viernes, 6 de febrero de 2009

Caso Madeleine McCann - ¿Maddie y Joana otra vez? Entre la MALA PARENTALIDAD, las avellanas de los MENTIROSOS y la, presunta, INJUSTICIA CINOTÉCNICA

---

Câmara de Comuns

Paulo Sargento

La segunda quincena de enero fue, tal como yo esperaba, muy interesante.

¡El caso Maddie, volvió a tomar fuerza! El caso Joana interrumpido por un rocambolesco y, en mi opinión, inédito acontecimiento judicial. Método 3 demostrando su garra. Y Freeport distrayéndonos.

Aunque, desde la última vez que escribí, recuerdo que el Dr. Gerry McCann había vuelto a Portugal, por primera vez desde septiembre de 2007, supuestamente para, con uno de sus abogados, en este caso el Ilmo. Sr. Dr. Rogério Alves, mantener una reunión con el Excmo. Sr. Embajador británico en Lisboa, para averiguar lo que aun podía hacerse para encontrar a Madeleine.

¡El viaje tuvo lugar! El Sr. Dr. Rogério Alves estuvo, como todos pudimos ver, con el Dr. Gerry McCann y, por lo que se sabe, se reunieron con el Sr. Embajador.

Bien. ¡Esto sucedió! ¿Entonces por qué me repito?

Ya lo había afirmado y reafirmo: el argumento utilizado por el Dr. Gerry McCann es ilógico. Por sus propias palabras, asumió que aun no había leído todo el proceso (donde constan TODAS las diligencias efectuadas), porque, este, aun no estaba completamente traducido. Repito el tema que me intriga: ¿Cómo se pude querer saber, íntegramente, todo lo que se hizo? ¡No tiene sentido! Reitero que se escapa de la lógica.

Entonces, ¿qué vino a hacer, el Dr. Gerry McCann? Sin preguntar nadie, se afirmó que no vino a encontrarse con nadie del gobierno o ligado al gobierno. Pero, ¿qué gobierno? ¿El actual? Así que hay algo que no escapa a la lógica. Ni, contrariamente, a la afirmación anterior, podemos afirmar (sin juicio peyorativo sobre la verdad de la afirmación) que es mentira. Incluso tiene sentido que el Dr. Gerry McCann no haya venido a encontrarse con personas ligadas al ACTUAL gobierno (y juro que no estoy utilizando figuras retóricas para inducir la lectura hacia el caso Freeport). A pesar de todo, no se dijo nada, y en realidad, nada fue preguntado, sobre encuentros con miembros de anteriores gobierno o ligado a ellos. ¡Pues es! ¡Un buen truco! En algunos corredores, con ruidosa sordina, ha sido posible adjudicar a alguien la cuarta silla de la reunión: el primero nombre, bien lusitano, y el apellido, ¡claramente galo! Me quedo aquí. ¿Saben por qué? Porque, a partir aquí, ni Mendes Bota consiguió salvar el honor del convento: el Hombre que, en todas las encuestas, con seguridad, iba a ganar un Ayuntamiento fue rechazado por la Dirección del Partido del cual es militante activo, supuestamente, por no encajar en el perfil considerado adecuado para ese mismo ayuntamiento (bien, por lo menos, para alegría de sus detractores, perdón, de los que deciden, no he visto una historia, más ridícula, que la falta de experiencia política). Claro que estoy hablando de Gonçalo Amaral. Además de cobarde, vergonzoso y, visiblemente, manipulado, el acto de recusar la candidatura de Gonçalo Amaral consistió en la más ingenua expectativa de moneda de cambio al que he asistido en la política portuguesa (aunque solo tengo 43 años y hay alianzas políticas que son seculares).

Sin embargo, el caso Joana, después de la confesión, preanunciada por el Ilmo. Abogado de la Excma. Sra. Doña Leonor Cipriano (recuerdo la entrevista al Dr. Marcos Aragão Correia, en el semanario “O Crime” el 4 de diciembre de 2008), nuestros tribunales protagonizaron una de las escenas más extrañas de las que se recuerdan en Portugal: la expulsión de un abogado de la sala de audiencias por haber sido suspendido por el Colegio de Abogados, presuntamente, por el hecho de que el susodicho no había comunicado el cambio de su domicilio. Este acontecimiento hizo correr, convenientemente para algunos, ríos de tinta en varios periódicos. Sobre esto, aun tenemos que entender lo que pasó, realmente. Sin embargo, la confesión de Leonor Cipriano, que el Dr. Marcos Aragão Correia dice haber escrito de su mano, aunque con texto dictado por la señora, ha supuesto, como ya tuve ocasión de afirmar, otro punto desfavorable para Leonor Cipriano: uno más entre casi una decena de versiones, todas diferentes. ¿Qué podemos concluir con esto? Dos cosas. La primera es que Leonor perdió aun más su, ya escasísima y muy dudosa, credibilidad de testimonio. En segundo lugar, calculando el máximo común denominador de las diferentes versiones, concluimos la elevada consistencia de un elemento en las diferentes versiones: Joana, infelizmente, murió, o mejor dicho, fue asesinada, tal como indican la mayor parte de las pruebas forenses. La carta, además de haber sido escrita por el Excmo. Señor Dr. Marcos Aragão Correia, no habría sido dictada por una persona nacida en la zona del Algarve, con un grado de conocimientos bajísimo. Algunas afirmaciones denotan preocupación jurídica, a nivel de contenido (concretamente, la posibilidad legal de presentar, por el modo en que está narrada y la insistencia en pormenores que pueden constituir, potencialmente, pruebas para la acusación – pantalones ensangrentados). Pero, como reafirmo, el uso excesivo del gerundio y la inversión de posesivos y demostrativos constituyen un aspecto de la expresión lingüística más usual en Madeira, o, con algún esfuerzo, en algunas partes de Alentejo. ¿Quién dictó la carta? ¿Un madeirense? O, estando en Odemira, ¿un Alentejano?

En relación al caso Joana, a raíz de la citada “confesión” se habría alentado una nueva búsqueda en el lugar donde, presuntamente, el cuerpo de Joana estaría enterrado. Pero, después de varias búsquedas, efectuadas por el propio Abogado y familiares de Leonor Cipriano (¿qué familiares?) fue asumida la imposibilidad de continuar esta tarea debido a la falta de medios cinotécnicos.(perros pisteros). En realidad, este argumento merece alguna reflexión.

El Dr. Marcos Aragão Correia afirma, como muchas otras personas, que en Portugal no existen perros entrenados para detectar olor a cadáver. A pesar de todo, algunas personas afirman lo contrario, desde hace algún tiempo. Será, por lo tanto, una cuestión discutible. Aunque, siendo así, ¿por qué razón se llevó un perro de búsqueda y salvamento? Aquí, con absoluta certeza, la tesis de “si no tienes perro caza con gato” no cabe. Entonces, insisto, ¿por qué razón sería necesario un perro pistero que detecte olor a cadáver?

A pesar de que me reconozco como un completo ignorante en cuanto a la mayor parte de los aspectos de las cualidades de estos animales, debo presentar algunos argumentos especulativos que me surgieron como consecuencia de la, reclamada, afirmación del Dr. Aragão Correia: “En el caso Maddie trajeron un perro de Inglaterra para intentar encontrar pruebas contra los padres. ¿Por qué no lo hacen ahora para localizar el cuerpo de Joana?

Intentemos reflexionar.

No me hubiese sorprendido y hasta estaría de acuerdo, totalmente, con el Dr. Aragão Correia si el argumento de la Justicia Igualitaria que pretendió usar no hubiera sido traicionado por su contenido. Veamos lo que quiero decir, intentando ejemplificar cómo me parece que el argumento debía haber sido expuesto:

a) “En el caso Maddie trajeron un perro de Inglaterra para intentar encontrar pruebas contra los padres. ¿Por qué no lo hacen ahora para intentar arreglar pruebas contra la madre y el tío de Joana?, o, alternativamente,

b) “En el caso Maddie trajeron un perro de Inglaterra para intentar localizar su cuerpo. ¿Por qué no lo hacen ahora para localizar el cuerpo de Joana?

En realidad, hechas las preguntas de este modo, yo estaría completamente de acuerdo con la tesis del Dr. Aragão Correia.

Aun así, tendríamos, en mi modesta y, repito, poco sustentada opinión, un problema metodológico: en el caso Maddie, teníamos lugares y objetos concretos que permitirían desarrollar una metodología que es, prácticamente, intachable en cuanto a los resultados observados (Los perros visitaron varios apartamentos, varios coches, olieron diversas prendas de ropa, PERO, repito, PERO existían sistemas de control y “placebo”, si me permiten decirlo así, para que se entienda). En el caso Joana, además de ser la zona de búsqueda mucho mayor y de no existir ningún tipo de marcadores, se debía, en mi opinión, iniciar la búsqueda con arqueólogos y geólogos que intentasen delimitar las zonas donde existieran señales de una intervención no debida a fenómenos naturales (por ejemplo la erosión del viento o la lluvia en la modificación de accidentes topográficos) y a partir de ahí proceder a la búsqueda con otros métodos. Debo reconocer que es mucho más difícil detectar el olor a cadáver, pasados casi 4 años, que pasados 2 meses. Debo reconocer que sería mucho más difícil la discriminación de olores en zonas al aire libre que dentro de viviendas o en prendas de ropa utilizadas recientemente. Debo, entonces, concluir que la venida de los simpáticos y competentes perritos (repito, tienen 200 identificaciones positivas), en estas condiciones podría ser un fracaso. Además, permítanme una metáfora: en las condiciones descritas para el “monte das figuerias” (que, en si, comportan una serie de variables de dificilísimo o, incluso, virtualmente, control imposible) y pasados casi 4 años desde la trágica muerte de una niña, la probabilidad de que los perritos (por muy competentes que sean) encontrasen el cadáver de Joana sería, seguramente, inferior a la probabilidad de que alguien ganara el Euromillón 3 semanas consecutivas, apostando el mismo millón. Con todo, ¿a quién ayudaría el fracaso de los perros? ¡Exactamente! ¡Han acertado! A los defensores de la tesis del rapto de Madeleine McCann. Así, una de las pruebas más fuertes de la muerte de la pequeña Maddie sería atacada y los titulares no se harían esperar: Perros pisteros que identificaron olor a cadáver en el caso Maddie no encontraron ninguna pista del cuerpo de Joana. Confieso que la confesión de Leonor tampoco quedaría en buena situación. Pero, no sé porqué, me parece que los Medios, fundamentalmente, iban a denigrar la imagen de los simpáticos perritos y, en consecuencia, la de los comedores de sardinas.

Otro tema que, mientras tanto, vio la luz, y sobre el cual me pronuncié oralmente, respecto a las recientes noticias sobre la implicación de Método 3 en un tema que solo definiré como Traidores de las Avellanas. Esta Agencia ya demostró que tiene en su seno personas que son: MENTIROSOS, ESTAFADORES Y HÁBILES GESTORES DE COINCIDENCIAS. Para que no queden solo las palabras, que escribí y paso a justificar.

a) ¡Mentirosos! Prometieron que Maddie iba a aparecer antes de la Navidad de 2007 – ¡MENTIRA! Aseguraron que habían identificado al raptor de Maddie – ¡MENTIRA (si fuese verdad denúncienlo a las autoridades, para no adolecer de ningún tipo de delito a este sentido, y yo pediría, en ese momento, pública y humildemente mis disculpas por haber utilizado esta expresión, pero mantengo la anterior)!

b) ¡Estafadores! Se aprovechan de los trabajos de los demás. Las avellanas ya tenían dueño. Copiar páginas Web es vergonzoso. Aprovechar el trabajo de terceros es vergonzoso.

c) ¡Gestores de coincidencias! Afirman que, mientras trabajaban en el caso Maddie, fueron detenidos 13 pedófilos. No hagan que la policía española parezca una panda de parvos. Tengan Sentido Señores míos.

Déjenme decir que no se deben confundir las instituciones con algunas personas que pertenecen a las mismas. Es cierto que, en todas partes, hay buenos y malos. Si estuviera siendo injusto con la agencia Método 3, pediré disculpas públicamente después de que esta agencia se desvinculase de los actos practicados por algunos de sus miembros.

En cuanto al matrimonio McCann, me gustaría empezar, exactamente, por aquí.

¿Cuánto tiempo más piensan los Señores dejar el link de la agencia Método 3 en la Web FindMadeleine? ¿Incluso después de toda la información aparecida sobre la citada agencia, sigue teniendo un lugar privilegiado en el marcador “Investigación”, en la página Web donde aun hay mucha gente que quiere ayudar y contribuir? ¿Cuánto tiempo más?

¿Y la tienda online? ¿Se mantiene, incluso perdiendo una verdadera fortuna, como todos tuvimos la oportunidad de comprobar, en las cuentas del Fondo Madeleine? ¿Quién fabrica las camisetas? ¿Y las pulseritas?

Si es verdad que no tienen cuentas ni tarjetas de crédito a su nombre, ¿cómo pagan sus viajes? ¿Los gastos del Ocean Club? ¿Cómo viven económicamente sin relacionarse con ningún banco? ¿La hipoteca de su casa?

¿Y el precio de la página Web? En Portugal, el alojamiento de una Web cuesta 50 € al año. Cuando no tenemos dinero, diseñamos nuestras páginas o pedimos apoyo a los amigos competentes en la materia. Gastar mil veces más es insensato. Estoy seguro que existen miles de “webdesigners” que los ayudarían gratis. Hay gente solidaria en el Mundo, desde el momento en que sienten que es por una buena causa.

¿No deberían ser las traducciones del proceso LA PRIORIDAD para poder saber lo que se hizo, Dr. Gerry McCann? Aun hay suficiente dinero en el fondo. Por favor, traduzca el proceso. Es urgente. ¡Es imperativo!

Dra. Kate McCann, todos nosotros comprendemos su sufrimiento. No quiero creer que la idea de que anda deprimida y obsesionada, por leer durante 3 horas al día el proceso sea de su autoría. Creo que es una historia malévola de los tabloides. Por favor, procéselos porque están dando de usted una imagen materna muy mala. Una madre a quien le ha desaparecido una hija y no descansa más de tres horas al día, pasando las restantes 19 horas leyendo, sí. Podría asumirse como preocupante y reflejaría una perturbación emocional, en la que la persona estaría, de hecho, obcecada y no pensaría en nada más, ni tan siquiera en sus otros hijos.

Hablando de esto, los otros hijos.

Durante los primeros días después de la desaparición de Maddie, cuando algunas personas intrigaban consideraciones sobre la mala calidad parental de los McCann, intenté restar valor a esa idea, en varias ocasiones, interpretando benignamente las diferentes y más despreocupadas prácticas parentales educativas de los pueblos anglosajones. Hasta caí profunda y, hoy reconozco, estúpidamente, en defensa del matrimonio, afirmando que la cultura de mayor autonomía y su relación con el desarrollo educativo en algunos países era, en parte, resultado de prácticas parentales más promotoras de la autonomía y menos superprotectoras, afirmando que la superprotección y la afiliación eran más comunes en el sur de Europa, en particular, en los pueblos latinos, en general. Cuando reconozco la estupidez de lo que dije, tengo que confesar que no es en relación a lo que dije. ¡Lo mantengo! La estupidez fue no haber pensado que la práctica educativa que los McCann demostraron era predecesora de una de las mayores maldades he visto contra niños: dar a los gemelos regalos, diciendo que fueron enviados por Maddie.

Señores McCann:

No hagan de Maddie un Papá Noel que entrega regalos a los niños y que nunca, repito, NUNCA ha aparecido ni aparecerá.

Dejen que los gemelos hagan el luto por su hermana. Los Señores saben que ella no va a aparecer. Aunque se crea que los señores no tuvieron ninguna intervención en la desaparición de su hija (lo que no creo y tengo ese derecho como ciudadano), los señores fueron avisados que la excesiva mediatización aumentaba la probabilidad, en el hipotético caso de un rapto, que el putativo raptor eliminase a la niña. Si no quieren encarar el luto de Maddie, tienen ese Derecho y tendrán sus motivos. Pero, por favor, dejen a los gemelos hacerlo.

La niña, infelizmente, no volverá. No den esperanzas a los pequeños porque ellos no se acuerdan de su hermana. No tienen recuerdo de Maddie, a no ser por las fotos y por lo que les dice y, desgraciadamente, por lo que sabrán y entenderán cuando crezcan. No construyan falsos recuerdos a través de falsas ilusiones. Digan a los gemelos que Maddie es una estrella. Ellos sabrán lo que eso quiere decir. Hasta entonces, no dejen que ningún pacto utilice a los gemelos como medio.

Estos niños viven en un ambiente extraño. “¿Dónde estará Maddie? ¿Volverá? ¿Y si nos llevan a ese sitio?” Los niños no piensan como nosotros. Creen que son robados por fantasmas. ¿Y si ya vino uno?

Señores McCann

Nunca critiqué vuestras cualidades parentales.

Pero ante lo que hicieron con los gemelos tengo que, asumidamente, afirmar:

¡LOS SEÑORES SON MALOS PADRES!

¡Pidan consejo!

¡Hasta un día de estos!

Publicado por Paulo Sargento

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí