viernes, 26 de diciembre de 2008

Caso Riley Archer Buchness - Alerta Amber en Florida

---

Sois muchos los lectores de Florida y alrededores siguiendo el caso de Caylee Anthony por favor no dejéis de leer esta noticia.

The Miami Herald

MIAMI

La policía todavía busca al bebé desaparecido

La búsqueda del bebé de 6 meses Riley Buchness y su niñera está siendo infructífera

By JENNIFER LEBOVICH
jlebovich@MiamiHerald.com


El jueves por la noche se llevó a cabo una frenética búsqueda del niño de 6 meses Riley Archer Buchness, que fue visto por última vez con su niñera el martes.

La niñera, conocida como Camille, no ha contestado a su teléfono móvil ni ha respondido a los mensajes de texto, según informa la policía.

Los padres del niño dijeron que hablaron con Camille por última vez el martes, y que cuando no devolvió al niño el miércoles, llamaron a la policía.

Las autoridades han lanzado una Alerta Amber por el niño de 6 meses, que vestía camiseta blanca y un vaquero azul, peinado con una cresta y con un falso tatuaje de un ancla en el brazo izquierdo.

“Ahora mismo, los detectives han trabajado contra reloj y están intentando desesperadamente localizar a Riley y devolverlo a casa sano y salvo”, dijo Willei Moreno, un portavoz de la policía de Miami.

“Le pedimos a Camille, le pedimos a cualquier persona de la comunidad, que si han visto a esta persona, si saben quién es Camilla, que por favor se personen.”

Los angustiados padres del niño hicieron un llamamiento similar en las noticias este jueves. “Lo que no entiendo es que es Navidad”, dijo el padre del niño, John Buchness. “Por favor devolverlo. Eso es todo lo que pedimos. Solo queremos a nuestro hijo.”

“Ni siquiera sé si está vivo o muerto”, dijo su madre, Meagan McCormic. “No sé si están en un coche… No sé donde están.”

La policía dijo que solo tenía una vaga descripción de la niñera.

Los padres del niño dijeron que no sabían el apellido de Camille.

Le han dicho a las autoridades que vive en algún lugar de Biscayne Boulevard, aunque no han estado en su casa. Conduce un Acura rojo, posiblemente con una matrícula de Massachusetts, dijeron.

Esto es lo que se sabe según la policía:

La joven pareja se mudó desde Boston en septiembre y vivían en el 5000 de la calle Norhwest Seventh. Conocía a Camille de Boston, donde había trabajado en alguna ocasión como canguro de Riley.

Hace uno o dos meses, los llamó para decirles que se había trasladado a Miami y se ofreció para cuidar al niño nuevamente, le dijeron los padres a la policía.

El martes, dijeron, estaban cuidando de Riley y envió en mensaje de texto a los McCormic sobre la 13h00 para decir que el bebé se acababa de despertar y que lo iba a llevar a casa.

Esto según dijeron no era raro.

Dos horas más tarde, dijeron, Camille envió un mensaje diciendo que llegaba tarde porque estaba en un atasco.

Sobre las 17h00, cuando Camille no había llegado con el bebé, los McCormic la llamaron para decirle que tenían que salir apresuradamente y que Riley se podía quedar en casa de la canguro. Le pidieron a Camille que lo devolviera a las 15h00 del miércoles para que pudieran llevarlo a Georgia para ver a la familia.

El miércoles, Camille todavía no había llegado a la casa con Riley. No contestaba al teléfono móvil ni respondía a los mensajes. A las 20h00, la familia llamó a la policía.

“Hasta ahora hemos seguido cualquier posible pista intentando averiguar quién es Camila,” dijo Moreno. Los padres no son sospechosos en este momento de la investigación, dijo. (Inciso: Mentira, todos los padres son sospechosos en este punto de la investigación).

Los padres describieron a Camille como de 1’65 m. de estatura, con un peso aproximado de 59 kilos, con pelo marrón oscuro hasta la mitad de la espalda y un hueco entre los dientes. Habla con un marcado acento francés.

La policía pide que cualquiera que pudiera tener información llame a la policía de Miami:


Traducción de Mercedes