domingo, 11 de octubre de 2009

Caso Madeleine McCann - Los McCann no son bienvenidos en Praia da Luz




Texto – Miguel Ferreira

Página 64

“No son bienvenidos” es la opinión generalizada de habitantes y empresarios de Praia da Luz ante un posible regreso del matrimonio McCann al lugar donde desapareció Madeleine. Se trata de un escenario muy probable en la medida en que esta semana, en Madrid, Gerry afirmó que espera estar en el Algarve antes de final de año.

La noticia no está siendo tomada en serio por los habitantes y la mayor parte de ellos, como es el caso de Robert Murat (durante semanas fue unos de los principales sospechosos), que “ni siquiera había oído hablar de tal cosa”, dice, acabando la conversación con la frase que más se oye en el pueblo: “No quiero hablar más sobre eso”.

Hosteleros indiferentes

Para los hoteleros algarveños, el regreso del matrimonio McCann “es indiferente”. “Ni me va ni me viene”, no va a perjudicar en nada (el turismo del Algarve)”, dice Elidérico Viegas, presidente de la Asociación de Hoteles y Establecimientos Turísticos del Algarve, dejando escapar que “obviamente, no es agradable que el Algarve sea noticia por ese motivo”. Admite, aun así, que “la inseguridad por parte de los turistas está subiendo cada vez más.”

Quien vive o tiene negocios en Luz dice que es fácil para cualquier persona entender la aversión que existe hacia el matrimonio británico. Al final, “dos años y medios después de la desaparición de la niña aun sentimos en carne propia los efectos negativos del caso”, afirma João Nuno, empleado de uno de los bares que existen junto a la playa.

Desde el verano de 2007 son evidentes las pérdidas en la hostelería, en el alquiler de coches o en el pequeño comercio que intentan ganar en temporada alta para sobrevivir en la baja. “Ahora que la crisis comienza a pasar y estamos más distantes de la pesadilla que fue el caso Maddie, ¿quieren venir a reavivar todo otra vez?, preguntada ayer Elvira Guerreiro, residente del lugar, dando la conversación por terminada y siguiendo indignada en dirección al supermercado que existe debajo del Ocean Club.

“Aquí ya no se habla sobre eso, la gente está olvidando el asunto”, adelante Carlos Marques, propietario de dos bares junto a la iglesia, añadiendo que “incluso hay personas que están pensando en volver para pasar aquí las vacaciones, aunque si los McCann aparecen por aquí, los recuerdos de inseguridad ganarán vida de nuevo y temo que esos turistas se piensen dos veces antes de hacer las reservas”.

Telma Soares, otra habitante, es aun más directa cuando se le piden explicaciones sobre el enfado que demuestra sentir en relación a los padres de Maddie. “ellos casi acabaron con esto al hacer pensar que los culpables éramos nosotros, que en Luz hay un raptor en cada esquina”, dijo a 24horas, admitiendo, entre tanto, que “a todos les gustaría que la verdad fuese descubierta”.

El alcalde no se abre a palabras sobre el caso de la desaparición de la niña inglesa. Manuel Borba apenas dice, en tono perentorio, “no quiero hablar más sobre ese asunto”.

La animadversión contra los McCann no es de ahora. Ya a principios de años, cuando estuvo Gerry en Praia da Luz para grabar un documental que incluía una reconstrucción de la noche en que desapareció su hija, algunos habitantes manifestaron su disconformidad al gritarle frases como “go home” (vete a casa).

Los suecos dudan de la nueva pista y hablan de espectáculo

Los detectives investigan la foto de una niña “parecida” a Maddie

Texto – Duarte Levy
Página 65

Los dos detectives privados que trabajan para Kate y Gerry McCann están “desesperados” intentando localizar a una niña fotografiada en un salón del automóvil en Estocolmo, Suecia, y que, según ellos, presenta una “gran parecido” con Maddie. (Inciso: Esto si obviamos que la niña de la foto tiene por unos diez años).

La información fue revelada ayer por “The Sun”, que anticipó que el matrimonio McCann pidió una investigación urgente sobre el caso después de que las autoridades británicas hubieran procedido a un análisis de la imagen, encontrada en una página Web, concluyendo que podría existir una correspondencia entre el rostro de la niña y el de Madeleine. (Inciso: Sobre todo la oreja derecha).

“Conocemos la información, aunque por ahora todo se resume a meras especulaciones”, dijo el portavoz de la policía sueca, contactado por 24horas, avanzando alguna sorpresa sobre el hecho de que el periódico hubiese anunciado que se habían realizado análisis de la imagen de la niña y concluido que podría existir una correspondencia.

“Kate y Gerry son conscientes de la existencia de la imagen y se mantienen en contacto con los investigadores y con las autoridades competentes,” dijo Clarence Mitchell a 24horas, rehusando confirmar el entusiasmo revelado por el periódico inglés, aunque subrayando que el matrimonio “cree que la imagen debe ser investigada.”

Agosto trajo pistas

Según el periódico inglés, la información sobre esa imagen se remonta a agosto después de que los detectives privados contratados por los McCann hubiesen lanzado una alerta mundial para localizar a una mujer que esperaba recibir una niña en Barcelona.

En agosto, el interés de los detectives recaía sobre el yate “Fun Too”, que habría partido del puerto de Portimão el 4 de mayo de 2007 con destino a la Albufeira, aunque nunca llegó allí. Tal como reveló 24horas en aquel momento, el nombre de la embarcación no es conocido en los registros del Royal Swedish Yacht club (Kungliga Svenska Segel Sällskapet) ni la mayoría de los registros suecos a los que hemos tenido acceso.

En aquel momento, la línea de investigación de los detectives buscaba saber si Maddie podría haber sido transportada en un barco de recreo desde Praia da Luz hasta Barcelona – una hipótesis que Dave Edgar, uno de los ex policías que trabaja para los McCann, hasta entonces no consideraba creíble y que revela la confusión y la dificultad en la que están inmersos los investigadores privados.

Traducción de Mercedes