domingo, 27 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Amaral contesta a los McCann: Hice lo que pude para encontrar a Maddie, pero cometí algunos errores

O Crime – Edición impresa



El ex coordinador de la Policía Judiciaria considera que “un oficial de policía no está obligado a obtener resultados”, sino a hacerlo lo mejor que puede. Además, está convencido de que ganará el caso que le enfrenta al matrimonio inglés relacionado con la medida cautelar provisional impuesta a su libro, “No me subestimen”, advirtió.

O Crime: ¿Cómo responde a la observación realizada por la pareja, en una entrevista dada a nuestro periódico, donde dicen que ninguno de los investigadores de la PJ ha hecho más que de lo que les correspondía, a diferencia de usted, que acusó a personas que el fiscal y el juez habían declarado inocentes?

Gonçalo Amaral: La pareja está mal informada. El proceso nunca ha llegado al ámbito de aplicación de ningún juez, se mantuvo en la fiscalía. Por lo tanto, el fiscal no realizó un archivo definitivo sino provisional, dejando el caso “a remojo”, pendiente de la aparición de mejores pruebas.

Sin embargo, el despacho final concluye que, en cuanto a los padres, no podía establecerse ninguna responsabilidad en la desaparición de su hija...

Tampoco es cierto. Lo que dijo el fiscal en el despacho de archivo fue que la no implicación de los padres en cualquier acción ilegal “parece ser el resultado” – no dice “resulta” (imperativo), dijo “parece ser el resultado” – en base al conjunto de elementos sobre los que emitió su opinión. Una opinión que es válida para el proceso, pero que no establece una verdad absoluta que limite la discusión pública. Ya no estamos en la Edad Media.

¿Cree usted que tenía la obligación en encontrar a la pequeña Maddie, tal como argumentó la pareja?

Un oficial de policía no está obligado a obtener resultados. Está obligado a hacerlo lo mejor que puede. Eso es lo que hice, mis colegas portugueses, británicos y yo. Con errores, lo admito. Yo ya he hecho una auto crítica de la investigación en el libro “La Verdad de la Mentira”.

Si no hubiese habido errores en la investigación, ¿hubiese sido posible encontrar a la niña viva?

Quizás hubiésemos encontrado a la niña. No puedo decir nada más debido a la medida cautelar provisional.

Los McCann están convencidos de que la tesis de la presunta muerte de Madeleine socava los esfuerzos emprendidos con la finalidad de encontrarla viva...

El fiscal del Ministerio Público que archivó la investigación –y que distribuyó el despacho de archivo a los medios de todo el mundo- escribió en ese despacho que la muerte de Madeleine es “el escenario más probable”. Y él todavía no ha sido demandado.

Los McCann le acusan de pronunciarse sobre situaciones relacionadas con su familia, algo que ellos no hacen con respecto a la suya...

Yo hablo sobre un caso criminal y no sobre situaciones relacionadas con su familia. Y ellos no hablan sobre situaciones relacionadas con mi familia porque no necesitan hacerlo. Tal vez hay alguien que hace eso profesionalmente y sin que ellos lo sepan. Muchos olvidan que he trabajado durante 30 años en el campo de la investigación criminal. Llegado el momento solicitaré los medios de prueba adecuados, encontrar la verdad y solicitar la reparación de los daños que he sufrido.

¿Es verdad que, hasta ahora, usted no ha perdido nada, ni siquiera los dos únicos euros que había depositados en sus cuentas bancarias?

Hasta ahora no he perdido nada, ni lo perderé. Ganaré el caso, puede estar seguro de ello. Lo que ha ocurrido es que han congelado mis ingresos con el objetivo de impedir que pueda pagar los gastos judiciales y los honorarios de los abogados. ¿Tiene alguna idea de cuánto cuesta apoyar este proceso? Cuesta una fortuna. De hecho, mucho más que el Jaguar...

Hablando del Jaguar, se dijo que fue comprado con los ingresos obtenidos con la venta del libro “La Verdad de la Mentira”...

Sin embargo, lo que no se dijo es que antes de este Jaguar de segunda mano, tenía otro, mucho más viejo.

En su libro “La Mordaza Inglesa”, usted critica duramente la decisión judicial que ordenó la retirada del mercado del libro “La Verdad de la Mentira”. ¿Le importaría explicárnoslo?

Digo que es una decisión ilegal, una decisión injusta, un caso de censura. El tribunal no me dio audiencia antes de decretar la medida cautelar provisional; se decidió únicamente basándose en los elementos presentados por los McCann. El tribunal no conoce la motivación de lo que dije en el libro y, por lo tanto tomó mis palabras como una ofensa gratuita y no como una opinión fundamentada.

¿Cree usted que después de la audiencia a los testigos que ha requerido, la decisión será revocada?

Lo creo. Sí. He presentado testigos y presentaré el proceso penal para que sea analizado por el tribunal. Tales elementos de prueba serán, en mi opinión, suficientes para que la jueza obtenga una aclaración que hasta entonces no tenía. Me he relacionado con jueces durante casi 30 años. Entre los jueces, tengo muchos amigos. Lo que hacen siempre está fundamentado en los elementos que tienen a su disposición y, en este momento, la Sra. Jueza del Tribunal Civil de Lisboa tiene más elementos de los que tenía con anterioridad. Por lo tanto, estoy convencido que decidirá a mi favor.

El matrimonio McCann se sintió ofendido con las conclusiones del libro “La Verdad de la Mentira”.

El hecho de que una persona se sienta ofendida, o alegue sentirse ofendida, no legitima la censura de una publicación. Si así fuera y si la mayor parte de los ciudadanos tuvieran la capacidad económica de los McCann, ningún periódico podría llegar a las estanterías. La mitad de las páginas estarían en blanco. Un artículo, al igual que una opinión, no tiene que ser correcta para poder ser expresada libremente y publicada. Tiene que estar motivada; tiene que estar concebida sin la intención de dañar a nadie.

“La Mordaza Inglesa” también critica duramente a políticos. ¿Por qué?

¿Habló algún político reputado en este país en contra de lo que me ha ocurrido? Sin embargo cuando el objetivo de un proceso judicial se trata de ellos mismos o de sus amigos, incluso si es por pedofilia o corrupción, saltan inmediatamente ofendiendo a los jueces, los fiscales y a la policía judicial, diciendo que están siendo manipulados políticamente, que son incompetentes, etc.

¿Esperaba usted que los políticos criticaran la decisión realizada por el Tribunal Civil de Lisboa?

Lo menos que esperaba es que los políticos dijeran públicamente que los procedimientos pre-judiciales institucionalizados deben ser replanteados para que nunca más sea posible que un juez decida limitar la libertad de expresión de un ciudadano basándose únicamente en los elementos provistos por la parte que alega ser ofendida. Esto es censura y no hay otra forma de verlo.

Dependiendo del desenlace de este proceso, ¿se detendrá aquí?

El futuro pertenece a Dios. Sin embargo, si tengo capacidad económica, todavía puede haber sorpresas. Estuve durante casi 30 años en la Policía Judiciaria. No me subestime.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí

Artículos relacionados
24 Horas - Matrimonio McCann se defiende de los ataques del ex-inspector de la PJ
Nova Gente - Gonçalo Amaral ataca los McCann antes de ir al tribunal. Me dejaron en la ruina