martes, 13 de octubre de 2009

Caso Madeleine McCann - Un soplo de aire fresco


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

Por el Dr Martin Roberts
12 Octubre 2009

UN SOPLO DE AIRE FRESCO



¡Eso es lo que necesita el caso “Maddie”! “New Scotland Yard debe intervenir” dice el Sunday Express del 11 de octubre. “El Ministro del Interior Alan Jonson debería pedirle ahora a Scotland Yard que cree un equipo de revisión de casos fríos…” Realmente es una pena que los McCann optaran por policía de Leicestershire en primer lugar. “Yard” ya lo hubiese tenido atado. Bien, seamos realistas, dado lo que sabemos (al contrario de los varios portavoces de los McCann nos siguen diciendo), el Inspector Clouseau no podría dejar de cerrar el caso. Cualquiera que suba abordo, debería agradecerle al Grupo Express y a Donal MacIntyre, por anticiparse a la “revisión de un caso frío” con – una “revisión del caso frío”.

El factor “frío” que ya fue discutido no hace demasiado tiempo (McCannfiles, 29 de septiembre) tenemos ahora más paradigmas teóricos para evaluar (¿no es excitante? ¡Cada pocas semanas una teoría nueva!). Pero vamos a empezar por reestablecer empuje e importancia de la contribución de McIntyre. Según el Daily Star de 21 de septiembre “Los investigadores de los McCann dice que ya están estudiando los descubrimientos de MacIntrye y están de acuerdo con la mayor parte de sus teorías.” Entiendo que, la mayor parte, es más del 51%. Desgraciadamente no sabemos exactamente con qué puntos están de acuerdo. Con el beneficio de la retrospectiva podríamos suponer que lo siguiente pertenece a la minoría del 49% - es decir, exceptuando, la introducción del paréntesis sobre el argumento del compuesto anestésico.

1(a) Donal MacIntyre (En el Sunday Express): “Por lo que debemos asumir que unos minutos antes de que llegara Gerry, el secuestrador caminó por la calle pública junto al apartamento, abrió la verja, subió los diez peldaños hasta la terraza y entró a través de la puerta de la terraza que estaba sin cerrar con pestillo.”

(b) Sunday Express 11 de Oct: “Una teoría emergente es que el secuestrador tenía un duplicado de la llave del apartamento 5A, que podría haber sido utilizada aquella noche para entrar por la puerta principal.”

2(a) DM: “El secuestrador que se encontraba en el interior del apartamento pasa a Madeleine – probablemente dormida con cloroformo – a través de la ventana abierta a los brazos de su cómplice.

(b) SE 11 Oct: “El Sr. Edgar y el Sr. Cowley no creen que Madeleine fue sacada por una ventana abierta.”

3(a) DM: “El cómplice se hace camino a través de la ventana y en la oscuridad.”

(b) SE 11 Oct.: Ver anterior.

Y sin embargo, de las cenizas de la contradicción, ¡surge el ave fénix del cloroformo!

“El secuestrador de Madeleine McCann la drogó a ella y a sus hermanos gemelos para que todos estuvieran callados mientras ella era secuestrada.”

¡Eureka! Ahora sabemos porqué estaba la ventana abierta. No fue para dejar salir a la gente, sin para dejar entrar el aire fresco, una consideración importante cuando se tiene en cuenta la naturaleza del cloroformo. El cloroformo es un líquido incoloro y de olor dulce que se evapora con facilidad. Se estima que su dulzor es 40 veces mayor que el del azúcar de mesa. Ahora resulta obvio porqué Kate no notó mal olor, ya que la ventana había estado abierta durante unos 45 minutos antes de que ella regresara al dormitorio de los niños. Tiempo suficiente para que cualquier olor extraño se disipara. Pero ¡espera un momento! La ventana estaba cerrada cuando Gerry hizo su ronda a las 21h05 y el secuestrador aun estaba dentro. Al igual que el olor a cloroformo si se lo acababan de administrar a los tres niños.

En el contexto de esta histórica utilización como anestésico, los efectos de la inhalación del cloroformo pueden ser catalogados en cinco etapas:

1. El paciente se hizo insensible pero mantuvo la conciencia.
2. El paciente entró en un estado de letargo en el que podía sentir algo de dolor.
3. El paciente era físicamente incapaz y no sentía dolor.
4. El paciente mostró respiración fuerte y relajación muscular completa.
5. El paciente sufrió una (a menudo mortal) parálisis de los músculos del pecho.

La etapa 3 estaba recomendada para la mayor parte de los procedimientos quirúrgicos. Contrariamente a la creencia popular, fue muy difícil llevar a un paciente hasta ese punto con el cloroformo. Un anestesista experimentado podría tardar cinco minutos en preparar a un paciente para la cirugía.*

Ahora bien, aunque sus objetivos eran niños muy pequeños, el secuestrador todavía tenía que lidiar con tres, por lo que el aire del dormitorio debería haber sido penetrante cuando Gerry estaba de pie junto a la puerta pensando cuan “afortunado” era. Sin embargo el vino debió de mermar sus sentidos. No solo no consiguió ver a otro adulto en la habitación, sin ningún lugar donde ocultarse, sino que también le pasó inadvertido el olor empalagoso del cloroformo, administrado recientemente en un radio de un metro más o menos de donde estaba Gerry. Uno pensaría que alguien con importante formación médica lo notaría.

En este punto los apologistas dan un brinco al unísono. “Gerry no olió el cloroformo o ninguna otra cosa porque fue administrado a los niños tan pronto salió (Gerry).” Oh, ¿de verdad? Lamento reiterar:

“El secuestrador de Madeleine McCann la drogó a ella y a sus hermanos gemelos para que todos estuvieran callados mientras era secuestrada.”

Se cree que nuestro tenebroso merodeador drogó a los tres niños debido a su experiencia de la noche anterior, mientras comprobaba la distribución del apartamento (que solo puede ser hecho desde el interior por supuesto, por lo que debió de utilizar su duplicado de la llave la noche del miércoles también). Por el simplemente movimiento (quizás tiró de la cadena) molestó a Sean quien, a su vez, perturbó a Madeleine. “¡Caramba!” pensó para sí mismo. “Debo volver mañana y asegurarme que todos duermen.” Esto plantea la pregunta obvia de por qué simplemente no se limitó a fugarse con Madeleine en ese mismo instante, habiendo conseguido entrar sin ser visto. ¿Qué más necesitaba?

Estoy divagando. Siendo la noche del miércoles el ensayo general, debemos centrarnos en el acto de sedación perpetrado el jueves, después de que Gerry se diera la vuelta y saliera. Y ¿por qué se hizo? Para evitar que los niños se despertaran los unos a los otros. El anestesista tiene tres niños con los que lidiar simultáneamente. En una visita previa su sola presencia hizo que lloraran. Así que ¿cómo sabe a cual sedar primero? Quizás simplemente tuvo suerte, no olvides que Gerry acababa de darse la vuelta y salir. Pero para entonces ya había estado en el dormitorio (jugando a peek-a-boo (juego de niños en el que nos escondemos detrás de la manos y reaparecemos) detrás de una puerta del armario que no era ancha suficiente para esconderle, adoptando una posición fetal detrás de las cunas, o posiblemente colgado del techo como Spiderman, ¿quién sabe?). Ahí estaba él, esperando como un resorte a entrar en acción, blandiendo el cloroformo, mientras por parte de los niños, que habían llorado la noche anterior con su sola presencia, no se oyó – nada en absoluto. Quizás ellos simplemente llegaron a su propio consenso de despreocupación (“nada de que preocuparnos – solo es el secuestrador”) y no se molestaron en despertarse por segunda vez.

Y después de que este tipo despiadado durmió agresivamente a los niños, ¿qué es lo que hace? ¿Por qué abre tan consideradamente la ventana, antes de marcharse por la puerta principal con Madeleine en sus brazos. Ese es el motivo por el que ni Matthew Oldfield ni Kate McCann notaron el aroma.

Aunque yo no lo creo.

El fono de todo esto es que esta nueva teoría, expuesta por los detectives de los McCann y autorizada por el enlace con los medios de comunicación de los McCann, ha resucitado involuntariamente el primer interrogante de todos, ¿quién abrió la ventana? No habiéndose encontrad ninguna prueba forense de ningún tipo que indique que alguien fue lo suficientemente tonto para intentar y salir por ella, tiene que haber un motivo para el “whooshing” de las cortinas. Pero ningún secuestrador blandiendo cloroformo se pararía abrir la ventana ¡solo para dejar salir el olor! Por lo tanto la ventana estaba cerrada y los vapores detectables cuando Gerry estaba de pie junto a la puerta. O la ventana estaba cerrada y aun no se había suministrado el somnífero, mientras Gerry estaba de pie junto a la puerta sin notar la presencia del secuestrador, que, a su vez, no había conseguido despertar a los niños, por lo que el cloroformo era de hecho superfluo para sus fines. O la ventana estaba cerrada, Gerry se acababa de ir y el secuestrador administró el cloroformo a los niños por si acaso, dejando detrás un olor raro. Oldfield fue demasiado pusilánime incluso para entrar en el dormitorio, por lo que presumiblemente pensó que uno de los gemelos había ensuciado su pañal y le dejó a Kate el airear la habitación. ¿Y de quién eran las huellas digitales encontradas en la ventana, abierta desde el interior?

Kate McCann ha, ahora desde hace más de dos años, pregonado la historia de que la ventana estaba abierta cuando ella “hizo su vigilancia”. Desde entonces sus propios detectives han llegado por el camino más largo a la misma conclusión que la PJ a ese respecto, parece estar en perspectiva una aclaración. Y no sin tiempo.

*Gracias a Stephen Belding, Universidad de Oxford, por esta información.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí