sábado, 24 de octubre de 2009

Caso Madeleine McCann - Un policía derribado


24 octubre 2009

Un policía derribado

En el momento en el que se nos dice que la investigación sobre la muerte de Grégory podría salir del armario, en el fondo de la Península Ibérica, el comisario Amaral ve la puerta (del armario), cerrarse sobre él. ¿Qué relación hay entre estos dos casos podrían preguntarme, salvo que la víctima es un niño? Elemental, un fracaso desde el principio. En la desaparición de la pequeña Maddie, al cabo de unas semanas, el director de la investigación fue apartado: se estaba volviendo molesto. Y hoy, tiene muchas preocupaciones. Está confrontado a algo demasiado grande para él, el pequeño policía portugués, y ahora esta derribado. Abogados punteros lo arrastran a los tribunales. Debe hacer frente. Porque los padres de Madeleine McCann no han aceptado la tesis de su libro: la muerte accidental de la niña y el ocultamiento de su cuerpo para hacer creer en un secuestro. Lo que ciertamente puede comprenderse, aunque los argumentos del investigador están firmemente sostenidos.

Tal como lo hicieron anteriormente contra varios periódicos británicos, exigen una indemnización de vértigo: 1,2 millones en daños y perjuicios. Para defenderse, el ex oficial de policía ha solicitado la asistencia jurídica gratuita.

Hace tres días, en un comunicado de prensa, Gonçalo Amaral, ha denunciado la censura que está sufriendo su libro (un éxito de ventas traducido a 5 idiomas) y la adaptación filmada que ha sido elaborada a partir de él. En ese texto, considera ser víctima de un grave ataque a la libertad de expresión. El tribunal le prohíbe principalmente "citar, comentar o analizar cualquier parte del libro o del video que defienda la tesis de la muerte o el ocultamiento del cuerpo." Y según mis contactos en Portugal, muchos se sorprenden de ver retorcer así un derecho constitucional.

Debemos recordar aquí que, en ausencia de una denuncia (la palabra no es totalmente exacta) de los padres de la víctima, la investigación ha sido "archivada", y que según el procedimiento judicial portugués, el expediente ha sido hecho público.

El libro de Amaral ha sido retirado de la venta, y parece ser (si mi traducción es correcta) que los ejemplares en Inglés no han tenido tiempo de ser difundidos. Hasta la fecha, sin embargo, no está prohibido en Francia. Pero, el debate que debía celebrarse el miércoles 23 de octubre (Nota de Mila: programa previsto en realidad el miércoles 21 de octubre) en el canal W9, en la emisión “Enquêtes criminelles”, el programa de sucesos, fue cancelado sin que se sepa la razón.

No pudiendo yo mismo hacer frente a un ejército de abogados, no voy a comentarlo. Pero para nosotros, franceses, el proceso de apertura de una página comercial* La tienda en línea de Madeleine (The Madeleine Online Store) parece un poco extraño. Es difícil imaginar unos padres haciendo negocio vendiendo carteles de búsqueda (10 por 1,75 £), pulseras, o camisetas con la efigie de su hija desaparecida (7 £)... Esta no es ciertamente nuestra cultura.

Probablemente en el Reino Unido es diferente...

Para ser completamente sincero, aun habiendo encontrado siempre la reacción del policía que quería clamar a los cuatros vientos "su" verdad favorable,  el aspecto mercantil que ha seguido me molesta.

Finalmente, se tiene la impresión de que todo esto es una cuestión de dinero
________________

*Buscar en las páginas comerciales de Google. No pongo un enlace para no hacer publicidad.

Traducción de Mila