lunes, 16 de febrero de 2009

Caso Madeleine McCann - Agencia de detectives que busca a Maddie reclutó a un abogado para “quemar” a Gonçalo Amaral en el caso Joana Cipriano

---

Publico.pt

Especial SIC

15.02.2009 - 15h23 PÚBLICO

La agencia de detectives española Método 3, contratada por el matrimonio McCann para encontrar a su hija Madeleine, reclutó al abogado Marcos Aragão Correia –ligado al caso de la desaparición de Madeleine y, posteriormente, al caso Joana Cipriano- para que este consiguiera que Gonçalo Amaral, el ex coordinador de la PJ de Portimão, fuese el principal objetivo del proceso en el que está acusado de omisión de denuncia y tortura durante el interrogatorio a Leonor Cipriano.

Esta noticia, revelada hoy en un informativo especial de SIC, obra del periodista Pedro Coelho, explica la conexión entre las personas que rodean la desaparición de las dos niñas.

Joana Cipriano, la niña de ocho años que desapareció de su pueblo en 2004 y cuyo cuerpo nunca fue encontrado, acabo en la detención y condena a 16 años de prisión de su madre, Leonor Cipriano, por homicidio y ocultación de cadáver.

En febrero de 2005 Leonor Cipriano era titular de los periódicos, después de que el “Expresso” hubiese publicado una fotografías suyas con marcas negras en el rostro.

Después de este episodio, el detective Gonçalo Amaral y otros cuatro miembros de la PJ de Faro, fueron acusados por el Ministerio Público de omisión de denuncia de un acto de tortura cometido por los investigadores durante los interrogatorios a la madre de Joana.

Leonor Cipriano fue defendida durante toda la fase de investigación por el abogado João Grade dos Santos pero, “justo antes de empezar el juicio, la cliente prescindió de los servicios del abogados”, avanza SIC.

Años más tarde, después de la desaparición de la pequeña Madeleine McCann, el 3 de mayo de 2007, entra en escena la agencia de detectives Método 3, que intentó en ese momento reclutar al abogado de Leonor Cipriano, João Grade dos Santos, explicándole que su ayuda sería muy útil a su investigación, dadas las semejanzas entre ambos casos.

En ese momento, Método 3 se mostró muy disponible, incluso le indicaron que “el dinero para los gastos no sería un problema” y empezó el baile del tema “Gonçalo Amaral”. Solo meses más tarde, después de haberse negado a trabajar para la agencia española, se dio cuenta de que Método 3 tenía “agenda”.

Esa “agenda” era, según SIC, buscar un abogado que dejase a Gonçalo Amaral “fuera de combate”, ya que, en ambos casos, el detective parecía querer lo mismo: la culpabilidad de los padres. (Inciso: En el caso de Leonor Cipriano no se equivocó, ella misma ha confesado recientemente que su hija está muerta)

Ante la negativa de João Grade dos Santos, Método 3 abordó a otro abogado –el joven Marcos Aragão Correia, que llegó a participar en la búsqueda de Madeleine como médium y implicándose posteriormente en la investigación relacionada con el caso Joana, acabando por aceptar defender a Leonor Cipriano en el juicio contra los cinco inspectores de Faro.

“Los detectives de Método 3 se reunieron conmigo y me dijeron –estamos muy preocupados porque hay un elemento común en ambos casos- Gonçalo Amaral- que no está interesado en encontrar a las niñas, solo está interesado en incriminar a los padres. Sucedió en el caso Maddie y también en el caso Joana”, explicó Aragão Correia, citado por SIC.

El joven abogado aceptó inmediatamente la propuesta de la agencia española para hacer aquello que João Grade dos Santos se había negado a hacer: “Me quedé indignado –recuerda- pensé que el Sr. Gonçalo Amaral tenía un interés oculto en incriminar sistemáticamente a las madres, sin tener pruebas contra ellas”.

Fue después de una visita a Leonor Cipriano en la prisión de Odemira cuando Aragão Correia se convirtió en el defensor de Leonor Cipriano. “Fue Leonor quien me lo pidió. Me dijo que nunca nadie la había defendido así (Inciso: Algo de lo que Leonor se dio cuenta tras ¿15 minutos? de entrevista con el mediúmnico). Después de mucho pensar (Inciso: ¿15 segundos quizás?) decidí aceptar, y le comuniqué al Dr. João Grade dos Santos la decisión de Leonor”, avanza SIC, citando al causídico.

De este modo Marcos Aragão Correia asumió la defensa de Leonor, el proceso, relativo al juicio de Faro contra los cinco inspectores de la PJ, sufre un cambio de rumbo. “La gran pesadilla de Gonçalo Amaral fue que yo hubiera entrado en el caso” dijo Aragão Correia.

Paulo Pereira Cristóvão, ex inspector de la PJ y uno de los cinco arguidos de Faro, acusa a Marcos Aragão Correia de haber intentado hacer “un trato” con los arguidos, escribe SIC. “Ese trato era: acusar todos a Gonçalo Amaral que yo conseguiré que Leonor Cipriano diga que los señores no tuvieron nada que ver con esto”, explicó.

Marcos Aragão Correia, oído por el periodista Pedro Coelho, no desmiente la existencia del acuerdo (Inciso: Intento de acuerdo rastrero frustrado por la honestidad de los cuatro policías), aunque explicó que está relacionado con “un desahogo de uno de los arguidos”. “Ese arguido hizo llegar un mail a un amigo mío donde apuntaba como culpable a Gonçalo Amaral”, denuncia el abogado.

Escudándose en el “acuerdo de confidencialidad” que lo liga a Método 3, Marcos Aragão Correia no ofreció más pormenores al equipo que realizó el reportaje, aunque añadió: “Si estoy tomando partido por una de las partes, es obvio que esa parte me está dando apoyo moral.”

Tanto Método 3 como el portavoz del matrimonio McCann, contactados por SIC no quisieron prestar declaraciones.

Traducción de Mercedes

Artículo relacionado: SIC - Un puzle con historias cruzadas

Para hacer comentarios: Aquí