domingo, 27 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann - El policía apartado en el 'caso Maddie' ratifica su versión


Batalla legal entre los McCann y el comisario que investigó el suceso

FRANCESC RELEA, - Lisboa - 27/12/2009


El caso de la desaparición de la pequeña Madeleine McCann, archivado por la justicia portuguesa en julio de 2008 sin resultado alguno, está más abierto que nunca. Sin rastro de la niña británica desde el 3 de mayo de 2007, los padres y el policía que llevó el caso libran ahora una guerra que ha llegado a los tribunales. Gonçalo Amaral (Torredeita, 1959), coordinador operativo de la investigación hasta que fue apartado del caso en una decisión inédita en la historia de la Policía Judicial, ha presentado en Lisboa el libro La mordaza inglesa (Planeta). Él, asegura ser objeto de una campaña "ultrajante" de los McCann y reivindica la libertad de expresión. Es el segundo libro que dedica al caso. El primero, La verdad de la mentira, (de julio de 2008), que defiende que la pequeña falleció y sus padres están implicados en la ocultación del cadaver, fue retirado. 14 meses después de su publicación, un juez prohibió todo tipo de expresiones y publicaciones en Portugal, que directa o indirectamente sostuvieran la tesis de Amaral.

"Tengo derecho a defenderme, ante la Justicia o escribiendo este libro", sostiene Amaral, que abandonó la Policía Judicial en junio de 2008. Los McCann, que han demandado al ex comisario Amaral por difamación, le reclaman una indemnización de 1,2 millones de euros.

Artículo relacionado: Nova Gente