lunes, 2 de febrero de 2009

Caso Madeleine McCann - Los McCann: Operación encantamiento

---

SOS Madeleine

"Ano Novo, Vida Nova”

En Portugal, a principios de cada año, los portugueses, los eternos masticadores de sardinas –tal como fueron descritos por algunos comentaristas británicos xenófobos- están acostumbrados a decir entre los mejores deseos una expresión típica “Ano Novo, Vida Nova”, lo que en español puede ser traducido como “Año Nuevo, Vida Nueva”. Una expresión que los McCann probablemente han aprendido a través del contacto con sus abogados portugueses, así como a través de sus amigos social demócratas.

Además, la reciente visita del padre de Madeleine McCann a Portugal es el arquetipo de una operación de encantamiento sin parangón que ha permitido a la pareja abrir las “hostilidades”: después de haberse puesto de acuerdo con sus siete amigos británicos para no participar en la reconstrucción de los hechos y acciones de la noche del 3 de mayo, la pareja ha encontrado ahora la voluntad de cooperar con las autoridades portuguesas, afirmando que están convencidos de que todavía hay pasos que pueden ser dados en la investigación sobre la desaparición de su hija.

Asegurando a los medios portugueses que no se iniciarían procesos contra ellos, mientras que en Londres fue capaz una vez más de “doblegar” a un diario británico –obligándole a “contribuir” al fondo Madeleine- Gerry McCann anunció, preparando la próxima visita de Kate, que esta era la primera de varias visitas.

Llegado al aeropuerto de Faro el 13 de enero, Gerry McCann permaneció veintidós horas en territorio portugués con el fin de entrevistarse con, según su portavoz, los abogados de la pareja y el embajador británico en Lisboa.

Una visita “sorpresa” anunciada previamente en varios medios británicos y portugueses, que indicaba que el año 2009, en términos de comunicación e imagen, traería algunas sorpresas.

Acción - Reacción

Entre las nuevas resoluciones adoptadas por los McCann, que siempre están muy atentos a los que se dice en Internet (blogs y foros) así como en los medios, nos encontramos con el lema “acción – reacción”, palpable en la reciente “publicación” de las cuentas del fondo creados después de la desaparición del cuerpo de Madeleine.

Después de que la utilización el dinero del fondo Madeleine para pagar los gastos de Kate y Gerry McCann, sin ninguna relación directa con la búsqueda de Maddie, fuese abordada en un canal de televisión portugués (TVI), en hora de máxima audiencia, los asesores de la pareja reaccionaron inmediatamente, haciendo público un resumen de las cuentas que no explican el destino real del dinero. Algunos incluso dirán que esta respuesta fue para “segar la hierba bajo los pies” de los periodistas extranjeros, porque en el Reino Unido, hasta ahora pocos han tenido la oportunidad de dudar o cuestionar las buenas intenciones de la pareja, lo que uno puede deducir por los pocos artículos publicados sobre estas cuentas.

En el Reino Unido, a pesar de las limitaciones impuestas por los editores y las colosales sumas pagadas sin juicio, algunos aun pueden escribir sobre los McCann.

Según el tabloide británicos, después de 21 meses de “agonía” Kate McCann se encuentra “consumida por la búsqueda de su hija”, empleando tres horas al día leyendo documentos con la esperanza de que puedan ofrecerle la respuesta a una pregunta: “¿Dónde está nuestra desaparecida Madeleine?”.

Incluso el título de este artículo ofrece una noción clara del tono: “En el interior de la mente de Kate McCann”. El periodista no explica cómo consiguió semejante proeza (introducirse en un espíritu “torturado”, pero sin duda la Policía Judicial (PJ) estaría interesada en conocer la técnica que pudiera conducirles a conocer las respuestas de las preguntas de Kate McCann se negó a contestar, incluyendo esta: qué hizo Kate McCann la tarde y noche del 3 de mayo de 2007.

Según este artículo –una parte de la nueva campaña de marketing de los McCann en la prensa británica –Kate emplea una significante parte de su tiempo leyendo las miles de páginas de los 17 volúmenes de la investigación sobre la desaparición de su hija, los mismos documentos que hace unos días, su marido y el portavoz de la pareja, dijeron que aun estaban siendo traducidos, pero “que todavía no había ninguna pista”.

Siempre según el tabloide, después de la desaparición de Madeleine, Kate McCann dejó su trabajo como médico de cabecera y desde entonces mientras “los gemelos Sean y Amelie se divierten jugando con sus amigos en la guardería,” ella consagra su tiempo a “buscar pruebas que pudieran conducir a su hija”.

El artículo cuenta algunos detalles más de esta sorprendente “visita”, aunque no ofrece ninguna respuesta a las preguntas de los investigadores… nos preguntamos qué es exactamente lo que estaba haciendo el periodista “dentro de la mente de Kate McCann.” Probablemente debido a la falta de respuesta el tabloide cambió completamente el título del artículo.

A tres meses del segundo aniversario de la desaparición de Madeleine McCann, la nueva campaña de encantamiento de los McCann para el público ha sin duda comenzado, y se esperan artículos similares en la prensa británica.

Publicado por Duarte Levy

Traducción de Mercedes

English version