domingo, 25 de enero de 2009

Marcos Aragão Correia: El Retorno

---

SOS Madeleine

El abogado de Leonor Cipriano, Marcos Aragão Correia, vio levantada la suspensión establecida por la Orden de Abogados, pero tendrá que enfrentarse a un juicio disciplinario por sus actos no solo en el caso Madeleine McCann, sino también en el juicio de cinco inspectores de la Policía Judicial.

Igual a sí mismo, el abogado que se dice también médium acusa ahora al juez presidente del Tribunal de Faro, Henrique Pavão de tener una "relación peligrosa" con Antonio Cabrita, defensor de Gonçalo Amaral.

Las acusaciones de Marcos Aragão Correia fueron proferidas después de su expulsión de la sala de audiencias del tribunal, tras su suspensión por el Colegio de Deontología de la Orden de Abogados de Madeira. Según el abogado, una denuncia contra el juez habría sido presentada en el Consejo Superior de la Magistratura.

Marcos y el Caso Maddie

El 6 de mayo de 2007 (3 días después de la desaparición de Madeleine) Marcos Aragão Correia, afirmo que pretendidas fuentes del hampa le habían indicado que Madeleine McCann había sido violada y asesinada y que su cuerpo fue arrojado a un “lago sombrío”. Presionado para que identificara sus presuntas fuentes, acabo cambiando su versión de la historia y se dijo espiritista, médium: después de haber participado en una reunión de espiritistas la noche del 5 de mayo, el abogado pretende haber tenido una visión de un niño de cuatro años "secuestrado, violado, asesinado y luego su cuerpo arrojado a un lago o una presa."

En octubre de 2007, pretende haber enviado una carta certificada desde la isla de Madeira a Rothley, dirigida a los McCann y conteniendo pretendidamente detalles, indicios y pruebas cruciales en el caso. Pretende también haber informado a la Policía Judicial de Funchal (Madeira).

El mismo mes, anunció que la famosa carta nunca llegó a manos de los McCann, a pesar de que a alguien firmo el acuse de recibo.

En noviembre de 2007, decidió demandar a los servicios del Correo portugueses, el CTT, acusándolos de no haber entregado correctamente la carta a los McCann. Según el abogado, un funcionario del servicio de correos habría firmado indebidamente la recepción de la carta, pero su denuncia fue juzgada sin fundamento y fue condenado al pago de las costas judiciales, que ascendieron a 100 euros.

En declaraciones a la prensa, Marcos pretende que sólo escribió a los McCann dándoles información debido a la falta de respuesta de la PJ a las indicaciones que él presuntamente dio en Madeira.

En diciembre de 2007, el vínculo entre el abogado y los detectives privados al servicio de los McCann se hizo evidente, entonces, se hizo más insistente en su versión de la presencia del cuerpo de Maddie en las aguas de la presa de Arade donde paga a buzos británicos para sondear las profundidades.

Presentado por los medios de comunicación británicos como un buen samaritano, el abogado afirma pagar los 1.250 euros diarios gastados con los buceadores, pertenecientes a la sociedad Dive Time de Lagos, con el dinero de Método 3.

Si el Buen Samaritano no tiene sentido del ridículo, ha demostrado sin embargo una gran noción del valor de los medios de comunicación y encuentra el modo de alertar a los medios de comunicación británicos y portugueses para que estén presentes en los momentos clave de sus búsquedas : primero, sale del agua un inofensivo pedazo de cuerda que él va a utilizar para hacer pasar la imagen de un niño atado, después son bolsas de plástico negro que contienen huesos de animales, pero va a hacer pasar el mensaje de que podrían ser los huesos de la mano de un niño. Finalmente, después de la intervención de la PJ, se demostrara que realmente se trataba de huesos de gatos.

Tendrá hasta el vicio de decir que esta seguro al 99% de que el cuerpo de Madeleine será encontrado en la presa.

A pesar de la intervención de las autoridades portuguesas, confirmando que los huesos provenían de una camada de gatitos, los escasos hallazgos de Marcos Aragão Correia - al menos eso es lo que él afirma en la prensa - serán enviados a Barcelona donde Método 3 tendría especialistas listos para llevar a cabo exámenes. Resultados que nunca han sido divulgados ya que, como se había hecho evidente, no había nada que decir, confirmando una vez más que el único objetivo del abogado era el de alimentar las dudas sobre la investigación oficial.

Hoy, Marcos Aragão continúa su trabajo, se convirtió en el abogado de Leonor Cipriano, aunque su principal objetivo sigue siendo el ex coordinador de la investigación de la muerte y desaparición de Madeleine McCann: Gonçalo Amaral.

Publicado por Duarte Levy

Traducción de Mila