miércoles, 7 de enero de 2009

Caso Adam Herrman - Madre adoptiva niega que abusara del niño desaparecido

---

The Wichita Tagle
Kansas.com


BY TIM POTTER
The Wichita Eagle


La madre adoptiva de Adam Herrman negó el martes las alegaciones hechas por familiares que dicen que la vieron abusar del niño durante años antes de que desapareciera.

“Hacen que parezca que lo torturaba, pero yo le quería,” dijo Valerie Herrman durante una entrevista para The Eagle.

Dijo que Adam se había escapado de su casa de Towanda hace cerca de 10 años cuando tenía 11, después de que ella le pegase con un cinturón. Dijo estaba disgustada pero que no podía recordar porqué.

La desaparición de Adam – descubierta recientemente por los investigadores de Butler County después de un soplo recibido en la Unidad de Niños Desaparecidos y Explotados del Condado de Wichita-Sedgwick – ha provocado una intensa investigación que ha llamado la atención a nivel nacional.

El Sheriff de Butler, Craig Murphy dijo el lunes que los investigadores están tratando la desaparición como una muerte pero que no han descartado que Adam esté vivo.

Herrman dijo que ella y su marido, Doug, nunca informaron de la desaparición de Adam porque temieron que la zurra conduciría a las autoridades a llevarse a Adam y sus hermanos más pequeños. Le dijeron a la familia que Adam, que había sido adoptado por la pareja cuando tenía sobre 2 años, estaba nuevamente bajo la custodia del estado.

En los documentos judiciales, continuaron incluyendo a Adam como hijo hasta el 2003, más de cuatro años después de que desapareciera. Doug Herrman dijo que si no lo hubieran hecho, se hubiese iniciado una investigación que habría conducido a la retirada de sus hijos.

Valerie Herrman dijo que por la misma razón, continuaron aceptando el subsidio estatal de la adopción por Adam hasta su 18 cumpleaños. Dijo que había devuelto el cheque que recibió después de su 18 cumpleaños.

“Me siento muy culpable por robar aquel dinero,” dijo con lágrimas en los ojos. (Inciso: No se siente culpable por haberle pegado con un cinturón ni por no haber denunciado su desaparición…)

“Nos pagaban 700 $ mensuales. Aunque, mantuve la esperanza de que iba a volver a casa.”

La mujer de 52 años, que ahora vive en Derby, dijo que lamentaba haber mentido a la familia durante casi una década diciéndoles que Adam había sido devuelto a la custodia del estado. “Pero no sabía qué otra cosa hacer”.

Ella y su marido de 54 años, quien sostenía su mano durante la entrevista, dijo que la desaparición de Adam les había pesado desde aquel día de mayo de 1999 cuando dicen que Adam salió corriendo de su casa en Towanda para no volver nunca.

Valerie Herrman dijo que algunas veces se tendía despierta, llorando y pensando preocupada qué le podía haber pasado a su hijo adoptivo más mayor. (Inciso: Aquí les presento a otra madre preocupada por el bienestar de su hijo, pero que estaba más preocupada por salvar su trasero)

“Solo deseo poder retroceder en el tiempo y llamar ahora” para informar sobre su desaparición.

Estuvo llorosa durante la mayor parte de la entrevista que duró más de dos horas.

“Nosotros le queremos, cometimos un terrible error” al no informar sobre su desaparición, dijo Doug Herrman. (Inciso: Sí, la angustia les entra justo ahora que la policía se ha enterado. No antes.)

“No estaban allí”

Ella niega las afirmaciones, de su hermana y dos hijos biológicos de que había pateado y dado puñetazos a Adam durante años, le pegaba con la hebilla del cinturón y lo mantenía encadenado al grifo de la bañera en su casa. (Inciso: Pero le querían…)

Valerie también negó que le quitase la comida a Adam. Algunas veces, dijo, comía hasta el punto de ponerse enfermo.

Dijo que algunas veces mantenía a Adam encerrado en el cuarto de baño por la noche por consejo de un psiquiatra después de que encontrasen dos cuchillos debajo de la almohada de Adam cuando tenía sobre 8 años, mientras vivían en Derby.

“Nos dijo que iba a matarnos”, dijo Valerie.

Le dieron la vuelta al pomo de la puerta baño para que pudiera cerrarse desde fuera.

“Adam dormía en la bañera”, dijo, con un saco de dormir, sábanas, almohada y una manta. Solo lo encerrábamos por la noche, y solo era para su protección y la nuestra.

“No había cadenas, nada de esposas.”

En algún momento dijo, “Las personas que dicen que era maltratado, no estaban allí.”

Preguntados sobre cuánto tiempo lo tuvieron durmiendo en el baño por la noche, ella dijo que durante un período de dos o tres meses, aunque no podía recordarlo con exactitud.

Los Herrman dijeron que Adam era su hijo más difícil. “Pero que eso no significaba que le quisieran menos,” dijo Doug Herrman.

Valerie Herrman dijo que le dieron a Adam una bicicleta, patines, una Nintendo y cosas para pintar. “Le encantaba dibujar”. (Inciso: Una actividad típica de niños que duermen con cuchillos debajo de la almohada… Dicen que por la boca muere el pez)

Los psiquiatras dijeron que Adam o bien era bipolar, esquizofrénico o que sufría un desorden de la personalidad. (Inciso: Habrá informes sobre esto…)

Padres adoptivos anteriores
(Foster: Forma de acogimiento sin llegar a la adopción)

Algunas veces, los Herrman hacían de padres de acogida de varios de los hermanos de Adam. Él nació en Wichita el 8 de junio de 1987 y fue adoptado por los Herrman un par de años después. También acogieron a sus dos hermanos más pequeños.

Los Herrman tienen dos hijos biológicos que son más mayores que Adam, pero Valerie Herrman dijo que no podía tener más hijos biológicos. Ellos querían una familia grande, dijo Doug Herman. Dijeron que también querían mantener unidos a Adam con sus hermanos biológicos.

En algún momento, siendo Adam más pequeño, sobre 1990 ó 1991, los Herrman dijeron que habían perdido su licencia de acogimiento después de una investigación, información que ellos declinaron discutir con detalle. Dijeron que las autoridades les retiró a una de las hermanas pequeñas de Adam, que tenía entonces unos 2 años, pero ella dijo que no se la retiraron por abuso.

Dijeron que se habían encariñado con la niña y que deseaban adoptarla también y que se quedaron desolados cuando se la quitaron.

Valerie Herrman dijo que recuerda a la niña intentando aferrarse a ella mientras las autoridades se la llevaban. “Todavía pienso en esa niña”. (Inciso: Quizá la niña se quedó menos "desolada")

El trauma de experiencia pesó enormemente más adelante, en su decisión de no informar sobre la desaparición de Adam (Inciso: Os presento nuevamente al trasero de los Herrman), temiendo que atraería a los investigadores nuevamente y que podrían perder a los hijos que les quedaban, dijo Varlerie.

Describió a Adam como “tímido, vergonzoso, callado, inteligente y dulce. Pero también tenía problemas.”

Dijo que se metía en problemas en el colegio, algunas veces robando. (Inciso: ¿Comida quizá? ¿Hay informes del colegio que avalen esta afirmación?)

Sobre 1996, dijo que zurró a Adam con un cinturón y que su psicólogo orientador vio negrones y llamó a la policía. “Ese era su trabajo. No tengo nada contra nadie,” dijo. (Inciso: ¿Quizá la actitud más adecuada para la psicóloga hubiese sido darles una palmada en la espalda…?)

“Me odié a mi misma por ello”, dijo sobre la paliza. Dijo que a ella también le habían zurrado con el cinturón cuando era niña y juró que no volvería a hacerles eso a sus hijos. (Inciso: Básicamente porque ya deben ser mayores y podrían devolvérselo…)

Adam estuvo en la Casa de Acogida de Wichita durante dos días, después volvió a casa, dijo Valerie.

Doug Herrman dijo: “No creo que pensaran que estuviera en peligro. Solo nos dijeron que no podíamos impartir disciplina con un cinturón.” (Inciso: ¿Y esto no quedó bien explicado ANTES de entregar el niño en adopción?)

Valerie Herrman dijo: “Después de eso, estaba demasiado asustada para zurrarle. CASI nunca recibió otra zurra después de eso.

“Tenía miedo de perder a los niños.”

Al tener Adam problemas en el colegio, ella lo escolarizó en casa después de que se trasladaran de Derby a Towanda, dijo Valerie. Fue a la escuela pública en Towanda durante poco tiempo.

“Odiaba el colegio” pero era un “niño muy inteligente”.

“Le gustaba estar en casa conmigo (Inciso: Otro que debía padecer “síndrome de Estocolmo”), y tenía mucha atención personalizada.” Dijo que sus hermanos pequeños iban al colegio público de Towanda.

Buscando a Adam

Progresión Adam Herrman
Durante la primera semana de mayo de 1999, posiblemente durante un fin de semana, dijo Valerie, ella pegó a Adam con un cinturón una tarde.

“Se volvió loco, y dijo que se iba a escapar,” dijo Doug Herrman. “Salió corriendo por la puerta principal.” (Inciso: ¿Pero no era tan feliz que no quería ni ir al colegio?)

Valerie Herrman era la gerente del parking de su casa móvil al sur de Towanda.

Boug Herrman dijo, “Lo esperé probablemente durante 30 minutos para calmarme” antes de empezar a buscar al niño (Inciso: Aquí no es “su hijo” sino “un niño” se aparta de la relación familiar) en algunos cobertizos y refugios para tormentas.

Adam se había escapado varias veces antes, una vez cuando tenía unos 8 años mientras estaban de camping en Council Grove, dijo Valerie. Dijeron que lo habían encontrado en un pequeño supermercado.

Preguntados por el motivo por el que se había escapado, Valerie Herrman dijo, “Creo que fue para llamar la atención”. Aquella noche de mayo de 1999, cuando empezó a anochecer, Doug Herrman dijo que condujo a través del parking, salió varias veces para ver si Adam estaba escondido y condujo hacia el pueblo buscándolo.

“Estábamos seguros de que iba a aparecer,” dijo Doug Herrman.

Sobre la media noche, dijo, “Empecé a asustarme de verdad… porque no había vuelto a casa aun.”

“Pasé la noche dando vueltas con el coche,” pensando que Adam, en un intento de esconderse, posiblemente se había metido en algún sitio y se había dormido.

A la mañana siguiente, dijo, toda la familia dio vueltas con el coche buscando a Adam. Volvieron a buscarlo un segundo día, incluso a lo largo de un arroyo o río cercano.

Dijo que su mujer lo dejó allí y que él caminó por el margen buscando. “Entonces llegamos a la conclusión de que seguramente lo tenía la policía y que irían a su casa, probablemente para buscarnos problemas,” dijo Doug Herrman.

Se fueron a casa y esperaron, pero “la policía nunca llegó,” dijo él.

Dijeron que también temieron meterse en problemas si contactaban con la unos días después de la desaparición de Adam.

“Entonces,” dijo Valerie, “después de dos semana, yo iba a llamar, cogí el teléfono” – para informar sobre la desaparición de Adam. Pero dijo que volvió a colgarlo. “Solo podía pensar en que iba a perder a más niños”.

“Nunca dejamos de rezar por él.”

“La gente cree que simplemente seguí con mi vida. Pero no fue así.”

Doug Herrman añadió: “Nunca lo hemos olvidado.”

Preguntados sobre si sabían lo que le había sucedido a Adam, Doug dijo: “Creo que está ahí fuera (Inciso: Cómo me suena esta frase…)

“Creo que siguió adelante. Cambió el nombre. Es un niño muy fuerte.” (Sí, a los once años esto es algo muy fácil de conseguir)

Hace aproximadamente un año, dijo que vio a un hombre joven – “parecido a cómo sería Adam” – caminando cerca de Murdock y Washington. Mientras conducía de vuelta para verlo mejor, el hombre joven se había ido.

Traducción de Mercedes

Comentario de Mercedes: Repito... Lo que nos parece raro, acaba siendo RARO.

Para hacer comentarios: Aquí