sábado, 3 de octubre de 2009

Declaración de MARIA M. A. J. – Cocinera del Restaurante Tapas

Hasta que se sepa la Verdad


Comparece en calidad de testigo. Que desde el pasado día 26 de marzo último trabajo en el complejo turístico denominado “The Ocean Club, sito en Luz (Lagos), desempeñando la función de cocinera de uno de los restaurantes que integra dicho complejo, denominado “El Tapas”.

En cuanto a los hecho investigados en el presente auto aclara que el pasado día 4 de mayo de 2007, cerca de las 18h30, al llegar a su lugar de trabajo, tuvo conocimiento a través de su jefe, de nombre Steve, que una niña que se encontraba con sus padres y hermanos hospedados en un apartamento del Ocean club había desaparecido el día anterior (3 de mayo de 2007).

Que cuando fue informada de la desaparición de dicha menor no supo de qué niña en concreto se trataba, siendo que, posteriormente, durante el transcurso de los telediarios de esa noche, y después de ver la imágenes de la niña desaparecida en la televisión, fue consciente de quién se trataba, llamándose Madeleine (según lo dicho por los periodistas) recordando entonces haber llegado a verla durante las comidas que son ofrecidas a los niños de la guardería del establecimiento, las cuales tienen lugar en el restaurante donde trabaja la declarante, así como de la llegada de los mismos a la creche donde Madeleine pasa los días, la cual es contigua al restaurante.

Preguntada la declarante aclara que el día de la desaparición trabajó en el restaurante del complejo turístico mencionado entre las 10h00 y las 18h45, siendo que, concluida su jornada laboral diaria, volvió a su casa, donde permaneció junto con su hijo de 13 años de edad hasta cerca de las 10h00 del día siguiente (4 de mayo de 2007).

Que el día 4 de mayo de 2007, con motivo de tener una consulta a las 10h00 en el Centro de Salud de Lagos, así como una audiencia en el Tribunal de Portimão a las 15h00, no estuvo disponible para el servicio hasta las 18h30. (Período del servicio de cena, que termina a las 24h00)

En cuanto a los hechos investigados, la declarante apena sabe lo que oyó a los medios de comunicación, así como en conversaciones mantenidas con sus compañeros de trabajo.

Preguntada dice que se acuerda que la última vez que vio a Madeleine fue sobre las 16h30 del día 3 de mayo de 2007, habiendo estado la misma comiendo con los restantes niños en un espacio preparado a este efecto en el restaurante donde trabaja, lo que sucede todos los días de la semana.

Conforme a lo expuesto anteriormente no sabe nada más que pudiera resultar de utilidad a la investigación, añadiendo solo que además de lo ya descrito, recordó con posterioridad, que esa niña acompañaba a sus padres durante las vacaciones en el complejo donde trabaja, junto con otros dos hermanos (gemelos).

No teniendo ningún conocimiento de otro tipo de situación que considerase sospechosa que pudiera estar directa o indirectamente, relacionada con los hechos investigados.

© Traducción de Mercedes