viernes, 5 de diciembre de 2008

Caso Madeleine McCann - “Cuando Gonçalo salió por la puerta de la PJ no había nadie diciéndole adiós”

McCann Files

Por Nigel Moore

El 30 de junio de 2008 marcó el último día de trabajo de Gonçalo Amaral para la PJ. Fue un día que transcurrió como muchos anteriores, de una honrosa carrera de 27 años, con la aprensión de dos toneladas y media de hachis y la detención de seis traficantes.

Después de entregar su arma reglamentaria, su placa, tarjeta de identificación y su teléfono móvil era hora de cerrar la puerta de un empleo al que había servido honrosamente y al cual dedicó su vida.

Para Gonçalo Amaral, había sido más que solo un “empleo”.

“Él hubiese preferido ser un policía hasta su muerte”, dice Sofía Leal, la mujer de Gonçalo Amaral, hablando en exclusiva para “mccannfiles.com”. Él me quiere mucho y quiere a las niñas, pero realmente vive para su trabajo.”

Lo que tendría que haber sido día feliz y memorable, ansiando el nuevo capítulo y nuevos retos de su retiro – armado con los buenos deseos y aplausos de sus colegas – en su lugar estuvo teñido de tristeza y profunda decepción.

“Cuando Gonçalo salió por la puerta de la PJ no había nadie para decirle adiós. Ningún director. Nadie. Después de una vida dedicada a la PJ, fue lo que más le hundió,” dice Sofía.

La naturaleza de la partida, y jubilación prematura, le puso difícil conseguir un objetivo para su vida hasta que se ocupó con las presentaciones de su libro, “Maddie: La Verdad de la Mentira”.

“Gonçalo pasó un mal momento con su jubilación, pero fueron los blogueros anónimos y ciudadanos de pie que conocía cada día en la calle los que fueron su apoyo.

“Aunque hemos intentado darle fuerza y esperanza, es lo que se espera de nosotros, ¿no es así? Fueron las personas que no conocía antes, y muchos que nunca conocerá, quienes fueron los auténticos proveedores de la esperanza de Gonçalo Amaral.”

Sofía pudo decir que estaba confirmada la publicación de “Maddie: La Verdad de la Mentira” en Francia, Alemania, Holanda, Noruega, Suecia y Finlandia.

No hay noticias concretas de la fecha del lanzamiento en Reino Unido todavía, aunque las negociaciones están progresando bien.

Finalmente, Sofía reveló que hace algunas semanas le escribió una carta a “una amiga que vive en el Reino Unido” y que “hasta el momento, no ha tenido respuesta”. Se pregunta “si todo va bien”.

“Vive en Rothley.”

Traducción de Mercedes