sábado, 17 de octubre de 2009

Desvelado: Trafigura - Informe sobre vertido residuos tóxicos


David Leigh
guardian.co.uk, Saturday 17 October 2009

Después de cinco semanas de batalla legal el Guardian puede por fin publicar datos del Informe Minton, un estudio científico encargado por la compañía petrolera Trafigura sobre su propio vertido de residuos en África occidental que había sido filtrado al periódico.

El informe contiene pruebas condenatorias de la naturaleza potencialmente tóxica de los residuos que Trafigura vertió en Abidjan, Costa de Marfil.

El borrador del informe realizado en septiembre de 2006 cuando el entonces abogado de Trafigura, un hombre llamado Mark Aspinall de los especialistas en tráfico marítimo Waterson Hicks, encargaron al consultor científico Minton, Treharne y Davies la realización de un estudio altamente confidencial de lo que había exactamente cuando cientos de personas en Costa de Marfil asesinaron los hospitales afirmando que habían sido envenenados.

El científico John Minton redactó el informe con información confidencial sobre el proceso químico barato y sucio utilizado por Trafigura para intentar reducir el contenido de azufre de una remesa de gasolina contaminada que había comprado a bajo precio.

El informe Minton –aunque era de carácter preliminar- fue una lectura consternadora para Claude Dauphin, el director de Trafigura a cargo de los preparativos del petróleo. Decía que el proceso había sido tan chapucero que probablemente había dejado una enorme cantidad de compuestos de azufre nocivos en la gran cantidad de residuos malolientes.

Minton continuó con una lista de media docena de compuestos químicos potencialmente inestables que podrían quemar o envenenar a la gente que entrara en contacto con ellos. Algunos también podrían generar el gas letal sulfuro de hidrógeno en ciertas condiciones.

Minton dijo que tales residuos nunca podrían haber sido vertidos legalmente en un vertedero en Europa y que deberían haber recibido un tratamiento químico especializado y caro llamado “oxidación con aire húmedo” para hacerlos seguros. Nada de esto ocurrió.

Entre los efectos del lodo, Minton listó: quemaduras graves en la piel y pulmones; ulceración permanente; daños en la cornea; vómitos, diarrea, pérdida de la conciencia y muerte. Uno de los productos químicos fue calificado como “muy tóxico para humanos y peligroso para el medio ambiente”.

El informe era tan consternador para Trafigura que la compañía ocultó su existencia. El contenido nunca fue hecho público a la otra parte cuando los abogados de los 30.000 demandantes de Costa de Marfil presentaron una demanda solicitando una compensación enorme.

La explicación para esto fue que el informe había sido reemplazado por otras pruebas más favorables de expertos con quienes la firma había consultado a propósito del litigio. Esos expertos y sus informes nunca han sido revelados, después de haber llegado el pasado mes a un acuerdo extrajudicial confidencial.

Cuando el Guardian descubrió la existencia del informe Minton y preguntó al autor si era genuino, la respuesta de Trafigura fue llevar al Guardian ante el tribunal para conseguir una orden judicial para suprimirlo.

Aunque el interdicto mantuvo el informe en secreto, el documento estaba en posesión de otros, incluido Greenpeace, Norwgian Televisión y Web chivata, Wikileaks.

Anoche Pierre Lorinet, director financiero de Trafigura, dijo a The Daily Telegraph: “Efectivamente ese informe era un borrador… un análisis de posibilidades. Decidimos que nuestra mejor línea de acción en ese momento era conseguir la orden judicial, porque no queríamos información inexacta sobre cosas que efectivamente son claramente erróneas. Es un enfoque de mano dura, absolutamente. En retrospectiva, ¿podía haberse hecho de otro modo? Posiblemente. La orden judicial nunca tuvo intención de amordazar al parlamento o atacar la libertad de expresión.”

Traducción de Mercedes