jueves, 22 de enero de 2009

Joana, 7 años, desapareció el día 13 de octubre de 2004. ¿Quién la mató? ¿Su madre? ¿Su tío? Hasta el momento, estas preguntas siguen sin respuesta.

---

TVMAIS – Edición impresa

Por Hernâni Carvalho

Fue el João quien la mató

Al final, ¿quién mató a Joana? Depende del día y del año. Leonor ya dice que no sabe nada de su hija, que fue el hermano quien mató a la niña dentro de la casa, que la niña está viva porque fue vendida, etc.… Ahora dice que fue el João.

Nuevo manuscrito, nueva versión. Nueva confesión, nuevo juramento. Con tantas versiones solo falta adivinar cuál es la que… escribió Leonor Cipriano al tribunal para revelar que su hija fue asesinada por su hermano João Cipriano, también condenado, como ella, a 16 años de cárcel por el homicidio de Joana. El pasado octubre, Leonor aseguró a jueces, jurados y los que estaban presentes en la sala que no sabía lo que le había ocurrido a su hija Joana y que creía que estaba viva. Pasados tres meses la misma mujer se desdice de todo en un documento de ocho páginas, escrito por mano del abogado de Leonor –Marcos Aragão Correia- pero firmado por ella. El documento fue escrito el 15 de enero pasado en la prisión de Odemira y enviado al día siguiente al Ministerio Público del Tribunal de Faro. Según esta última versión, fue João Cipriano quien convenció a Leonor para que entregara a Joana a los cuidados de personas ajenas a la familia. Por dinero. La entrega no salió bien, habiendo resultado en el asesinato de Joana.

El manuscrito

En el manuscrito que envió al Ministerio Público, Marcos Aragão, el abogado de Leonor, afirma que la nueva carta de Leonor es "una declaración necesaria de respeto a su hija Joana Isabel Cipriano Guerreiro, cuyo contenido representa simultáneamente una denuncia y una confesión". El abogado afirma que se trata de la primera confesión de Leonor "obtenida libremente, enteramente de acuerdo con su voluntad y en ausencia de toda y cualquier forma de coacción". Marcos Aragão solicita que, a partir de la declaración, sea abierta una investigación que averigüe quién quería comprar a Joana y se pueda localizar el cuerpo de la niña.

Según esta última versión de Leonor, ya estaba todo planeado para que Joana fuese llevada al extranjero. Fue su hermano quien hizo el trato. "Vi sangre en los pantalones y le pregunté por Joana, me dijo que las cosas no habían ido bien. Que los tipos no tenían el dinero", explica. En esta nueva versión, João dio "una paliza" a Joana y la "pequeña murió". Leonor dijo a los inspectores de la PJ que la niña había muerto de una paliza dada por João Cipriano en el interior de la casa en Figueira, Portimão. Llegado el juicio, negó la acusación. Leonor y su hermano João Cipriano han contado diversas versiones sobre los hechos ocurrido el 13 de octubre de 2004, el día en que Joana, de 7 años, desapareció.

Psicópata

Para policías y psicólogos, es solo una mentira más. El catedrático de Psicología Forense Paulo Sargento afirmó en el Tribunal de Faro, en calidad de perito, que Leonor tiene "rasgos narcisistas, paranoicos y esquizoides". Que miente siempre que puede. Tvmais pidió un comentario sobre esta nueva versión de Leonor a Gonçalo Amaral, el responsable de la investigación de la PJ en el caso Joana. "No comento afirmaciones de psicópatas. Es solo una mentira más. Su abogado la convenció que confesara quién violaba a Joana. Si ella lo sabía, ¿por qué no lo denunció nunca?", dijo el coordinador de la investigación de la PJ que sentó a Joana y João Cipriano en el banquillo de los acusados siendo condenados por la muerte de Joana Cipriano.

Con salud, dice él

Nadie sabe qué vino a hacer el padre de Maddie. Habló con su abogado y con el embajador, y se fue. En medio, dijo que su hija estaría bien de salud. Quintino Aires asegura que es imposible que la niña esté bien

Convencido de que su hija Maddie está viva y bien de salud. Fue lo que Gerald McCann, padre de Maddie, anunció cuando regresó a nuestro país la noche del 13 de enero pasado. La frase fue repetida en los periódicos y la televisión. Para Quintino Aires, catedrático de Psicología, se trata de una "afirmación descabellada, considerando especialmente que quien la dice es un médico. Ningún niño sustraído a sus padres está bien de salud 16 meses después. Gerald McCann sabe muy bien que lo que dijo es falso. No hay la más mínima posibilidad de que Maddie, admitiendo que está viva, estuviera bien de salud. Ni siquiera física. Su universo emocional nunca podría ser estable. Ni el Dr. McCann tiene esa convicción ni eso es posible".

Con los abogados

Dieciséis meses después de haberse marchado de Portugal, después de haber sido constituido arguido, Gerry McCann aterrizó en Portugal para definir nuevas diligencias en la búsqueda de su hija que desapareció el 3 de mayo de 2007, en Praia da Luz, el Algarve, “Solo volví para hablar con mis abogados y desarrollar nuevas estrategias así como analizar posibilidades para continuar la búsqueda de Madeleine”, afirmó. Decir que Gerry quiere más búsquedas o investigaciones parece un poco forzado…

El caso sigue archivado

Gerry no contestó al archivo del proceso y no requirió la apertura de la instrucción. O sea, ahora es procesalmente imposible que las autoridades retomen la búsqueda o investigación, a menos que alguien ofrezca elementos concretos y nuevos sobre la menor. E, incluso así, será necesario que el Ministerio Público los considere relevantes, según consta en el despacho emitido hace casi un año.

Al final ¿qué vino a hacer?

Aseguro que Gerry no tuvo durante esta visita ningún encuentro con la policía, PGR o miembros del Gobierno. Solo fue a reunirse con su abogado”, explicó Clarence Mitchell, portavoz del matrimonio McCann, a la prensa. “Vine única y exclusivamente para hablar con mis abogados para definir estrategias”, explicó Gerry McCann. Se sabe que estaba acompañado por su abogado inglés cuando se reunió en Lisboa con el abogado portugués Rogério Alves. Pero, citado por el “Diário de Noticias”, habría afirmado que se trataba de una reunión preliminar y que nada fue decidido. Además de esto, estuvo con el embajador. Para estas dos reuniones fueron precisas 22 horas.

Caja

Rogério Alves, abogado de Kate y Gerry

Talvez por eso, el padre de Maddie se haya hospedado en el lujoso Hotel D. Pedro Palace, en Amoreiras, Lisboa. Cuesta más de 400 euros (incluida la habitación del abogado inglés). Pagó el fondo Madeleine. El portavoz del matrimonio, Clarence Mitchell asegura que el fondo para la búsqueda de la niña continúa con fondos. “Tenemos 800 mil libras. No hay problemas de dinero. La gente sigue ayudándonos”.

Hechos

3 de mayo de 2007.

Madeleine McCann, 4 años, desapareció del apartamento de un complejo turístico en Praia da Luz, en el Algarve, donde fue dejada durmiendo con sus hermanos gemelos de 2 años, mientras sus padres cenaban con un grupo de amigos en un restaurante. Sobre las 22h00, la madre de la niña anunció la desaparición de su hija. A pesar de la megacampaña publicitaria internacional lanzada el día siguiente de la desaparición, paralela a una operación policial sin precedentes en Portugal, nunca más supo nadie de Madeleine McCann. Cuatro meses después, la Policía Judiciaria había descartado la tesis del rapto y admitido la muerte de la Madeleine. Los padres de la niña fueron constituidos arguidos. Dos días después, el 9 de septiembre de 2007, el matrimonio regresó a Gran Bretaña.

21 de Julio de 2008.

El proceso acabaría siendo archivado sin que se hubiese conseguido averiguar lo que sucedió. Después de esto, los padres de Madeleine han afirmado varias veces que siguen buscando a la niña, porque creen que está viva, reiteran que no se detendrán las campañas hasta que aparezcan pruebas de la muerte de su hija.

Traducción de Mercedes