.

Era 1999. “Quise intentar entender lo que estaba sucediendo”, nos dijo esta semana la periodista. “Me encontré con la historia equivocada, me di cuenta que había muchas cosas que no habían sido hechas. En la investigación policial, hubo mucha gente importante en el proceso que ni siquiera fue oída por las autoridades. Muchas veces por falta de medios, concretamente dinero. En el caso Maddie, hubo voluntad política y aparecieron los medios, pero en el caso de Rui no hubo ningún empeño. Fui al extranjero a investigar. Vi y oí muchas cosas que podrían haber ayudado. Lo que se debía haber hecho mucho antes por la PJ. Esto incomodó a algunos dirigentes de aquel entonces. De tal forma que pasado un mes hubo órdenes en la PJ para que hicieran aquello que yo ya había hecho. Para que tengan una idea del poco empeño, el proceso no salió de la fiscalía de la región hasta años después… El problema de Rui Pedro fue la mala investigación inicial. Aparecieron pistas durante los primeros días que después no fueron seguidas por la investigación. Y eso fue determinante para el fracaso de este proceso.

Hubo diligencia importante que solo fueron hechas ocho años después”, nos dijo Ana Leal, dejando en el aire que el archivo del proceso no sería así de simple…

Errores

La Judiciaria no llegó a Lousada hasta días después. La GNR tuvo conocimiento del mismo día, 4 de marzo de 1998. Rui fue visto por última vez en un descampado en la parte de atrás del Colegio de Lousada, andando en su bicicleta. Estaba parado al lado de un coche conducido por Afonso. Este niega que Rui hubiese entrado en el coche, pero la bicicleta fue encontrada en las inmediaciones y los amigos de Rui aseguran que esté sí entro en el coche. Afonso fue oído días después, pero solo fue constituido arguido el 30 de junio de 1999.

SOSPECHOSO

Hay un sospechoso común en todas las hipótesis de la investigación: Afonso (en aquel momento tenía 22 años) fue la última persona en ver a Rui Pedro.

Rui le pidió a su madre permiso para ir a dar una vuelta con Afonso, pero está se negó. Filomena cree que Afonso nunca contó todo lo que sabe y este siempre clamó su inocencia. El proceso tiene ya 11 años. A finales de 2007, Afonso mantuvo su versión. Camionero de profesión, hoy casado y padre de un niño.

ACOSADA

Filomena Teixeira y Manuel Mendonça, padre de Rui Pedro, no creen que Rui hubiera muerto cuando desapareció. Hoy dicen estar convencidos de que la PJ “está haciendo algo”. Ricardo Sá Fernandes, abogado de la familia, afirmó tener “esperanza de que haya resultados. No hay nada que indique que muriera”. A lo largo de estos años, Filomena Teixeira se aferró a la esperanza de que su hijo volvería. Hasta fue acosada sexualmente por un inspector de la Policía Judiciaria. “En aquel momento, presentamos una queja”, nos contó Filomena hace un año. Una vidente contactó con ella en innumerables ocasiones. “Que veía la cabeza de Rui en el rio”, nos dijo Filomena, afirmando que no olvida el día en que recibió una llamada y oyó la voz de su hijo decir “mamá”. Está segura. En otra ocasión, un hombre le exigió por teléfono que se desnudara en la ventana para entregarle a su hijo. “Nos pasó de todo”, dijo.

La hipótesis de que Rui está en el extranjero, retenido por pedófilos, eran muchas y ganaron consistencia con la investigación de la periodista Ana Leal. Filomena se dispuso a ir a buscar a su hijo donde quiera que fuese. Antes de partir a Suiza, quisieron prepararla. Le mostraron imágenes de lo que los pedófilos le hacen a los niños. “Vi cosas que llevaron al hospital”, nos contó. Su voz parece congelada al recordar los relatos. Filomena soportó todo hasta que, hace cerca de cinco años, su padre, José Teixeira, murió atropellado por un tractor. Está jubilada por incapacidad. Hoy, se mantiene ocupada con las terapias, el cuidado de su hija y en la búsqueda de su hijo, pero no ha seguido ninguna otra pista por las hay.

La historia de un timador oportuno

En 2003, José de Matos cumplía 7 años de pena en la prisión de Pinheiro da Cruz, condenado por innumerables delitos de fraude cualificado. Afirmó ser capaz de llegar hasta Rui Pedro e incluso facilitó un domicilio y el nombre de quien tenía al niño. Convenció al magistrado Rosário Teixeira, que trató de interceder ante el Tribunal de Ejecución de Penas. El timador obtuvo un permiso especial y salió en libertad durante cinco días. El permiso era tan especial que incluso podía salir al extranjero. El abuelo de Rui Pedro, José Cândido Teixeira, nunca reparó en gastos para encontrar a su nieto y puso en manos del timador una tarjeta de crédito ilimitado, un móvil de cada red y un Volvo S80. Matos salió de la cárcel de Pinheiro da Cruz el 26 de junio de 2003. Hasta el día de hoy, nadie le vuelto a poner la vista encima.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí